BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Quiero entrar en tu garito con zapatillas

Que me miren mal o no al pasar, me parece secundario.

(Medianoche. Un pueblecito en el norte de Italia.)

Me encuentro a punto de subirme en el coche para acercarnos a una discoteca cuando me preguntan si no voy a pasar por casa a coger los zapatos de tacón.

Pregunto el porqué mirando el conjunto que llevo esa noche: un pantalón de cintura alta, un crop top y mis Converse blancas. Algo que, para ser una persona que se pasa la vida en pijama o en chándal, definiría como arreglado pero informal y perfecto para una noche de fiesta.

Cuando explico que no he metido ningunos tacones en la maleta, me miran extrañados como si hubiera dicho que la he utilizado para pasar partes de un cadáver troceado por la aduana. Vamos, muy mal.

No puedes entrar a la discoteca con zapatillas.

Vale que en España también tenemos ciertos sitios en los que ponen pegas con la indumentaria, pero lo de que casi te impongan ir con tacones es algo que me parece ridículo.

Voy a una discoteca a bailar, a moverme, a dejarme llevar por la música, a pasármelo bien, no a presumir de pierna estilizada que es para lo único que sirven los zapatos altos.

No voy a la discoteca para ser tratada como un objeto aunque el simple hecho de que locales permitan la entrada gratuita a las mujeres ya sea una forma de usarnos como cebo.

Finalmente entro. Veo que hay otras chicas de zapato plano que lo compensan llevando el outfit arreglado hasta el extremo (para mi gusto).

Según van pasando las horas de fiesta veo que nos dividimos en dos grupos: las que van buscando un sitio donde sentarse cada poco tiempo y las que bailan toda la noche. Os dejo imaginar cuáles son las que llevaban tacones.

Recogiéndonos les explico que, para mí, los tacones no son algo más que para una ocasión puntual. Aunque también es cierto que soy un caso menos convencional.

Después de tantos años trabajando de imagen sobre zapatos altos en eventos en los que me he dedicado durante horas a maldecir su existencia, he acabado ligándolos a un sentimiento algo negativo.

Aún con esas sí que me he dejado caer con ellos en una boda, desfile o bautizo. Pero voluntariamente, que las imposiciones nunca fueron buenas, y menos, como en este caso, las meramente estéticas.

Salir de fiesta con zapatillas, la octava maravilla. MARA MARIÑO

Salir de fiesta con zapatillas, la octava maravilla. MARA MARIÑO

13 comentarios

  1. Dice ser sara

    Es cierto que en muchos sitios a los hombres se les deja pasar con deportivas sucias y a nosotras como mínimo tenemos que ir en tacones,o maquilladas y con un vestido para pasar. Los dueños saben que así van mas hombres a sus locales y nosotras comos el cebo para hacer clientela.

    12 Julio 2016 | 09:53

  2. Dice ser Ana

    Si, es que las mujeres seguimos en casa viendo anuncios de limpieza (que también tienen tela) y no trabajamos ni tenemos dinero para pagarnos las copas, que por otra parte yo siempre he hecho. Si me gustaba un chico, me pagaba yo primero mi copa y luego iba a hablar con él. Tengo claro que, si quiero tema, es porque me guste el chico, no porque me haya pagado una copa.
    Bienvenidas al siglo XXI, chicas….

    12 Julio 2016 | 09:58

  3. Dice ser Lucas

    Creo que en todos estos “garitos” no entran con zapatillas ni hombres ni mujeres. Y el no dejar acceder con zapatillas no supone en absoluto que ellas tengan que llevar tacones, el artículo está tergiversando el tema. Ponerse tacones es una opción de cada mujer, porque hay mucho tipo de zapato elegante sin tacones o con tacón mínimo. No convirtamos el tema en un asunto tonto de feminismo sin sentido, como tantos otros.

    12 Julio 2016 | 10:16

  4. Dice ser dif_7

    Aún no he visto a ninguna chica que se queje de que le dejan entrar gratis en un sitio. Os usan como objetos, sí, pero ninguna decís “no, yo pago”.

    12 Julio 2016 | 11:07

  5. mara-viste-y-calza

    Querida Sara,

    Ahí le das dado. Y ellos van a pescar.

    12 Julio 2016 | 11:42

  6. mara-viste-y-calza

    Querida Ana,

    Dí que sí. A mi me han educado de la misma manera, siempre pagándome lo mío o yendo a medias.

    12 Julio 2016 | 11:43

  7. mara-viste-y-calza

    Querido dif_7,

    Otras lo que hacemos, como es mi caso, es pagar la mitad de la entrada de los chicos que van con nosotras.

    12 Julio 2016 | 11:44

  8. Dice ser Vengador Tóxico

    Si tuvierais dignidad no entraríais a discotecas dónde os usan como reclamo sexual

    12 Julio 2016 | 13:22

  9. Dice ser Gau

    Para empezar yo jamás entraré en un sitio que me use como reclamo sexual y menos aún a un sitio donde me impongan como vestirme o que vaya maquillada.

    A tod@s los que vais a esos sitios solo deciros que os prestais a esto voluntariamente.

    Sarna con gusto no pica.

    12 Julio 2016 | 14:26

  10. Dice ser Lerele

    Para otra vez, la solución es bien fácil: no entrar y pirarte a otro sitio.

    Si al final acabáis pasando por el aro, luego no os quejéis.

    12 Julio 2016 | 16:55

  11. Dice ser Aegon el Agrion

    Y que esta chorrada salga en “la portada” de uno de los diarios mas visitados del país… manda webs!!

    12 Julio 2016 | 17:29

  12. Dice ser Burzum

    11

    Bueno, es un blog desenfadado, variado, bien escrito y con dósis de humor ácido realmente divertidas, como la de la maleta. Personalmente critico, a veces, su postura feminista, no su calidad narrativa ó su temática. Aparte, es valiente por afrontar y no censurar ningún comentario, por crítico o destructivo que sea, lo que demuestra humildad y respeto ante todo. Todo sea dicho.

    13 Julio 2016 | 14:28

  13. Dice ser Doraemon

    “No puedes entrar a la discoteca con zapatillas.”
    “te impongan ir con tacones ”
    “Finalmente entro. Veo que hay otras chicas de zapato plano”

    Aquí hay algo que no concuerda…..

    27 Julio 2016 | 09:27

Los comentarios están cerrados.