La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘cloruro sodico’

Demasiada sal contra la nieve mata árboles

Vivimos en un país de excesos. Ante un problema, o no hacemos nada o nos pasamos tres pueblos. Nos ocurre con la nieve. Para garantizar unas carreteras libres de hielo, el Plan de Nevadas del Gobierno prevé arrojar este invierno 16.524 toneladas de sal sobre el viario público, que se añaden a las tiradas a mansalva por los Ayuntamientos. De paso se matan miles de árboles, contaminando gravemente arroyos y acuíferos, por no hablar de la corrosión de los vehículos. Son los previsibles “daños colaterales” de los que nadie parece acordarse.

Diréis que primero es la seguridad vial y tenéis razón. Pero como en todo, en la medida está la virtud. Y con la sal en las carreteras las cantidades arrojadas sólo por precaución, o por si acaso, son a todas luces excesivas.

La primera alternativa sería esa, utilizar el cloruro sódico para impedir la formación de hielo en el asfalto sólo cuando sea necesario.

La segunda posibilidad es utilizar siempre que se pueda los métodos mecánicos, como palas y quitanieves.

Y una tercera posibilidad es usar otros productos químicos menos agresivos para con el medio ambiente, por que los hay. Como arena, salmuera (sal disuelta en agua, lo que reduce la concentración), e incluso sustancias del tipo del acetato de calcio y magnesio o el acetato de potasio, base de los anticongelantes comerciales libres de cloro.

En Berlín son los ciudadanos quienes deben limpiar la nieve de sus aceras o portales, y si usan sal para facilitar el trabajo pueden ser multados con hasta diez mil euros.

Aquí en España la arrojamos en cantidades ingentes en nuestras ciudades, sin control alguno, y cuando pasa el temporal el sobrante suele terminar en los alcorques de nuestros sufridos árboles urbanos, en las cunetas y en los ríos.

¿No os parece que en estos preciosos días invernales se puede usar la sal con más cabeza medioambiental?