Entradas etiquetadas como ‘relleno’

Tenemos que hablar de la confesión de Laura Escanes

Madre mía el revuelo que se ha organizado con los stories de Laura Escanes en los que habla de su tratamiento labial con ácido hialurónico. Vamos, que la echas en el siglo XVII en las Tierras Altas de Escocia, declarando que es jacobita en medio de un batallón inglés y no se lía tan parda.

Laura Escanes (no sé si simpatizaba con la causa jacobita) en su último vídeo. YOUTUBE

La cosa es que la modelo/creadora de contenido/escritora/etc (en serio Laura, tienes más trabajos que una mujer renacentista) subió unos stories, que para los que no entendáis el término, y para mi madre, que la buena mujer lee muchas veces mis artículos sin saber de qué diantres hablo, son fotos o vídeos con una duración de 24 horas que luego desaparecen.

En esos stories Laura hablaba de sus labios, sobre todo del de arriba, que es el que ha recibido un repaso de ácido hialurónico, algo que deben de regalar con los cereales, ya que últimamente parece que no hay una mujer con labios naturales.

Estoy empezando a asumir que llegará un día en el que iré yo sola por la calle de Milán, como Will Smith en Soy Leyenda, rodeada de cientos de mujeres con la boca voluptuosa que se girarán al ver mis labios finos como el papel.

Los stories de la discordia. INSTAGRAM

Antes que nada, Escanes empieza diciendo que es su caso, que no recomienda que la imitemos ya que cada persona es un mundo. Esto se agradece, porque aunque se debería dar por sentado, puede haber alguien que lea esto y ya dé por hecho que nos está animando a que nos unamos al club del ácido hialurónico (por mucho que le gustaría a las clínicas de estética).

Siempre he tenido el labio de abajo muy gordito en comparación con el labio superior y no es que tuviera complejo… Ahora los tengo igualados y en mi opinión muy naturales” dice Escanes.

Aunque a mi parecer, que se ponga, se rellene o se quite la ropa para una foto es lo de menos, me quedo con el final de su mensaje: “Os lo he contado porque creo que escondiéndolo hago que sea un tema tabú cuando no debería serlo… Me lo preguntabais pero yo me quedaba callada e intentaba no contestar. Pero ya está, sin miedo”.

Esta reflexión es la que realmente agradezco de todo este asunto. Sabemos que las famosas se hacen retoques continuamente (Nicole Kidman no ha obtenido esa cara por arte de magia) pero creo que es importante que lo admitan sin ningún tipo de reparo.

En primer lugar porque no es nada de lo que deban avergonzarse. Yo misma me pongo el esmalte de las uñas dejando los laterales sin pintar para que parezcan más largas. Todas podemos hacer lo que nos dé la real gana sobre nuestros cuerpos, que para eso los tenemos.

Pero, el hecho de poder decirlo hace que podamos tratar del tema con normalidad y abandonemos el secretismo alrededor de los temas de jeringuilla y quirófano. Así somos conscientes de lo que hay detrás, (aunque lo que haya detrás sea artificial, claro).

Querido ‘Push up’, hemos terminado

Querido Push up,

Tenemos que hablar. Y los dos sabemos cómo acaban las conversaciones que empiezan con esas tres palabras.

Hemos terminado. Te lo digo así de sopetón porque no soy de andarme por las ramas. Han sido muchos años juntos desde que te descubrí al poco de cumplir los 18.

Siempre recordaré cómo convertías por arte de magia, desafiando a las leyes de la física con tu relleno y tus aros, un pecho pequeño en un par de tetazas a la altura del cuello con canalillo. ¿Te acuerdas?

Qué bien hacías que me quedaran los vestidos escotados. Eso sí, siempre llegaba el momento crucial de quitarte delante de alguien. No importaba que apagara la luz o que te desabrochara de espaldas, sabía que no tenía esa talla de más que tú me hacías.

Como toda relación, también hemos tenido nuestros altibajos. Más de una vez me ha sentado mal la comida de lo apretado que te llevaba. Y…Jesús, ¡cómo te clavabas en los hombros! Me tirabas más que las asas de la mochila de un paracaidista.

Rompo contigo porque ya no te llevas. No lo digo yo, lo ha decidido la última línea de lencería de Victoria´s Secret y todas las demás tiendas se han apuntado al bombardeo. Como te lo cuento: eliminación total de aros y rellenos, el escote de 2016 es un escote natural.

No significa que vaya a ir por la vida con las gemelas sueltas a lo Kendall Jenner. Aunque es una decisión libre de cada una no olvido los pros y los contras de llevarlas sujetas.

Que rompa contigo no significa que te vaya a quemar a lo hippie en los setenta. Te quedarás en mi armario no vaya a ser que vuelvas. Aunque, sinceramente, espero que no lo hagas.

Te diría que te voy a echar de menos, pero todavía recuerdo como lo primero que hacía al llegar a casa era desabrocharte con un suspiro de alivio.

Tuya (hasta hoy),

Mara

Free YOURSELF ✨ #nobranoproblem

A photo posted by ✖️ V I C T O R I A P L U M ✖️ (@victoriaplum_official) on