Entradas etiquetadas como ‘interlagos’

Los dos momentos clave en el podio de Sainz en Interlagos

Carlos Sainz protagonizó en Interlagos una de las mayores remontadas de la historia de la Fórmula 1 al finalizar tercero después de haber comenzado último la carrera.

La remontada la consiguió, además, sin pilotar uno de los coches punteros de la parrilla, como suele ser habitual cuando se producen este tipo de remontadas, por lo que tiene todavía más mérito.

Alguno dirá (los de siempre) que su remontada fue fruto de la casualidad y el demérito de sus rivales (como la pareja de Ferrari) y, aunque es cierto que Carlos se benefició de algunos abandonos, no es menos cierto que el principal responsable de la remontada fue él mismo porque su carrera fue espectacular.

Prueba de ello, son dos momentos épicos en la carrera de Sainz que demuestran su enorme calidad en todo tipo de circunstancias, tanto ofensivas como defensivas:

1. Adelantamiento a Pérez: Carlos protagonizó un inicio de carrera fulgurante con algunos adelantamientos de muchísima calidad, como el que le hizo a Checo Pérez por el interior, metiendo el McLaren por donde apenas había hueco. Aquí podéis ver el momento:

2. Defensa ante Raikkonen: La segunda gran acción de Carlos fue al defender su posición en las últimas vueltas frente a los ataques de Kimi Raikkonen. Tiene especial mérito porque Carlos se enfrentó a un piloto veterano que se las sabe todas y, sobre todo, porque luchó en inferioridad de condiciones, con neumáticos muy gastados frente a un Raikkonen con calzado nuevo.

PD. Estoy convencido de que este ha sido el primero de muchos que vendrán.

Interlagos, el circuito donde le robaron a Alonso su tercer Mundial

La Fórmula 1 regresa este fin de semana al cicrucito de Interlagos, un escenario mítico que nos deja sensaciones agridulces a todos los alonsistas (bien es cierto, que más dulces que agrias) porque aquí hemos vivido de todo.

Por un lado, en Brasil hemos celebrado los dos títulos mundiales de Fernando Alonso, pues fue en este escenario donde se proclamó campeón tanto en 2005 (siendo entonces el más joven de la historia en lograrlo) como en 2006. Sin duda, son los mejores recuerdos de Interlagos y los que más pesan en la memoria de todos.

Pero en Sao Paulo también vivimos la infame carrera de 2012 en la que la FIA regaló el título mundial a Sebastian Vettel al permitirle adelantar con banderas amarillas en pista, algo prohibido por el reglamento y que, de haberlo aplicado, le habría costado al alemán una sanción de, al menos, un drive-through.

Con esa sanción justamente aplicada, el título habría sido para Fernando, que habría logrado merecidamente su tercer campeonato. Aquí os recupero uno de los momentos de aquella infamia:

Ferrari, por aquel entonces el equipo de Alonso, presentó una reclamación, pero la FIA no se atrevió a modificar un resultado que ya estaba celebrando Vettel con el equipo Red Bull.

PD. De aquella carrera también recuerdo la vergonzosa actitud de Michael Schumacher al dejar pasar a Vettel descaradamente (incluso lo reconoció después de la carrera) cuando teóricamente eran rivales.

Vettel le quita la gorra de Mercedes a un niño para posar en la foto

Sebastian Vettel protagonizó una simpática anécdota en el paddock del circuito de Interlagos cuando se le acercó a pedirle una foto un ‘grid-kid’, uno de los nuevos niños de parrilla que este año sustituyen a las tradicionales modelos.

Vettel vio que el chaval llevaba una gorra de Mercedes y, ni corto ni perezoso, se la quitó y le puso la suya de Ferrari antes de posar sonriente para la foto. La gorra de Mercedes fue a parar al suelo ante la cara de incredulidad del niño:

Lógicamente, se trató de una broma porque después de la foto Vettel recogió la gorra de Mercedes del suelo y se la devolvió al niño, que, además, se llevó también la gorra de Ferrari, con firma incluida del tetracampeón del mundo.

Pero la de este niño no es la primera gorra de Mercedes que va al suelo cuando llega Vettel. El piloto alemán también despojó de su gorra con la estrella de tres puntas a un aficionado más crecidito, que intentó sacarse una foto junto a Sebastian, bautizado ya como el terror de las gorras de Mercedes:

PD. Es elogiable que Vettel mantenga el sentido del humor a pesar de la mala temporada que lleva…

El motivo por el que Verstappen agredió a Ocon en Interlagos

Ocon, sonriendo tras recibir los primeros empujones de Verstappen.

Max Verstappen, que deberá prestar dos días de “servicio público” por agredir a Esteban Ocon en el circuito de Interlagos, ha explicado este lunes en el canal holandés Ziggo Sport por qué perdió los nervios y arremetió contra el piloto francés.

Según dice Mad Max, su intención era solo la de charlar amistosamente con Ocon (se le veía en la cara su talante dialogante), pero explica que la reacción del piloto de Force India no le gustó y desencadenó su ira. Concretamente, a Verstappen no le gustó la cara de Ocon:

“Solo quería hablar con él y preguntarle ¿cómo podía haber pasado algo así?, pero me respondió de inmediato que él era más rápido que yo y lo dijo con una sonrisa en su cara. Perdí la victoria y luego te encuentras con alguien como él, que ni siquiera se disculpa por lo sucedido y que encima reacciona exactamente al revés”

Lo dicho, a Verstappen no le gustó demasiado el rostro de Ocon y por eso se lió a empujones con el galo. Solo la presencia de las cámaras de televisión y de varios testigos evitó que la cosa acabara peor.

El intentó del holandés por justificarse es encomiable, pero si nos fijamos detenidamente en las imágenes veremos que Ocon no sonríe en ningún momento antes de recibir el primer empujón de Max:

La sonrisa, una sonrisa de incredulidad, solo se le escapa (algo comprensible) cuando ve la reacción de Verstappen.

PD. Creo que Verstappen estaba tan enfadado porque, en el fondo, sabe que metió la pata por arriesgar innecesariamente con un piloto doblado.

Acusan a Fernando Alonso de sabotear a McLaren

Alonso observa a su exequipo Ferrari en Interlagos (Foto: efe).

Lo último que me faltaba por escuchar es que se acuse a Fernando Alonso de perjudicar adrede a McLaren. Y aunque parezca imposible, esa chorrada conspiranoica ha sido publicada por el portal alemán Motorsport-Total.

Este medio especializado en motor insinúa que Fernando fue, por ejemplo, responsable de que se filtrara a la prensa que McLaren se olvidó de comunicar a Pirelli su distribución de neumáticos para Suzuka:

“De acuerdo con la información de Motorsport-Total, Alonso se escapa cada vez más del control de los responsables de McLaren, Zak Brown y Gil de Ferran. La historia de que McLaren se durmió a la hora de enviar a tiempo su selección de neumáticos para Suzuka se filtró a través de la prensa española. Es uno de los muchos ejemplos de cómo está creando problemas detrás del escenario”

El artículo también cita unas polémicas palabras del expiloto Marc Surer, en las que asegura que Alonso es “un problema y no una solución” para McLaren:

“Fernando siempre se justifica. Si gana es por sus méritos y si no lo hace, es culpa del coche. Michael Schumacher era un líder que siempre motivaba a su equipo. Alonso simplemente no aporta eso”

La realidad, sin embargo, contradice esas teorías conspiranoicas. El mejor ejemplo es que la dirección de McLaren, con Zak Brown a la cabeza, han hecho todo lo posible para ayudar a Fernando a volver a Indianápolis el año que viene, algo que no habría sido posible si en el equipo británico estuvieran descontentos con el asturiano. Es más, Alonso tiene las puertas abiertas en McLaren para un hipotético regreso a la F1 más adelante.

Y a Surer, que apenas llegó a sumar una decena de puntos en su discreta carrera en la F1, me gustaría decirle que su comparación con Schumacher tiene poca razón de ser porque Michael jamás tuvo que pilotar un monoplaza tan lamentable como los últimos McLaren que ha tenido Alonso. Me habría gustado ver la reacción del káiser siendo doblado dos veces en carrera, como ayer en Interlagos, o rompiendo un motor cada dos…

PD. Creo que Alonso ha tenido y sigue teniendo, además de mucha paciencia, un comportamiento ejemplar con McLaren.

A Vettel le sale barato su intento de atropello en Interlagos

Una reprimenda y 25.000 euros. Ese es el pírrico castigo que ha recibido Sebastian Vettel por su intento de atropello a un comisario de la FIA durante la sesión de calificación de Interlagos.

En el documento de la FIA en el que se explica la sanción, se detalla específicamente que, aunque Vettel “no llegó a golpear al comisario”, sí que le “obligó a apartarse” de su camino cuando subió a la báscula con el coche en marcha, algo prohibido por el reglamento.

Aunque es evidente que Vettel no quería atropellar al comisario, sí que amagó con hacerlo para obligarle a que se apartara de su camino más rápido. En las imágenes se aprecia claramente cómo el piloto de Ferrari pega un acelerón y frena inmediatamente, obligando a recular al comisario:

Fue una maniobra peligrosa, como así se menciona también en el informe de la FIA, y que, como mínimo, tendría que haber sido merecedora de una penalización en parrilla. No son pocos los que consideran que fue merecedora de una exclusión del Gran Premio.

No hay que olvidar que Vettel es reincidente en este tipo de acciones. Que se lo digan a Hamilton, a quién Sebastian golpeó de forma deliberada el año pasado en Bakú.

PD. Supongo que, con el Mundial ya decidido y solo el título de marcas en juego, la FIA ha preferido primar el espectáculo por encima de la seguridad.

Timo Glock recibió amenazas de muerte tras ‘regalarle’ el Mundial a Hamilton

Timo Glock, adelantado por Hamilton en las últimas curvas de Interlagos.

El desenlace del Mundial 2008 fue quizás el más dramático de toda la historia de la Fórmula 1, especialmente para Felipe Massa, que se quedó sin título en las últimas curvas de la última carrera de la temporada, ante su afición de Interlagos, cuando su equipo Ferrari ya lo estaba celebrando en el box.

Todos recordamos aquellas imágenes del padre de Felipe abrazado a los mecánicos de Ferrari en pleno éxtasis hasta que se dan cuenta de que, en realidad, el título lo ha ganado Lewis Hamilton:

Y como todos sabéis, buena parte de culpa de que el título cambiara de manos fue de Timo Glock, que en las últimas curvas fue adelantado por Hamilton y permitió al inglés finalizar quinto y sumar los puntos necesarios para proclamarse campeón por un solo punto de ventaja sobre Massa.

Ahora, diez años después y aprovechando que este fin de semana la F1 vuelve a Interlagos, Glock ha revelado en una entrevista que recibió amenazas de muerte por haberse dejado adelantar por Hamilton en aquel GP de Brasil. Esto ha dicho en el portal ESPN:

“Mi familia llegó a recibir cartas, en casa de mis padres, en las que decían que me tenían que pegar un tiro y que yo no debería de estar en este deporte. No podía creer lo mala que puede llegar a ser la gente. Fue todo bastante extremo”

Pero más allá de las amenazas de algunos fanáticos locos, Glock también cuenta en esa entrevista lo mal que encajaron la derrota algunos periodistas italianos, que ya se frotaban las manos celebrando el título del piloto de Ferrari:

“Hubo algunos periodistas muy agresivos, especialmente del lado italiano, que me señalaron con el dedo y me dijeron que lo había hecho a propósito y que todo estaba planeado antes de la carrera. ¿Cuánto te han pagado Mercedes (entones proveedor de motores de McLaren) y Lewis?, me gritaban”

PD. Lo cierto es que todo el mundo considera que Glock, pese a estar sin neumáticos, fue extremadamente dócil al defender su posición…

Que no cunda el pánico: Los motores Renault fueron a medio gas en Interlagos

Max Verstappen, en Interlagos (Foto: Efe).

Los motores Renault pasaron en Brasil algo más desapercibidos que en anteriores carreras, pero tiene una explicación: el fabricante francés redujo la potencia de sus propulsores en Interlagos para maximizar la fiabilidad.

Lo ha explicado el responsable de la marca francesa, Cyril Abiteboul:

“Este fin de semana nos centramos en la fiabilidad y vimos como tres coches con motores Renault terminaron en el Top’10 y cinco cruzaron la meta. Lamentablemente, esa mejora en la fiabilidad se produjo a expensas del rendimiento, ya que claramente estuvo por debajo de nuestro potencial real”

Cómo dice Abiteboul, el objetivo de ese enfoque conservador era trabajar en la fiabilidad de los motores de cara al 2018, una vez comprobado que el rendimiento existe, tal y como demostró Max Verstappen en México, donde ganó con mucha autoridad con un motor Renault.

Y tengo que decir que, para tener la potencia limitada, el rendimiento de los motores Renault fue más que aceptable en Interlagos, ya que Verstappen acabó quinto y Ricciardo protagonizó una gran remontada desde la cola para finalizar sexto.

Verstappen, por su parte, admitió en el diario holandés ‘De Telegraaf’, que se aburrió un poco en Interlagos al correr con el motor limitado, pero adelantó que en la última cita de Abu Dhabi irán con el set-up más agresivo:

“En Brasil perdimos mucho en las rectas, pero Abu Dhabi es la última carrera, así que podemos terminar el año con fuegos artificiales. ¡Iremos a máxima velocidad y a por todas!”

PD. Tengo ganas de ver (y supongo que Alonso también) a los motores Renault compitiendo sin limitaciones en los Emiratos…

La exagerada reacción de Vettel por ser subcampeón del mundo

En el GP de Brasil vimos una victoria contundente de Sebastian Vettel, que rompió además con la estadística de los últimos años en los que siempre ganaba el piloto que salía desde la pole.

Cierto es que Valtteri Bottas, en otro alarde de incapacidad para maximizar el potencial de su Mercedes, puso mucho de su parte al ser incapaz de defender su pole en la salida.

Pero eso no resta ni un ápice de mérito a Vettel, que ganó en Interlagos de la forma que más le gusta: liderando la carrera desde el principio e imponiendo un ritmo constante hasta la meta sin tener que pelear cuerpo a cuerpo con ningún rival.

Lo que sí me pareció un poco exagerada fue la celebración de Sebastian por su victoria en Brasil.

Es cierto que ese triunfo le sirve para amarrar el subcampeonato y que no ganaba una carrera desde Hungría, allá por el mes de julio cuando entonces lideraba el campeonato. Y también es cierto que Ferrari no ganaba en Brasil desde 2008, pero no hay que olvidar que los objetivos de Vettel y de Ferrari eran ganar el Mundial. Y ese objetivo se les escapó hace dos semanas en México.

Es por ello que me parecieron un tanto exagerados los trompos que realizó Vettel con su Ferrari tras ganar la carrera de Interlagos, ya que esa celebración suele estar reservada al campeón del mundo o al piloto que gana su primera carrera en Fórmula 1. Incluso es comprensible para el piloto que gana una carrera en su país.

Pero festejar por todo lo alto una victoria en Brasil que no deja de ser intrascendente en la lucha por el título mundial, me parece un pelín desmesurado.

Eso sí, quizás Vettel le da un valor añadido al subcampeonato porque es el primero que consigue con Ferrari después de tres temporadas.

PD. Alonso consiguió tres subcampeonatos con Ferrari y nunca le vi hacer trompos para celebrarlos…

Solo nos queda una carrera para decirle ‘sayonara’ al motor Honda

Fernando Alonso dice adiós (Foto: Efe).

Una carrera nos falta para decirle adiós de una vez por todas al motor Honda y para ver a Fernando Alonso liberado por fin del lastre que supone pilotar un coche cargado con el motor japonés.

El circuito de Interlagos ha vuelto a dejar claro este fin de semana que el McLaren es un buen coche, con un chasis aerodinámicamente muy desarrollado, pero que se desinfla en cualquier recta.

Si analizamos los tiempos por vuelta podemos ver como Alonso se codeó en el segundo sector, el más revirado del circuito, con los coches más rápidos: Mercedes, Ferrari y Red Bull. De hecho, el asturiano fue quinto en calificación en ese sector:

En cambio, si miramos el tercer tramo del circuito, donde se encuentra la recta principal, observamos que Alonso cae hasta el decimocuarto puesto en la tabla de tiempos. Por delante se le cuelan coches como Force India, Williams, Renault o Haas.

Y así es imposible defender la posición durante una vuelta completa porque, salvo contadas excepciones, todos los circuitos tienen sectores rápidos que se le atragantan al McLaren.

De ahí los juegos malabares que tiene que hacer siempre Alonso para luchar en el cuerpo a cuerpo contra cualquier rival. No son de extrañar, por lo tanto, sus palabras al bajarse hoy del coche:

“Tenemos un déficit de potencia increíblemente increíble. Incluso con el DRS y toda la batería llena, se me escapan todos en las rectas. Solo nos queda una carrera más y ojalá sea la última que tenemos que afrontar en estas condiciones”

Afortunadamente, en Abu Dabi le diremos ‘sayonara’ a Honda y en 2018 veremos el potencial real de este McLaren con el motor Renault.

PD. Checo Pérez ha definido muy bien la situación al referirse a su pelea final contra Massa y Alonso: “Alonso iba muy rápido en el segundo sector, pero muy lento en las rectas. Massa era todo lo contrario”.