La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘Barajas’

¿Amenazan los drones a la cetrería?

drone

Los drones están de moda. Esos aviones no tripulados han revolucionado en muy poco tiempo nuestras vidas (estudios científicos, vigilancia, transporte) y muertes (asesinatos selectivos, ataques militares). Lo que yo no me esperaba era que aspiraran a acabar con la cetrería, ya sabes, esa vieja técnica de caza con rapaces recientemente declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

El caso es que son ya muchas las empresas que ofertan modelos de avioncitos trucados como azores, águilas o halcones, con la finalidad de espantar aves no deseadas en aeropuertos o parques. Incluso emiten gritos grabados de alarma.

¡Si Félix Rodríguez de la Fuente levantara la cabeza!

Fue él quien en 1968 puso en marcha un plan aparentemente descabellado: utilizar aves rapaces para el control de las aves potencialmente peligrosas en los aeropuertos. Empezó en Barajas y rápidamente se vio el éxito de la propuesta. Tanto que todavía hoy en día la mujer del llorado naturalista sigue encargándose de esta función en nuestro principal aeropuerto español.

Se lo comenté el otro día a su hija, Odile Rodríguez de la Fuente, y aunque ella no es una experta en la altanería, rápidamente rechazó la posibilidad de utilizar este tipo de aparatos como halcones teledirigidos contra gaviotas y estorninos. “Para espantarlos es fundamental que las rapaces cacen“, me explicó. “Si no lo hacen, rápidamente se dan cuenta de que son inofensivas y acaban ignorándolas”.

Tiene razón. El verano pasado en Dublín me encontré con unas esculturas de halcones colocadas en un club náutico para espantar pájaros de tan distinguido lugar. Cada 10 minutos las maquetas reproducían gritos de halcón, pero las aves se lo habían aprendido. No les hacían el menor caso. Incluso algunas se posaban con descaro sobre ellas.

Lo confieso. No me gusta nada la cetrería. Pero, en el fondo, prefiero ver volar una rapaz viva que gritones drones de plástico. ¿Y tú qué piensas? ¿Crees que esas réplicas teledirigidas acabarán sustituyendo a las rapaces en los aeropuertos?

Curiosamente, el pájaro que ilustra este artículo está diseñado por la empresa española de armamento EXPAL. Así que además de para cetrería, su uso como vehículo aéreo camuflado va a tener mucho más éxito comercial en el campo militar y del espionaje. Desgraciadamente.

Otras entradas relacionadas:

Así queda un Airbus después de chocar en el aire contra un buitre

La fotografía que acompaña a esta noticia asusta. Así de maltrecho quedó un Airbus A340 de la compañía Iberia tras chocar en el aire contra un buitre leonado. Ocurrió el pasado 13 de mayo (domingo, ni martes ni viernes), pocos minutos después de que el “Agustina de Aragón” despegara de Barajas rumbo a Puerto Rico con 151 pasajeros a bordo. El brutal impacto se produjo a 2.000 metros de altura, sobre la localidad de Colmenar Viejo, y fue necesario hacer un aterrizaje de emergencia. Por suerte, y sin duda gracias a la pericia del piloto, no hubo que lamentar desgracias personales. El pobre buitre murió en el impacto.

La información y la imagen han sido publicadas hace unos días por El Confidencial, y desde entonces han corrido como la pólvora por los foros ornitológicos.

¿Qué hacía un buitre volando a 2.000 metros de altura? Pues eso, volar que es lo suyo. Los buitres son aves planeadoras que utilizan las corrientes térmicas para moverse como quien sube y baja por unas cómodas e invisibles rampas en espiral. A veces estas carroñeras llegan a ascender hasta los 3.000 metros de altitud para poder así examinar mayores superficies de terreno donde encontrar su alimento. Aunque el récord del mundo lo tiene una bandada de cisnes cantores que fue observada mediante radar mientras llegaba a Irlanda del Norte en su vuelo migratorio, y que un piloto pudo identificar visualmente a 8.850 metros de altura.

¿No hay halcones en los aeropuertos para espantarlos? Efectivamente, los hay en todos los aeropuertos. Su presencia fue idea del genial Félix Rodríguez de la Fuente, quien por primera vez en el mundo ofreció el servicio de cetrería precisamente al aeropuerto de Barajas. En la actualidad, 40 halcones peregrinos patrullan las pistas madrileñas espantando aves. Pero a donde no llegan es a Colmenar Viejo ni a otros pueblos tan alejados.

¿Son peligrosas las aves para los aviones? Sin duda que lo son. Sin embargo, gracias a la alta tecnología de estos aparatos y a la profesionalidad de sus tripulaciones, los impactos con aves (bird strikes en la jerga aeronáutica), más frecuentes de lo que se piensa, raramente van más allá del susto. Para los pasajeros, porque del pájaro no quedan ni las plumas.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)