BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Aunque no estés gorda puedes ser una ‘gordibuena’

Y tú que pensabas que tu vida era complicada cada vez que ibas de compras al Zara y se había agotado tu talla. Tú, que podías permitirte el lujo de que si la talla S te parecía demasiado ajustada comprarte una M que te quedara más suelta. Tú, sí, tú, que lo peor que te ha pasado en el H&M era que el sujetador que te querías comprar tuviera la braga a juego agotada.

Si te has sentido identificada con cualquiera de estas situaciones, tienes la gran suerte de que tu físico entra en los cánones de las tiendas de moda españolas.

Pero que entres en una talla convencional no significa que no haya vida (y cuerpos) más allá. Por mucho que las tiendas te clasifiquen en ‘S’, ‘M’ o ‘L’ hay muchísimas de nosotras que se quedan fuera de esas letras. Ayer hablé con dos mujeres fuera de serie (de la serie de confección de ropa de la marca Inditex, quiero decir), Elena Devesa y Rebeca Gómez, las creadoras de WeLoverSize, una web con unos 2.500 artículos y más de un millón de visitas al mes (esto es por arrojar algunos datos y os deis cuenta de que estoy hablando de dos mujeres importantes con un #gordibuenasarmy de seguidoras bastante considerable).

Elena y Rebeca junto a maniquíes de H&M

Elena y Rebeca junto a maniquíes de H&M. MARA MARIÑO

Lo primero que pienso nada más sentarme con ellas es “Joder, ¿por qué a mi el eyeliner nunca me queda así de bien?” (es que en serio, siempre parece que me lo ha pintado un mono con los ojos vendados). Porque Elena y Rebeca serán gordas, que lo son (aunque no me refiero a ‘gorda’ como descalificativo sino como adjetivo, al igual que ellas de mi podrían usar ‘blancucha-nivel-se-le-marcan-las-venitas-azules-bajo-el-ojo’), y también son preciosas. Y en cuanto abren la boca y oigo lo que me cuentan mientras se van hinchando de orgullo (por mucho que les pese el pecho copa JJ) por el éxito de su web, de su libro y de su férrea autoestima, me gustan más. En definitiva, son un par de ‘gordibuenas’.

Las gordibuenas, según su libro son aquellas que “pese a no tener un físico de portada de revista, hacen todo lo posible por sentirse bien consigo mismas (…) no tienen miedo a la palabra ‘gorda’ y son las primeras en reírse de sí mismas conscientes de su atractivo”. Es decir, exactamente igual que en mi familia paterna nos reímos de los dedos de los pies tan feos que nos han tocado y aún así seguimos poniéndonos sandalias porque somos más que diez morcillitas blancas.

Aunque una de las cosas que desprenden es seguridad, me dejan claro que ser ‘gordibuena’ no es sencillo. Básicamente porque, como la gran mayoría de las tiendas no tienen en cuenta tallas más allá de la 40, “no hay talla ni en la tienda ni en el almacén ¡y yo también tengo derecho a probarme la ropa!”. Así que se ven obligadas a vestir como abuelas (¿posible idea para una petición de Change.org?). Aunque gracias al siglo XXI y a la magia de Internet pueden hacerse con prendas de su talla sin renunciar una pizca al estilo. Les gusta comprar especialmente en aquellas tiendas que hacen pasarela. Una de ellas afirma que cuando las modelos desfilan con las prendas “si ves que al andar se le bambolea una teta ya sabes que a ti te va a pasar“.

Sin embargo, me hacen saber que, aún con esas, puede haber problemas. Lo peor, según ellas es que “no hay sitios a los que ir cuando hay urgencias” y que cuando ven una prenda que les gusta y les sienta bien “vas haciendo acopio por si dejan de hacerla” dice Rebeca, mientras me imagino, en mi caso, comprando cientos y cientos de tangas de cinturilla de encaje de 4,50 del Primark, porque son las únicas que no me dejan la gomilla marcada.

La lencería, esa es otra. Las ‘Portadoras de Pechuguitas‘ (PPitas según WeLoverSize) apañamos con lo que sea, total, tampoco es que haya mucho que se vaya a escapar. Pero en su caso, hablando en plata, tienen un par de ‘pechotes’ que habrían tenido a Antonio Recio todo el día tras la mirilla. Y claro, que por mucho que vayamos de ‘progres’, en España no se hacen sujetadores de tanta talla. Bueno, hacerlos, lo que se dice hacerlos, se hacen. Pero como son tan bonitos como un arnés de paracaidista, tuvieron que ir a Londres, donde, viendo tanta varidad y color, alguna soltó una lagrimilla de emoción.

DSC_0891

Elena y Rebeca posando en Gran Vía. MARA MARIÑO

Tienen claro que quien podría cambiar la situación es el empresario detrás de la tienda. Su idea es hacer de WeLoverSize un movimiento real que llegue a las calles. “¿Es un buen momento para ello?” les pregunto pensando en la revolución curvy que estamos viviendo con la irrupción de modelos de tallas grandes en catálogos y campañas. En realidad son “tallas grandes entre comillas”, como dicen ellas. Las modelos de tallas grandes de Asos, aunque miden 1.80 no pasan de la talla 38. Algo parecido a Marisa Jara, modelo de “tallas grandes” que, coincido con una de ellas, cuando dice que en su opinión “Marisa Jara es curvy pero no tiene una talla grande”. ¿Es una revolución de las tallas o es una oportunidad de negocio para que las tiendas publiciten su marca como algo para todas? “A día de hoy es un lavado de cara” nos afirma una de ellas. “Se ha puesto de moda, pero lo malo de las modas es que son efímeras“.

La talla genera polémica en España. Cuando no es por lo delgada que sale tal o cual actriz en un photocall es porque otra acaba de parir y, como aún no ha perdido los kilos del embarazo, se le pone de morsa ártica para arriba. “Somos un país de marujeo” me dice una mientras la otra completa “un país acomplejado que se mete con complejos ajenos para olvidarse de los propios“. Reinas magas en las cabalgatas, mujeres barbudas ganando Eurovisión y aún así un buen número de detractores y trolls bombardeándolas con comentarios negativos. Pero no les preocupa. “Si algo no te gusta ¿por qué lo miras?” dice una de ellas mientras que la otra afirma que “cuando criticas es porque en ti hay algo que te incomoda“.

Son dos, pero no están solas ni tienen pelos en la lengua. “¡Hablamos de todo lo que no habla nadie, hasta de complejo de chocho grande!”. Son conscientes de que esto, ya no es cuestión de tallas, que su revolución, la ‘primavera WeLoverSize’, es ya un movimiento que aboga por la autoestima y el amor propio.

“Y yo, que leí el libro y sin ser de talla grande, sentí que era para mí porque aún con mis inseguridades, no dejo que me definan… ¿También puedo ser ‘gordibuena’?” les pregunto. Ambas me confirman al unísono “¡Por supuesto que sí!”

Aquí os dejo algunos posts suyos que merece la pena leer si queréis conocerlas:

 

 

 

 

17 comentarios

  1. Dice ser Laura

    Desconocía quienes eran Elena y Rebeca, hasta ahora que acabo de leer tu post. Me parecen dos personas estupendas y definirse como gordibuenas un acierto. Me hago fan de ellas y tal como nos cuentas tu encuentro con las dos, me he imaginado entre vosotras, compartiendo una forma de ver la vida, muy diferente a la que pretenden que aspiremos, con los anuncios que muestran imágenes estereotipadas. Enhorabuena a las tres. ¡GORDIBESOS!

    21 Enero 2016 | 10:41

  2. Dice ser truli

    Me he sentido identificada con lo de los tangas de cinturilla de encaje de Primark!! lo bueno es que ya los venden muy parecidos en H&M 😉

    21 Enero 2016 | 10:44

  3. Dice ser Fer

    Gordabella!

    21 Enero 2016 | 10:53

  4. Dice ser cd

    Por que los mass mierda les gusta etiquetar a las personas?

    21 Enero 2016 | 11:00

  5. Dice ser Juan

    Tan malo es promocionar la delgadez extrema, como se suele decir de la moda “general” como estas señoras.
    Estar orgullosa de no cuidarse, y darle mas importancia a la ropa, al maquillaje y a ir “arreglada” que a lo que de verdad importa, la salud, no creo que sea síntoma de quererse mucho.

    21 Enero 2016 | 11:56

  6. mara-viste-y-calza

    Querido Juan:
    Antes que nada, gracias por dedicarle tiempo a leer el post y a comentarlo.
    Si visitas WeLoverSize comprobarás que en ningún lado defienden con orgullo el no cuidarse, sino todo lo contrario, tienen una sección dedicado a ello. Son conscientes de que su salud es lo primordial. Lo único que no quieren ser tratadas de manera diferente (ni mucho menos ser desprestigiadas por su peso) mientras logran esa mejora en su calidad de vida.

    Un saludo

    21 Enero 2016 | 12:08

  7. Dice ser Pebbles

    Gracias Mara por acercarnos a Elena y Rebeca a aquellas personas que no las conocíamos y que estamos encantadas de haberlo hecho al leer tu post.
    Me gusta la gente que se define como abanderada de defender la autoestima, el sentido común y el bienquererse a uno mismo para así poder querer sinceramente a los demás , por eso me gustan ellas y por eso me gustas tú , me parece que ninguna de las tres tenéis pelos en la lengua…ni falta que os hacen !!!

    Suerte a las tres en vuestros blogs !!!

    21 Enero 2016 | 12:23

  8. Dice ser Cristina

    OLE Y OLE Y OLE!!!! Sois las dos una maravilla!!

    21 Enero 2016 | 12:34

  9. Dice ser Juan

    mara-viste-y-calza he visitado la pagina, y si, hablan de estar sanas de cuidarse de quererse… si yo no lo niego, pero el mensaje de fondo para mi es el mismo que el que años atrás se daba desde la moda de que estar delgada cual fideo era lo mas.

    Estar sano/a con kilos de mas es perfectamente posible, por supuesto, pero para alturas y físicos promedio (una mujer de 1,85 no es lo habitual) llevar una talla 44 y estar sana es difícil, máxime por que quien se cuide de verdad, lo cual no es ser esclavo del deporte o de una alimentación poco.. “apetecible”, tiene muy difícil estar con ese sobrepeso salvo claro, problemas hormonales muy graves que tendrán un porcentaje muy reducido de la población, muy lejos del de personas con sobrepeso en España que supera el 50%.

    Creo que las modas y quienes intentan influir no hay manera que tiren hacia un termino medio, o promocionan delgadez extrema, o culto desmedido al cuerpo(musculación) o ahora el tener kilos de mas “las gordas estamos de moda” como reza un articulo de la pagina de estas señoras.

    No hay que avergonzarse de tu físico, no hay que deprimirse, pero hay que cuidarse, 365 días al año(y comer helado, chocolate, vaguear un Domingo, o comer una hamburguesa caben perfectamente) y ese es el reto y el modelo que debería promocionarse.

    Ah, y dando la razón a un articulo de la pagina de estas chicas, y que quede bien claro, estar delgado tampoco es sinónimo de estar sano, pero aunque yo en mi no aplico culto al cuerpo, siempre y cuando no sea una obsesión no veo mal que alguien quiera tener un determinado físico, ya sea un chico queriendo el cuerpo de Bradd Pitt o una chica el de Nina Agdal, aunque se crean objetivos inhumanos, en realidad son fáciles con un poco de constancia.

    21 Enero 2016 | 13:14

  10. Dice ser el cuerpo, oh, el enemigo de las mentes elevaaaaadas

    Las mujeres que me gustan son así, y no sólo por el físico, que también:
    http://www.taxidrivermovie.com/pictures/eugenie-bouchard-012116b.jpg
    No importa la talla, sino el espíritu.
    Sobre una revista que dice amar el cuerpo y la belleza natural de las personas… y luego sacar fotos de personas desnudas pero cubriéndose “decorosamente” esas partes del cuerpo que dicen amar pero censuran, m ereculta tremendamente desilusionante.
    Luego hablan de cuerpo y mente, como si la mente no fuera parte indivisibledel cuerpo… Cosas extrañas, palabrería rimbombante, que esconden antinaturaleza y represión por todos los poros.

    21 Enero 2016 | 13:38

  11. Dice ser Vengador tóxico

    Conclusión: compasión para con un par de gordas sin fuerza de voluntad. Yo peso 62kg, mido 1,73cm y siempre q puedo voy a pie a todos lados, prescindo de ascensores, escaleras mecánicas,… hace 6 años pesaba 84kg, ahora me hago más de 15km a la semana nadando, llueva ó hiele ahí fuera; después de 12h fuera de casa te aseguro q meterme 1 hora de natación a las 21:30 de la noche en pleno invierno cuesta, pero claro es más fácil lloriquear por internet mientras te zampas unos donetes q dedicar una hora TODOS LOS DÍAS a practicar ejercicio

    21 Enero 2016 | 16:29

  12. Dice ser Rosalía

    Por lo que he leído por aquí se ha criticado la gordura con no estar sana. Hay personas que no pueden estar delgadas, su cuerpo no las deja. Yo por ejemplo jamás podré ser un palillo. Las lorzas no se me caen de lado a lado pero sí es cierto que tengo más volumen que la media, aunque eso no me impide estar totalmente sana, no tengo problemas de salud porque mis piernas estén más rellenitas que las de las demás, y es muy triste no encontrar talla en las tiendas que normalmente invaden tu ciudad. Me ha gustado mucho el artículo, estas dos chicas levantan el ánimo a muchísima gente, me encanta la gente que viste bien independientemente de qué resultado les de una báscula. Sonará a tópico pero lo que realmente gusta es la actitud que tenga esa persona.

    21 Enero 2016 | 17:04

  13. Dice ser Jeeves

    No hay manera de mantener un equilibrio razonable en nada. Somos muchos los que estamos hartos de esos esqueletos que se pasean por las pasarelas y preferimos mujeres con curvas, pero con todos mis respetos, una cosa son las curvas y otra las gorduras injustificables. Soy mayor y recuerdo que antes no había tantos gordos en España, sencillamente no había dinero para gastar en porquerías. Hoy, a la gran mayoría le sobra dinero para esas cosas y pretenden vendernos que estar gordo es simpático o gracioso. Lo siento, pero estar gordo es en un 99% porque no se cuidan y eso no es nunca simpático.

    21 Enero 2016 | 19:59

  14. Dice ser may

    tomad y leed, haters, porque esta es la mejor respuesta a los que criticais a la gente gorda, y meteos en vuestras fantásticas vidas sanas y delgadas: http://weloversize.com/queridodiario/las-gordas-estamos-de-moda/ y comprended que hay gente que no le sale de las narices estar delgada y no por ello está mal de salud. Os pondría miles de ejemplos de mi entorno familiar entre los que destaca una persona que tiene una salud mejor que la mía, con mi talla 36. ea.

    21 Enero 2016 | 20:03

  15. Dice ser Daenerys

    ¿Cómo debo etiquetarme yo, sana, con más de 50 años, 1,60 m y que a duras penas puedo y he podido llegar a los 39 kilos durante toda mi vida, que uso la misma talla que cuando tenía 12 años, no me compro ropa, porque no puedo y porque tengo la suerte de haberla guardado, aunque esté “pasada de moda” (lo cual me la refanfinfla)?

    ¿Flaquibuena?

    Dejaos de gilipolleces y de estereotipar a la gente; yo estuve acomplejada un montón de años porque no era “como las demás, a las que envidiaba, me llamaban anoréxica sin serlo, esqueleto y cosas así de divertidas y que no me vengan con autoayudas baratas porque en el fondo están tan acomplejadas como yo, pero queda más bonito con sonrisa y sobre todo ganando dinero con ello y con la palabra mágica: “autoestima”.

    Nadie está contento con un cuerpo como el mío o el de ellas, y tú, guapita de las tangas Primark, eres la más hipócrita de todas, porque te identificas con ellas y tal, pero luego pasas por las narices (“dices”) que te pones unos tangas que estas dos chicas (o yo misma, que tengo que usar bragas de niña porque las XS me caen, qué gracia me hace) nunca nos podremos poner.

    O sea, sí, “simpatizo con la causa, son maravillosas, guapísimas (peloteo falso) pero yo no soy como ellas, tomad nota”.

    22 Enero 2016 | 00:02

  16. Dice ser para Daenerys

    tu no eres flaca tu eres un grupo de huesos con piel, que grima por dios, eso no es normal ni natural, la gente debe de vomitar cuando pasas y aun orgullosa de decirlo

    23 Enero 2016 | 10:37

  17. Dice ser Daenerys

    Ya veo cuanta solidaridad hay por aquí con las gordas (que no representan peligro para las “tallas 42”) y qué poca con los esqueletos como yo. Pues yo también quiero ser estereotipada, porque no soy “normal”, aunque, no, no estoy orgullosa de decirlo, ¿dónde he dicho yo eso? Precisamente me visto con montones de fulares (de aquellos enormes de los 90), ropas amplias y capas superpuestas y no he visto provocar ningún vómito a mi paso, es más, nadie me mira y si lo hacen es por mi aspecto estrafalario, no me gusta, pero al menos escondo el problema del QUE NO ESTOY ORGULLOSA.

    Pero bueno, estoy contenta, la manipuladora de arriba ya me ha estereotipado, y como los videntes online ha dado el veredicto de “tu no eres flaca tu eres un grupo de huesos con piel, que grima por dios, eso no es normal ni natural, la gente debe vomitar cuando pasas y aun orgullosa de decirlo” sin haberme visto en la vida, que desbordamiento de inteligencia y clarividencia: “un grupo de huesos con piel”, bien, vamos bien, tú eres lo mismo aunque seguramente con más grasa por tanto que me insultas. Ahora entiendo las críticas a la reina, que si no come, bueno, todo lo que me han llamado a mí, cuando resulta que está estupenda (yo no, lo reconozco), y todo es producto de la envidia… En fin, si alguien encuentra un estereotipo mejor para mí, porque eso de “grupo de huesos con piel” somos tod@s, que me lo ponga si quiere.

    24 Enero 2016 | 20:20

Los comentarios están cerrados.