La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘accidente’

Así queda un Airbus después de chocar en el aire contra un buitre

La fotografía que acompaña a esta noticia asusta. Así de maltrecho quedó un Airbus A340 de la compañía Iberia tras chocar en el aire contra un buitre leonado. Ocurrió el pasado 13 de mayo (domingo, ni martes ni viernes), pocos minutos después de que el “Agustina de Aragón” despegara de Barajas rumbo a Puerto Rico con 151 pasajeros a bordo. El brutal impacto se produjo a 2.000 metros de altura, sobre la localidad de Colmenar Viejo, y fue necesario hacer un aterrizaje de emergencia. Por suerte, y sin duda gracias a la pericia del piloto, no hubo que lamentar desgracias personales. El pobre buitre murió en el impacto.

La información y la imagen han sido publicadas hace unos días por El Confidencial, y desde entonces han corrido como la pólvora por los foros ornitológicos.

¿Qué hacía un buitre volando a 2.000 metros de altura? Pues eso, volar que es lo suyo. Los buitres son aves planeadoras que utilizan las corrientes térmicas para moverse como quien sube y baja por unas cómodas e invisibles rampas en espiral. A veces estas carroñeras llegan a ascender hasta los 3.000 metros de altitud para poder así examinar mayores superficies de terreno donde encontrar su alimento. Aunque el récord del mundo lo tiene una bandada de cisnes cantores que fue observada mediante radar mientras llegaba a Irlanda del Norte en su vuelo migratorio, y que un piloto pudo identificar visualmente a 8.850 metros de altura.

¿No hay halcones en los aeropuertos para espantarlos? Efectivamente, los hay en todos los aeropuertos. Su presencia fue idea del genial Félix Rodríguez de la Fuente, quien por primera vez en el mundo ofreció el servicio de cetrería precisamente al aeropuerto de Barajas. En la actualidad, 40 halcones peregrinos patrullan las pistas madrileñas espantando aves. Pero a donde no llegan es a Colmenar Viejo ni a otros pueblos tan alejados.

¿Son peligrosas las aves para los aviones? Sin duda que lo son. Sin embargo, gracias a la alta tecnología de estos aparatos y a la profesionalidad de sus tripulaciones, los impactos con aves (bird strikes en la jerga aeronáutica), más frecuentes de lo que se piensa, raramente van más allá del susto. Para los pasajeros, porque del pájaro no quedan ni las plumas.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Así matan los parques eólicos

Las energías renovables son útiles. Y necesarias. Los parques eólicos son tan útiles como necesarios. Pero antes de lanzarnos a llenar el campo de aerogeneradores es necesario tener muy claro cuántos, dónde y cómo los ponemos. Y no lo hacemos. ¿Resultado? Los parques eólicos están diezmando a las grandes aves, especialmente a los buitres.

Los aerogeneradores mal ubicados son como una guillotina para los pájaros que se acercan a sus aspas. Según un reciente estudio, entre 1993 y 2003 un total de 151 grandes aves murieron en tan sólo dos de las decenas de parques eólicos del entorno de Tarifa. De ellas, 111 eran buitres leonados. Se calcula que los aproximadamente 15.000 molinos que hay en España matan al año 5.000 aves, la mayoría buitres.

Muchos se preguntarán ¿Cómo un pájaro que se pasa la vida volando es tan tonto como para chocar contra una de esas lentas aspas?

Pues no tiene nada de extraño. Debido a su gran envergadura y escasa maniobrabilidad, son incapaces de esquivar a tiempo esas inmensas cuchillas que cortan el aire. Las ven llegar pero no tienen capacidad para poder frenar o apartarse de ellas. Y lo pagan con su vida.

En los últimos días, un vídeo grabado en Lentas (Levin), al sur de la isla griega de Creta, nos ha dejado a todos horrorizados. No es lo mismo saber que estos bellos animales mueren acuchillados por las turbinas que verlo en directo. Es duro, pero es la realidad. Un triste documento para reflexionar respecto a nuestro infinito impacto negativo en el entorno. ¿Qué culpa tendrá el pobre bicho de nuestras necesidades energéticas?

Aquí podéis ver la versión corta.

Este otro vídeo, de mayor duración, resulta de una dureza todavía mayor. En él se ve lo que le ocurre al buitre después de la colisión, sus dolorosos esfuerzos por tratar de volar con el ala rota. También los torpes intentos de un bienintencionado poco instruido tratando de capturar al animal.

Por cierto, si alguna vez os encontráis un buitre herido, no lo tratéis al estilo de este fulano, agarrándole el cuello con una cuerda como si fuera un peligroso perro rabioso. Lo mejor es taparlo con una manta que lo inmovilice, meterlo en una caja y llamar a Medio Ambiente. No necesita comida ni agua, sólo tranquilidad y cuidados veterinarios.

Muere de hambre e ineptitud un lince en Doñana

Era el único macho de lince ibérico de la Reserva Biológica de Doñana, estaba radio marcado con un collar y para su seguimiento tenía a un amplio equipo de especialistas a sueldo centrados exclusivamente en lograr su bienestar. Pero hay amores que matan, y a este pobre lince le han matado quienes lo protegían. Accidentalmente, por supuesto. Pero le han matado.

La noticia acaban de filtrarla Ecologistas en Acción y WWF/Adena. Clavo era un joven lince de dos años de edad, quien en un momento dado, y sin que nadie se diera cuenta, logró entrar dando un gran salto dentro de los cercados de dos metros de altura instalados en las inmediaciones de la laguna de Santa Olalla, en el corazón del Parque Nacional, para liberar en él ejemplares traídos de Sierra Morena con los que reforzar la maltrecha población marismeña. Pero allí no había nada ni nadie. Y el pobre lince, al que nadie del equipo de seguimiento seguía, acabó muriendo de hambre y de sed. Con haber dejado la puerta del cercado abierta se habría salvado.

Con toda razón, Ecologistas en Acción califica de “escandalosa” esta muerte,

“derivada directamente de la mala gestión de los artefactos que el proyecto Life Lince, con un presupuesto de 26 millones de euros, va dejando en el campo, sin la adecuada vigilancia y sin adoptar un mínimo de medidas de seguridad que eviten casos dramáticos como éste”.

Por su parte, el secretario general de WWF/Adena, Juan Carlos Olmo, ha asegurado que le resulta

“absolutamente inaceptable e incomprensible que mientras la Junta de Andalucía pretende traslocar (trasladar) linces desde Sierra Morena deje morir a los pocos que aun quedan en Doñana”.

Por todo ello, los ecologistas esperan que

“igual que se alardea del éxito de las medidas adoptadas, se asuman las responsabilidades derivadas de un cúmulo de negligencias que han acabado con uno de los escasos ejemplares de lince de Doñana impulsando un poco más a la especie a la extinción”.

¡Qué pena! Un fallo lo puede tener cualquiera, pero cuando se trabaja con especies al borde de la extinción, los protocolos de actuación deberían ser extremos. Y aquí no lo fueron. Otra vez la chapuza ibérica.