BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

¿Comeremos carne de pollo desinfectada con lejía?

La importación de pollos norteamericanos está prohibida en la Unión Europea desde 1997 porque allí son desinfectados con lejía. Sin embargo, una próxima cumbre en junio UE-EE.UU. puede abrir de nuevo las fronteras a estos higienizados animales, poniendo fin a la vieja Guerra del pollo. España, junto con otros países como Alemania y Dinamarca, está en principio de acuerdo con la reapertura del mercado.

Bruselas había pedido a la Autoridad Europea de Seguridad Alimenticia (EFSA) un dictamen para tomar una decisión sobre aprobar o no la importación de carne de pollo estadounidense. Finalmente, los expertos han respondido que no existe ninguna prueba de que la lejía y otras tres sustancias desinfectantes utilizadas en la carne de las aves representen un riesgo para la salud o para la seguridad alimentaria, dejando toda la libertad de decisión al debate de junio.

Por el contrario, los productores de aves de corral y sus cooperativas del COPA-COGECA han puesto el grito en el cielo. Y esto es así porque ellos cumplen costosas y estrictas normas para controlar la salmonela en sus explotaciones avícolas que hacen innecesario tratamientos desinfectantes posteriores de la carne, mientras que en Estados Unidos hacen lo contrario, suplen con baratos tratamientos químicos las deficiencias sanitarias de la cría de estos animales.

Para más inri, el comisario alemán de Empresa e Industria, Günter Verheugen, propone confiar en los americanos, aunque paradójicamente, se opone a que los productores europeos de pollos utilicen la lejía. Dicho de otra manera, no se fía mucho de las normas higiénicas norteamericanas y tan sólo las acepta por necesidades comerciales.

Pero si al final prevalecerán los intereses económicos sobre los sanitarios ¿qué nos encontraremos los consumidores europeos en las pollerías? Pollos sanos mezclados con pollos insanos, pues digan lo que digan, el cloro de la lejía es un potente veneno.

Ponen así en nuestro estómago una nueva ruleta rusa alimenticia. Colza, vacas locas, transgénicos,… ¿Cuántas balas llevan ya disparadas?

5 comentarios

  1. Dice ser S.

    Con lo buenos que estan los pollos que corretean por ahi sueltos!nadie dice nada?se juega con nuestra salud y nadie hace nada?

    08 abril 2008 | 08:35

  2. Dice ser Kahran

    Pasa lo de siempre, el politico que deje que pasen los pollos de eeuu probablemente no los comera, eso es algo reservado a la plebe, y si nos pasa algo, mejor! Hay que dar trabajo a los doctores, que estan casi sin trabajo!Entre unas cosas y otras, nos estamos tirando por el retrete y a tirar de la cadena…

    08 abril 2008 | 09:16

  3. Dice ser ro

    El que come carne ya sabe a lo que se expone. Cualquiera puede acceder a la información, meterse en internet, así sea desde una biblioteca pública, y enterarse de cómo se crían y matan los animales destinados al consumo: enfermos, desarrollando todo tipo de patologías relacionadas con el estrés, atiborrados de antibióticos, alimentados con lo más barato…Después, si tiene estómago, y nunca mejor dicho, puede seguir financiando esa industria

    08 abril 2008 | 11:46

  4. Dice ser Animal

    Después, si tiene estómago, y nunca mejor dicho, puede seguir financiando esa industrialo dijo ro · 8 Abril 2008 | 11:46 AMEfectivamente, y como el ser humano es el único animal que tropieza dos veces (y las que hagan falta) en la misma piedra también los politicos han encontrado otra solución para que el pueblo siga produciendo dinero, primero comiéndose animales enfermos y después tratando de curarse de sus efectos secundarios, y es hacer un gran complejo sanitario en Madrid de la MD Anderson de Houston de aprox. 30.000 metros cuadrados, menudo negocio y los tontos útiles colaborando sin parar, es como una pelicula de terror.http://www.madridiario.es/2007/Julio/madrid/madrid/29051/valdebeb

    09 abril 2008 | 16:24

  5. Dice ser Jamelguez

    Ya nos echan cloro en agua y nadie dice que sea veneno, hay que ser bobos …

    13 abril 2008 | 22:29

Los comentarios están cerrados.