La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘granja’

Recomendación del Comisario Brunetti para este verano: más campo y menos televisión

Televisión

No soy un forofo de las novelas policiacas, pero el otro día me llevé una agradable sorpresa leyendo una de las más conocidas de la serie del comisario Brunetti. El huevo de oro (2013), escrita por Donna Leon.

Copio el texto tal cual, las reflexiones de un compañero policía respecto a la necesidad de irse de vacaciones con la familia a una granja o centro de turismo agroganadero para no perder la realidad con nuestro entorno. Un entorno cada vez más reducido a pantallitas:

Es una granja de verdad, en funcionamiento. No es uno de esos lugares donde tienen un campo con un burro y te venden manzanas para que se las des de comer –dijo Vianello con desprecio- Tiene vacas y ovejas y pollos: todos esos animales que mis hijos creen que viven dentro de la tele.

-Venga ya Lorenzo –dijo Brunetti sonriendo, ya son mayores para eso ¿no?

Vianello sonrió.

-Ya lo sé, pero vale más que salgan animales en la tele a que no salgan. Si no ¿Cómo van a saber los chavales de ciudad qué es un animal y qué hace o cómo se trabaja el campo?

– ¿Eso te parece importante? –preguntó Brunetti.

-Claro que sí –respondió Vianello quizá con demasiado ímpetu- Y tú lo sabes. Siempre nos están diciendo que deberíamos respetar la naturaleza, pero ¿cómo van a hacerlo los niños si no la conocen? Lo único que saben de ella son las ideas estúpidas que la televisión les mete en la cabeza.

-Creo que la televisión la inventaron para eso –observó Brunetti.

-¿Para qué?

-Para meterle a la gente ideas estúpidas en la cabeza.

Yo estoy totalmente de acuerdo con los dos policías italianos. Al 100%, pero a lo mejor a algunos les puede parecer una exageración. ¿Qué opinas tú? ¿Necesitamos más campo, más pueblo, más granjas y menos centros comerciales?

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Una granjera vestida de pollo recorre Europa

Rosa

El pollo Rosa, activista de gira por Europa. @39days4rosa

Tamsin French, la hija de una granjera de pollos ecológicos de Devon (Reino Unido), ha llegado a Madrid vestida de un pollo llamado Rosa. Su presencia en España forma parte de una peculiar gira de 39 días por la Unión Europea.  El recorrido 39Days4Rosa (39 días con Rosa) pasará por 21 estados miembros de la Unión Europea y acabará en el Parlamento Europeo de Bruselas el próximo 8 de septiembre.

«Rosa» exige que el etiquetado obligatorio de la carne de ave de corral sea claro con respecto al método de producción. Quiere que los consumidores puedan contestar a la sencilla pregunta de ¿cómo vivía este pollo? Una información muy importante para quienes nos consideramos consumidores responsables.

La esperanza de vida media de los pollos en granjas de producción intensiva es de 39 días. Alrededor del 90% de los pollos provienen de sistemas de explotación intensiva en recintos cerrados. No son animales felices.

A través de una nota de prensa remitida por la Asociación Nacional para la Defensa de los Animales (ANDA), French explica la diferencia entre esos pollos industriales y los que ella cría:

“Nuestros pollos de corral viven 56 días, y desde el momento en que son los suficientemente mayores para salir, pueden deambular por los campos llenos de árboles, desarrollando un comportamiento normal y natural. Es importante que los consumidores puedan identificar de una forma exacta y eficaz los sistemas que las granjas han usado para criar a sus pollos. El término «de corral» que aparece en las etiquetas describe exactamente la vida de nuestros pollos de corral”.

Este verano, la Comisión Europea está revisando las etiquetas de la carne de ave de corral. Rosa quiere que se distribuya un etiquetado obligatorio veraz a los consumidores europeos. Según diversas encuestas, ocho de cada diez consumidores de la Unión Europea apoyan el etiquetado obligatorio de la carne de ave de corral con respecto al método de producción.

La propuesta no es tan extraña. De hecho, el etiquetado en el que aparece el método de producción ya existe en los huevos de gallina, pero no existe aún para la carne de pollo.

Como explica French, “la Comisión Europea ha reconocido que el etiquetado obligatorio le da a los productores la oportunidad de hacer una distinción de precio y ganarse la vida de una forma más justa y mejor”.

En 2012, la Comisión Europea prometió a los consumidores mejorar la información sobre las granjas y el bienestar animal.  Con el etiquetado obligatorio de la carne de ave de corral sólo requiere un simple cambio de ley.

La verdad es que, metida en tan plumífero disfraz, por Madrid y en pleno verano, esta pobre chica va a acabar asada cual pollo. Pero sin duda su sacrificio redundará en beneficio de todos, consumidores, productores y, por supuesto, animales.

Puedes seguir el recorrido de Rosa por Twitter (https://twitter.com/39days4rosa) y Facebook (https://www.facebook.com/39Days4Rosa).

@39days4rosa

Rosa en Madrid, emulando a Don Quijote con un sorprendente activismo @39days4rosa

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Triturados vivos por ser machos

Recién nacidos, discriminados por su sexo, y enviados directamente a una trituradora que los machaca vivos hasta convertirlos en una sanguinolenta plasta orgánica.

Ésta es la horrible realidad a la que se enfrentan los cientos de miles de pollos que cada día mueren en la productora de gallinas ponedoras más grande del mundo, la Hy-Line International, en Spencer, Iowa, Estados Unidos.

Un grupo de defensa de los derechos de los animales denominado Mercy for Animals (Misericordia para los Animales) publicó el martes pasado un terrorífico vídeo obtenido con cámara oculta. En él se muestra la terrible crueldad con la que algunas grandes factorías producen industrialmente aves para consumo humano.

Para los cerca de 150.000 pollitos machos que nacen cada 24 horas en este centro de Hy-Line, su vida comienza y termina el mismo día. Se les mata sin contemplaciones. Más de 30 millones al año.

Separados por sexos a una velocidad endiablada por expertos sexadores, los machos son lanzados por un tubo hasta una cinta transportadora que les lleva directamente hacia una trituradora donde serán rápidamente despedazados. Están destinados a morir en el mismo día de su nacimiento porque no producen huevos, ni se hacen lo suficientemente grandes, ni crecen lo suficientemente rápido como para que su carne sea económicamente rentable.

Según ha justificado la propia compañía, se trata de un método habitual conocido como “eutanasia instantánea“, una práctica aparentemente estandarizada, avalada por veterinarios y la comunidad científica por ser tan rápida que reduce al mínimo el sufrimiento de estas pobres víctimas de nuestro sistema económico.

Tras descubrir este horror oculto, Mercy for Animals ha propuesto que todos los huevos vendidos en los supermercados lleven una etiqueta donde se diga: “Advertencia: los pollitos machos son molidos vivos por la industria del huevo“. No es mala idea.

Esto ocurre en Estados Unidos. Pero en España, primer productor de huevos de la UE, ¿qué hacemos con los pollitos no rentables? Exactamente lo mismo, los eliminamos, aunque espero y deseo que no lo hagamos de una manera tan salvaje.

Os dejo a continuación el vídeo, pero os advierto que su crueldad puede herir la sensibilidad de muchos de nosotros.