BLOGS Deportes
Bravo, Fernando – Fórmula 1 y Fernando Alonso Bravo, Fernando – Fórmula 1 y Fernando Alonso

El blog de Fórmula 1 de 20minutos.es, por un alonsista.

Entradas etiquetadas como ‘500 millas’

Chevrolet y Honda se pelean por tener a Alonso en la IndyCar

Alonso, el año pasado en Indianápolis.

Hace unos días pudimos leer en algunos medios que Honda no quería suministrar motores para Fernando Alonso en la IndyCar debido a un supuesto malestar con el piloto asturiano por sus críticas a la marca en la Fórmula 1 y por su asociación con Toyota en el WEC.

Nada más lejos de la realidad. En Honda no son tontos y saben perfectamente el impacto mediático que tiene poner el escudo de su marca en el mono de Fernando. De hecho, un responsable del fabricante japonés se pronunció al respecto en la revista Autosport:

“Alonso es uno de los mejores pilotos de esta generación y disfrutamos mucho en 2017 trabajando con él en las 500 Millas de Indianápolis. Tener a Alonso como piloto es un beneficio obvio para cualquier equipo o fabricante”

Pero a Alonso no le faltan ofertas. El otro proveedor de motores de la IndyCar, el fabricante americano Chevrolet, también suspira por tener al bicampeón español de la Fórmula 1.

Tanto es así, que Chevrolet ya está tanteando al equipo Andretti Autosport (con el que Alonso debutó en las 500 Millas) para que deje Honda y se cambie a los motores americanos con el asturiano en sus filas. Lo ha dicho el responsable de Chevrolet, Mark Kent, en Autosport:

“Incorporar a Alonso a la lista de pilotos de la IndyCar es una posibilidad emocionante para la categoría. Si se presenta la oportunidad, estaríamos abiertos a conversaciones con Andretti Autosport para que vuelvan a colaborar con Chevrolet”

PD. Sea con Honda o Chevrolet, espero ver a Alonso en las 500 Millas el año que viene.

Las tres opciones que baraja Fernando Alonso para 2019

Fernando Alonso (Foto: Efe).

Desde luego que Fernando Alonso no descubrió la pólvora cuando después de realizar su test para la IndyCar en Alabama enumeró las tres opciones que baraja ante la posibilidad de competir en Estados Unidos la próxima temporada:

“Puedo hacer el campeonato completo, puedo hacer una sola carrera o puedo no hacer nada”

Voy, sin embargo, a desgranar un poco esas tres opciones y lo que suponen tanto para Fernando como para los aficionados:

1. Temporada completa: Afrontar el campeonato completo de la IndyCar es, sin duda, la opción más atractiva para todos. Para Alonso supondría la posibilidad de ganar el campeonato más prestigioso que se disputa al otro lado del Atlántico y añadirlo a sus títulos en Fórmula 1 y al que probablemente logrará en el Mundial WEC. Fernando podría ser el primer piloto de la historia en ser campeón de F1, IndyCar y WEC. Para sus seguidores supondría, además, la oportunidad de verle competir con frecuencia, aunque con horarios un poco extraños debido a la diferencia horaria con EE UU.

2. Una carrera: Alonso disputaría únicamente las 500 Millas de Indianápolis, la carrera más emblemática de la IndyCar y probablemente del mundo. Ganar las 500 Millas es el gran objetivo del asturiano y le permitiría completar la Triple Corona tras sus victorias en GP de Mónaco y 24 Horas de Le Mans. Es la segunda opción más atractiva para los aficionados. Verle correr de nuevo en el óvalo de Indianápolis levantaría una enorme expectación. Creo, sin embargo, que disputar la temporada completa de la IndyCar le ayudaría a preparar mejor esta carrera.

3. No hacer nada: Evidentemente, es la peor opción, pero eso no significa que Alonso esté cruzado de brazos en 2019 porque, como mínimo, continuará disputando la temporada del campeonato mundial de resistencia (WEC), que termina en junio del próximo año. Es decir, Fernando disputaría en 2019 al menos tres pruebas, incluidas las 24 Horas de Le Mans.

PD. Espero verle disputando la temporada completa de la IndyCar y dejando su sello en los circuitos americanos. No hay duda de que la IndyCar y, por supuesto, las 500 Millas de Indianápolis, son carreras mucho más divertidas que la Resistencia o, incluso, la F1 actual.

Alonso no busca la Triple Corona, busca lo que ningún otro piloto ha logrado

Mucho se habla de que el objetivo de Fernando Alonso es convertirse en el segundo piloto de la historia en conquistar la Triple Corona (GP de Mónaco de F1, 24 Horas de Le Mans y 500 Millas de Indianápolis) después de Graham Hill, pero en realidad Fernando persigue un objetivo mucho más ambicioso.

El asturiano quiere convertirse en el primer piloto de la historia en ganar el Mundial de Fórmula 1, el Mundial de Resistencia y el Campeonato de la IndyCar, los tres certámenes más prestigiosos del automovilismo mundial.

Como he dicho, sería un logro inédito en el automovilismo de competición, que confirmaría a Alonso como el piloto más completo de la historia.

De momento, ya tiene en el bolsillo dos Mundiales de Fórmula 1 (2005 y 2006) y este año va camino de proclamarse campeón del Mundial de Resistencia (WEC).

Después de haber ganado las dos primeras pruebas del WEC (6 Horas de Spa y 24 Horas de Le Mans), el asturiano es líder destacado del campeonato y ya ha dejado claro que es su objetivo prioritario este 2018:

En su horizonte solo faltan las 500 Millas, la mítica carrera americana que el año pasado no pudo ganar por la rotura del motor Honda de su monoplaza en las últimas vueltas.

No hay ninguna duda de que en 2019 volverá a intentarlo en Indianápolis y, si el McLaren no da síntomas de poder luchar por el Mundial, quizás decida afrontar la temporada completa de la IndyCar.

PD. Si McLaren no se pone las pilas, podríamos tener un 2019 sin Alonso en la F1.

McLaren prepara el desembarco de Alonso en la IndyCar en 2019

Fernando Alonso, el año pasado en Indianápolis (Foto: archivo).

En la escudería McLaren tienen una consigna muy clara: mantener a Fernando Alonso a toda costa. Y como en la Fórmula 1 no están yendo demasiado bien las cosas, están preparando el terreno para competir la próxima temporada en la IndyCar.

El objetivo es que si Alonso se cansa de pelear en la Fórmula 1 con un McLaren poco competitivo, el equipo pueda ofrecerle una alternativa en la IndyCar, una opción muy atractiva para el español en su deseo de ganar las 500 Millas de Indianápolis.

Zak Brown, máximo responsable de McLaren, lo ha explicado en la revista americana Racer:

“Estamos considerando seriamente la IndyCar, pero debemos hacerlo de una forma que no comprometa nuestras actividades en la Fórmula 1. Tiene que ser un proyecto comercialmente viable, en el que creamos que podemos ser competitivos y que se ajuste a nuestra marca”

Brown asegura que están en conversaciones con los dos fabricantes de motor de la IndyCar, Honda y Chevrolet, para intentar alcanzar un acuerdo que, de momento, está bien encaminado:

“Los dos fabricantes hacen un excelente trabajo en la IndyCar y hemos hablado con los dos para explorar el futuro. Todavía no hemos terminado las negociaciones, pero se ven favorables. Tomaremos una decisión en los próximos meses que nos permita estar preparados para 2019”

No tengo ninguna duda de que con la alternativa de la IndyCar sobre la mesa, Alonso tendrá alicientes suficientes como para renovar su contrato con McLaren.

Fernando tendrá, además, la posibilidad de comprobar el rendimiento del próximo McLaren en la pretemporada 2019 para, en caso de que sea un monoplaza competitivo, afrontar el Mundial de Fórmula 1 al completo y, en caso contrario, decidirse por la Indycar.

Seguir en nómina de McLaren tiene otro punto a favor para Alonso. Y es que le permite mantener abierta la puerta de la Fórmula 1 para volver al Mundial en 2020 o 2021, cuando la escudería británica le asegure un monoplaza competitivo.

PD. Para McLaren sería bueno correr en la IndyCar con Honda porque mantendría así el vínculo con los japoneses y, en caso de que milagrosamente logren un motor competitivo en la Fórmula 1, sería más fácil recuperar su asociación pasada.

Alonso lo deja claro: prefiere Indianápolis al tostón de Mónaco

Fernando Alonso tras abandonar en Mónaco (Foto: efe).

Fernando Alonso ha sido muy claro después del GP de Mónaco: “Ha sido la carrera más aburrida de la historia”. Y no ha ocultado que se lo pasó mucho mejor hace un año compitiendo en las 500 Millas de Indianápolis, carrera que también se celebra este domingo. Esto ha dicho cuando le han preguntado si vería por televisión la carrera americana:

“Sí, ahora voy a ver las 500 Millas, al menos me divertiré un poco porque seguro que los que han visto el GP de Mónaco estarán un poco dormidos”

Y poco después ha escrito un mensaje en su cuenta de Twitter en el que ha calificado las 500 Millas como LA CARRERA del día, así, escrito con mayúsculas, dejando muy claro que el GP de Mónaco no puede competir con Indianápolis en cuanto a espectáculo:

La verdad es que no le falta razón a Fernando porque urge una remodelación del circuito de Mónaco. Sé que no es fácil porque las estrechas calles del Principado no dan para muchas modificaciones, pero tanto los organizadores del Gran Premio como los dueños de la Fórmula 1 tienen que estrujarse las neuronas para encontrar una solución.

No puede ser que la carrera más emblemática del Mundial se haya convertido en los últimos años en un desfile de coches en el que no hay adelantamientos, salvo que la lluvia o algún accidente lo remedien.

El circuito de Mónaco se ha quedado pequeño para la Fórmula 1 moderna, con unos monoplazas tan grandes y optimizados que no dejan margen para los adelantamientos.

Dicho esto, ha sido una lástima ver el segundo abandono de McLaren este año, pero me quedo con el buen rendimiento de Alonso el sábado, que le permitió ser séptimo en parrilla, su mejor resultado esta temporada.

El nuevo morro que estrenó McLaren en el GP de España y las últimas actualizaciones de la escudería británica funcionan. Si hablamos de rendimiento puro, McLaren ha sido el cuarto equipo más fuerte en el Principado.

PD. Me gustaría que en 2018 no coincidan Indianápolis y Mónaco para volver a ver a Fernando en las 500 Millas, pero sin renunciar a la Fórmula 1.

Radio de Alonso antes de romper el motor en Indianápolis: “Los pasaremos a todos”

Ya os comenté en un post anterior que Fernando Alonso tenía preparado un gran ataque final en las últimas vueltas de las 500 Millas de Indianápolis, que se vio abortado, como todos sabéis, por culpa de la rotura de su motor Honda a falta de 21 vueltas.

Pero ahora tenemos también un documento gráfico que demuestra la enorme confianza que tenía Alonso para afrontar el tramo decisivo de la carrera.

En este vídeo se puede escuchar la conversación por radio que mantuvo Fernando con su ingeniero cuando salió uno de los últimos coches de seguridad y el asturiano se quedó rezagado en la duodécima posición:

El ingeniero le comenta a Alonso quiénes son los pilotos con los que considera que se jugará la victoria final y le pregunta al asturiano si sabe cuáles son esos coches o si necesita que le indique el número de cada uno. La respuesta de Fernando es la siguiente:

“We will pass all of them (los pasaremos a todos)”

Y en ello estaba Alonso, que había remontado ya hasta la séptima posición, cuando se produjo la fatídica rotura del motor Honda.

PD. Una respuesta digna de un samurái.

Alonso preparaba un gran ataque en Indianápolis cuando se rompió su motor

Alonso se baja de su monoplaza roto en las 500 Millas (Foto: Efe).

Fernando Alonso no pudo terminar las 500 Millas de Indianápolis este domingo por culpa de la rotura de su motor, cómo no, Honda.

Pero aunque Fernando no cruzó la meta de la mítica carrera americana, no cabe ninguna duda de que ha sido, junto a Takuma Sato, el gran triunfador de las 500 Millas.

Su excepcional rendimiento, que le permitió liderar la carrera durante 27 vueltas, y algunos adelantamientos de mucho mérito, le han valido el reconocimiento unánime de la prensa deportiva americana, que ya sueña con volver a contar con Alonso en 2018.

Aquí podéis ver uno de esos adelantamientos del español, a Hunter-Reay:

También el público de Indianápolis, unos 300.000 aficionados en las gradas, se puso en pie para ovacionar a Fernando cuando se bajó de su monoplaza roto. Alonso era, sin duda, el favorito del público junto a los pilotos estadounidenses.

Y los elogios al rendimiento de Alonso en las 500 Millas son, evidentemente, merecidos porque siendo un novato (solo tuvo diez jornadas de prácticas) tuvo opciones de victoria hasta que su motor Honda se rompió.

Es más, el derrumbe del propulsor japonés se produjo a falta de 21 vueltas, cuando Alonso rodaba en séptima posición y justo cuando el asturiano estaba preparando un gran ataque final.

De hecho, Fernando había estado ahorrando neumáticos en las vueltas previas para preparar ese ataque a los puestos de cabeza en las vueltas finales. Solo el inefable motor Honda evitó que Alonso se lanzara a por la victoria en el que habría sido seguro un apasionante final de carrera. “Quién sabe dónde habría podido acabar”, se lamentó el bicampeón español.

PD. No sé si Alonso habría ganado las 500 Millas, pero estoy convencido de que habría estado en la batalla final junto a Sato y Castroneves si el motor Honda hubiera resistido.

Alonso gana el premio al ‘novato más rápido’ en Indianapolis

Todavía no se han disputado las 500 Millas de Indianapolis, pero Fernando Alonso ya ha obtenido el reconocimiento de aficionados, equipos de la IndyCar, pilotos rivales y periodistas americanos.

Su quinto puesto en la parrilla de salida ha logrado el elogio unánime de todo bicho viviente alrededor de Indianapolis.

Y una prueba más de ese reconocimiento unánime es el premio anual al ‘novato más rápido’ que la organización ya le ha entregado a Alonso.

El premio se entregó este martes, pero Alonso no pudo recogerlo en el circuito de Indianapolis porque estaba promocionando la carrera de las 500 Millas en Nueva York. En su lugar, fue el tricampeón de las 500 Millas, Johnny Rutherford, quién recibió el trofeo en nombre de Fernando.

El propio Alonso ha publicado en su cuenta de Instagram una imagen de este prestigioso trofeo anual en el que figura su nombre y la velocidad media que alcanzó en calificación: 231,300 millas por hora (372,2 km/h):

Esa velocidad le permitió asegurarse la quinta posición en la parrilla de salida para las 500 Millas. Solo por comparar, el siguiente novato en la parrilla será Ed Jones, en el undécimo puesto.

PD. Podríamos decir que Fernando ya ha triunfado antes de tomar la salida el próximo domingo.

¿Por qué nadie ha logrado hacer lo que ha hecho Alonso en Indianapolis?

Alonso, rodando cerca del muro en Indianapolis (Foto: Efe).

Fernando Alonso arrancará desde la quinta posición en las 500 Millas de Indianapolis después de protagonizar este fin de semana una auténtica exhibición impropia de un novato en el óvalo americano.

Alonso fue el único ‘rookie’ que se clasificó el sábado para el Fast Nine (los nueve pilotos más rápidos en calificación) y en esa ronda final consiguió finalizar en quinta posición. Lo dicho, un rendimiento impensable para un novato como él.

Pero el caso de Alonso es todavía más excepcional porque no estamos hablando de un ‘rookie’ cualquiera, sino de un novato que jamás había pilotado un IndyCar hasta hace 15 días y que se enfrentó a la calificación de las 500 Millas con solo 6 días de prácticas.

En total, en esos 6 días de prácticas, Fernando solo había completado 463 vueltas al circuito de Indianapolis, es decir, que solo había pilotado 1.862 km con un IndyCar antes de afrontar la sesión de calificación de la carrera más competitiva de América.

Dario Franchitti, tricampeón de las 500 Millas, es uno de los que ha alucinado con la capacidad de Alonso para aclimatarse a la nueva categoría de monoplazas:

“Me sorprendió porque se ha aclimatado increíblemente rápido. Pilotar en un óvalo es algo muy inusual para un piloto que ha crecido pilotando en circuitos convencionales. Indianapolis es incluso un circuito con su propia ley”

Es cierto que el año pasado Alexander Rossi ganó las 500 Millas siendo un novato, pero a diferencia de Alonso, el piloto americano había empezado la temporada de la IndyCar con el equipo Andretti y cuando llegó la gran cita de Indianapolis ya había completado cinco carreras con ese monoplaza, además de numerosos test previos.

Algo parecido podemos decir del colombiano Juan Pablo Montoya, que ganó las 500 Millas a la primera en el año 2000, pero tenía experiencia en la CART y, sobre todo, en óvalos como Nazareth o Chicago.

Y cuando en 1966 ganó Graham Hill, el único campeón de la Triple Corona (500 Millas, LeMans y GP Mónaco) había un mes de entrenamientos para preparar las 500 Millas, nada que ver con la semana escasa que ha tenido Fernando.

PD. No hay duda de que el premio al ‘rookie del año’ en las 500 Millas será para Alonso.

El rendimiento de Alonso en Indianapolis sorprendió a su propio equipo Andretti

Alonso, rodando muy cerca del muro de Indianapolis (Foto: IndyCar).

La primera jornada de entrenamientos libres de Fernando Alonso en Indianapolis ha sorprendido a su propio equipo Andretti Autosport.

No es para menos. El asturiano fue el más rápido en el test de los novatos y posteriormente, en los ensayos libres, se codeó con los más veteranos y favoritos a la victoria en las 500 Millas.

Especialmente sorprendente fue la rápida capacidad de Alonso para adaptarse al nuevo monoplaza y al óvalo de Indianapolis, ya que solo tardó un par de vueltas en situarse al frente de la tabla de velocidades medias. El propio Alonso explicó después que se sintió pronto muy cómodo:

“Tardé una curva en aclimatarme”

También su compañero de equipo Marco Andretti, el piloto más rápido en la jornada de ayer, elogió el trabajo de Fernando:

“Para ser honesto, creo que Alonso está más preparado que la mayoría de los rookies. Creo que tiene muchos conocimientos y experiencia”

Zak Brown, CEO de McLaren, y Mario Andretti, dueño del equipo, también felicitaron a Alonso por su rendimiento en la jornada de ayer.

Como ya he comentado, Alonso fue el novato más rápido y posteriormente rodó prácticamente al mismo nivel que los veteranos en la sesión de entrenamientos libres. No hay que dejarse engañar por el decimonoveno puesto que ocupó Fernando al final del día porque eso tiene una explicación.

Alonso prácticamente no pudo rodar en la última hora de pruebas debido a un problema con las suspensiones y es en esa hora, conocida como ‘Happy Hour’, cuando todos los pilotos incrementan su rendimiento y marcan los mejores registros. Eso se debe a que la pista está en sus condiciones óptimas porque el asfalto está algo más fresco y tiene más goma.

Con esto quiero decir que Fernando habría mejorado seguro sus registros si hubiera podido participar en esa ‘Happy Hour’.

Y si eliminamos las medias marcadas en esa hora feliz, vemos que Fernando rodó prácticamente al mismo nivel que los mejores. Así, el asturiano llegó a ser el séptimo clasificado con una media de 357,7 km/h, cuando el piloto más rápido, Ed Carpenter, estaba en 358 km/h. Lo dicho, casi igual de rápidos.

PD. Qué bonito es ver rodar a Alonso con un coche que puede pasar de 200 km/h sin romperse…