El dilema de las medias: el retorno

Han pasado ya tres años desde que las expertas más reconocidas de la industria de la moda pusieron las medias en la lista negra. Justo entre los leggings finos que dejan que se vean las bragas y los tirantes transparentes de silicona para sujetadores. Ahí, entre las dos prendas, se encontraban las medias.

PIXABAY

Pero claro, nosotras no somos la clase de mujeres que saltan de un taxi a otro por las boutiques más selectas de la Gran Manzana subidas a unos stilettos de 12 centímetros con un vaso de Starbucks en la mano sin despeinarnos el perfectamente alisado Bob (y si lo eres, ¿podemos ser amigas?).

[Un momento… ¿Aún no me sigues en Instagram, Twitter o Facebook?]

Nosotras somos más del tipo de mujer que coge el autobús, va con mil ojos por la acera por si se le engancha el tacón en la rejilla de ventilación del metro y se recorre el centro de arriba a abajo porque el jersey que ha visto en la web lo tienen en el Zara de Carretas y no en el de Gran Vía.

Lo más lógico sería que, teniendo en cuenta nuestro estilo de vida, las medias fueran una parte natural del armario como los pañuelos o los calcetines que no se resbalan y terminan tragados por el zapato (que no tenemos tantos).

Ya que la pierna ha perdido el poco (y sufrido) moreno que tanto nos costó conseguir en verano y que ya empieza a hacer fresco, las opciones parecen dirigirse de manera irremediable al cajón de las medias. Y, entre nosotras, ¿cómo no llevarlas?

Son calentitas, abrigan la tripa que da gusto, nos sujetan la camiseta por dentro de la falda para que no se remangue y favorecen un montón haciéndonos unas piernas de vedette de 1960.

Ya no es mera cuestión de necesidad, sino de que realmente las queremos. Son bienvenidas en el armario todas ellas.

Desde las semitransparentes que dan un look noventero a tus estilismos de esta temporada hasta las de plumeti que quedan bien con todo, pasando por las tupidas como un pasamontañas que evitan que nos congelemos mientras seguimos usando vestidazos (porque, ¿qué sería de nuestra relación con los vestidos en invierno sin las medias?).

Otro motivo a favor es que Moschino las ha incluido en su nueva colección para la Primavera/verano 2019. Y aunque lo primero que se me viene a la cabeza es “Jeremy, ¿por qué esperar? Yo quiero las medias ahora”, estamos ante la prueba de que, poco a poco, las medias vuelven a estar en el punto de mira de las tendencias.

4 comentarios

  1. Dice ser Rey emérito

    Si, pero mejor con liguero…

    21 octubre 2018 | 09:39

  2. Dice ser Caçiguça

    Un par de medias negras ponen el miembro erecto a punto de penetracion bestial en pocos segundos.

    No sabemos el porquè pero es asi.

    21 octubre 2018 | 11:06

  3. Dice ser alejandra

    Hasta día de hoy a nadie se le ha ocurrido hacer medias irrompibles todas están hecha para que se rompan y compres más, también las hay para hombres pero en calcetines y se llenan de bolillos y destroza los zapatos por dentro porque se convierten en lijas destroza talones, peor aún si te pones zapatos de tacón que se vuelven resbalosos y hay que poner silicona en forma de parches bajo el pie en vez de estar en la propia media que lo haría más cómodo. Así los zapatos están sujetos al pie en vez de salirse y hacer ampollas detrás del pie en la zona conocida por todas las mujeres.

    21 octubre 2018 | 11:53

  4. Dice ser Lola

    A mí me encantan las medias, yo me llevo por mis propios criterios.

    22 octubre 2018 | 09:56

Los comentarios están cerrados.