La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘submarinismo’

La estrategia de la alfombra pone en peligro a la biodiversidad marina

¿Conoces la estrategia de la alfombra? Seguro que sí. Es la que aplican algunas empresas para deshacerse de la basura. Bajo la alfombra, en una cantera abandonada, en un barranco, donde no se vea o, si se ve, no se les pueda relacionar a ellos con la contaminación provocada.

La más usada y terrible alfombra de nuestra sociedad es el mar. Tan grande, tan inabarcable, tan desconocido, que a él le tiramos toda la mierda. Pero eso sí, lejos de la costa. Que no se vea.

Me acaba de llegar por Twitter un vídeo rodado en agosto de este año que pone los pelos de punta. Registra, con toda la crudeza de la realidad, la contaminación producida por el emisario submarino de un gran hotel de lujo situado en las costas de Playa San Juan, Guía de Isora, en el sur de ‎Tenerife‬. Una de las mejores zonas de ‪buceo de toda la isla. Un lugar privilegiado cuyos ricos y transparentes fondos marinos gozan de especial protección medioambiental. Y que tienen un especial interés económico pues atraen a miles de submarinistas de todo el mundo.

El gran resort, con el spa más grande de Europa, siete piscinas, campo de golf, necesita tanta agua dulce que dispone de su propia planta desaladora. Toman el agua del mar, le extraen la sal y vierten la salmuera resultante bien lejos, mar adentro. Según parece, hace tres años el emisario submarino se rompió. Y los miles de kilos de sal salen ahora a borbotones, no a 400 metros de la costa y una profundidad de -32 metros, como estaba autorizado, sino tan sólo a 100 metros y a -19 metros.

El resultado lo podéis ver en este vídeo. Debajo de las maravillosas aguas color turquesa se esconde la muerte. Pero no se ve. Sólo lo sufren los buceadores deportivos, esos ecologistas del mar. Todavía muy pocos para que les hagan caso. Para que la Administración obligue a los propietarios a algo tan sencillo como a hacer lo que nos obliga a todos los españoles: a cumplir las leyes.

Otras entradas relacionadas:

Una cibercampaña trata de salvar las praderas marinas de Ibiza y Formentera

posidonia-oceanica

Joan Torres, un capitán de la marina mercante de Formentera, ha iniciado una campaña online para salvar las praderas de posidonia del archipiélago balear. Auténticos “bosques submarinos“, impresionantes reductos de biodiversidad, están declarados nada menos que Patrimonio de la Humanidad.

Pero ésta es otra más de esas declaraciones grandilocuentes en mojado papel oficial. En realidad están más amenazadas que nunca. La culpa la tiene una actividad aparentemente inocua: el fondeo de yates de recreo. No lo vemos, pero las anclas se arrastran sobre el fondo arenoso convirtiéndose en terribles arados o, más propiamente, bulldozer, que dejan el entorno como un páramo desolado.

Y la posidonia no es una vulgar planta acuática. Endémica del Mediterráneo, en mayo de 2006 se halló un ejemplar de 8 kilómetros de largo, convirtiéndose en el ser vivo conocido más grande de la Tierra. Teniendo en cuenta que esta especie crece a un ritmo de dos centímetros por año, su edad se ha estimado en 100.000 años.

La petición fue iniciada en la plataforma Change.org y va acompañada de un vídeo explicativo realizado recientemente por el fotógrafo Nathan Dappen.

Según explica el capitán Joan en su texto justificativo de la petición,

“La calidad de la biodiversidad, la transparencia de las aguas, el equilibrio de la línea de costa y el mantenimiento de la principal fuente de ingresos de Formentera e Ibiza (el turismo) dependen en gran parte de la conservación de las praderas de posidonia”.

Y añade:

“Las praderas de posidonia están declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Durante muchos años, el desconocimiento sobre la importancia de la posidonia imposibilitó desarrollar políticas activas de conservación; pero el actual conocimiento científico sobre su papel clave en el mantenimiento del ecosistema de las islas, y la certeza de cómo el cambio climático y la absoluta ineficacia de las medidas de protección adoptadas restringidas a reducidas zonas -permitiendo el fondeo de toda clase de embarcaciones, masivo en ocasiones, sobre extensas zonas de posidonia en base a determinados intereses- está terminando aceleradamente con un bien común irremplazable”.

Por todo ello, Joan reclama una serie de sensatas medidas que permitan salvar las praderas de posidonia de las Islas Baleares:

  • La situación e identificación de la posidonia en las cartas náuticas.
  • La prohibición de fondeo sobre fondos de posidonia en las cartas náuticas y derroteros.
  • La prohibición de pesca de arrastre sobre fondos de posidonia en las cartas náuticas.
  • Cumplimiento de la normativa MARPOL 73/78 en zonas de praderas de posidonia.
  • Prohibición de vertidos contaminantes procedentes de instalaciones de tierra sobre praderas de posidonia (depuradoras, industriales) al igual que materiales procedentes de dragado de fondos.
  • Vigilancia y control efectivo de las todas las medidas descritas.

El destinatario de la petición, la Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient i Territori del Gobierno Balear, recibe periódicamente un correo electrónico informando de las nuevas firmas de apoyo que consigue la campaña. Ya llevan recogidas 10.800 firmas, una de ellas la mía. ¿Nos echas una mano? Aquí tienes el enlace: Protección real para las praderas de posidonia.

Posidonia (Spanish subtitles) from Day’s Edge Productions on Vimeo.

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

El arte reivindica un mar sin plásticos… ni chancletas perdidas

FlipFlop_fish_1000

El plástico nos ahoga. Un material que usamos como desechable cuando en realidad puede tardar décadas, y hasta siglos, en degradarse. Ya os he hablado varias veces en La Crónica Verde de los terribles efectos de tanto plástico arrojado al mar: islas de plástico, albatros ahogados en plástico. Pero hasta ahora no os había contado que también se puede hacer arte con estos deshechos. Es el proyecto Skeleton Sea, que precisamente la gente de Madrid puede conocer de primera mano este fin de semana si se acerca al congreso temático “Por un mar sin plásticos”, programado en la quinta entrega de la mayor feria de submarinismo de España, la Dive Travel Show 2013.

Allí se podrán ver algunas increíbles esculturas hechas con la basura que el mar devuelve a las playas. Entre ellas Free FlipFlop, el increíble pez multicolor de dos metros realizado con chancletas abandonadas en la costa. La idea fue de mis colegas Xandi Kreuzeder y Kuki de Dios. Un loco proyecto realizado en apenas un día y en el que tuve el placer de participar como recolector de cholas, como llamamos en Canarias a las que los anglosajones denominan flip-flop por el peculiar sonido que emiten al caminar. Y digo loco proyecto porque la playa elegida fue una de las más salvajes y bellas de Fuerteventura, Esquinzo, cerca de El Cotillo, donde presuponía que no habría apenas basura. Pero la había. Y mucha. Gracias a la colaboración de los surferos aparecieron zapatillas y aletas por cientos. Más de 250 en apenas 24 horas.

Os dejo a continuación el vídeo que resume el increíble trabajo de estos dos artistas. Pero no me busquéis haciendo piruetas sobre una de esas tablas, lo mío no es el equilibrio.


Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Cousteau cumple 100 años

Inconfundible con esa cara arrugada de viejo lobo de mar y sonrisa de abuelo feliz, con ese gorro rojo que identificaba a toda la tripulación del mítico Calypso, el comandante Jacques-Yves Cousteau habría cumplido estos días 100 años de no haber fallecido en 1997.

Entusiasta defensor del mar y de sus seres, padre del submarinismo moderno, pasará sin embargo a la historia por la extraordinaria capacidad de divulgación desarrollada por todo el planeta gracias a sus famosos documentales, más de 134 a lo largo de una fructífera vida, además de medio centenar de excelentes libros.

Exploradores de salón, durante años le acompañamos en sus expediciones oceanográficas, admirados de ese fascinante mundo totalmente nuevo que con maestría nos acercó al sofá, pero que también fue capaz de empujarnos al mar, a conocerlo y a respetarlo, a amarlo y protegerlo. Nunca antes habíamos visto la vida submarina tan de cerca, tan viva, tan misteriosa. Y todo el mérito era suyo, pues además de contar con excepcionales imágenes, muchas de ellas logradas gracias a su inventiva (fue un gran inventor), lograba engancharnos con unos relatos donde cada exploración era una magnífica aventura a la que nos sumábamos con ilusión.

A través del televisor, Félix Rodríguez de la Fuente nos descubrió el mundo terrestre y Cousteau el mundo marino. Vaya tándem de lujo. Los dos fueron unos adelantados de su tiempo, los primeros en horrorizarse ante la imparable degradación del planeta, pero también los primeros en utilizar los medios de comunicación para lograr una educación ambiental planetaria que pusiera límite a tanta destrucción. ¿Lo lograron? Sólo en parte.

Este año celebramos los 82 años del burgalés y los 100 del francés, pero en todo este tiempo poco se ha avanzado en la protección de la biodiversidad. Ahí están los océanos, envenenados de petróleo derramado, de basura, sobreexplotados, diezmados.  Y aquí estamos nosotros, los niños de entonces, aún soñando con ponernos el gorro rojo y explorar a bordo del Calypso esos mundos vírgenes que quizá ya sólo existan en nuestra imaginación.

Seguro que a ti también te influyó Cousteau. ¿Por que no nos lo cuentas?

Para recordar al querido comandante, te recomiendo la excelente página de Televisión Española dedicada a su centenario. En ella tienes un montón de buena información sobre su vida y su obra, pero aún mejor, puedes volver a ver algunos interesantes documentales extraídos del archivo de RTVE.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share