BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘cerezas’

Bulgaria vende sus mejores cerezas a España

Los jóvenes búlgaros Plamen, Violetta y Stoyan posan orgullosos delante de su pequeño sueño empresarial, Cherry Dreams.

Plamen Mihaylov, empresario, 38 años, Stoyan Mandzukov, agrónomo, 32 años, y Violetta Dimitrova, 23 años, experta en packaging, tienen un sueño de color picota: Cherry Dreams. Una empresa agrícola búlgara creada por ellos en 2008, apenas un año después de que su país entrara en la Unión Europea. Y donde las mejores cerezas, las de Calidad I, se envían directamente a España. “Allí es donde nos las pagan mejor”, justifica Plamen. A un euro el kilo. Un precio estratosférico en un país donde el sueldo medio está en los 250 ó 300 euros.

Las cerezas buenas, pero no tanto, se envían a Italia. Quizá por esa razón Plamen, hombre fornido, muy moreno, jovial, habla un italiano fluido, mejor incluso que su buen inglés. Lee el resto de la entrada »

Las avispas asesinas, lo más preocupante de 2015

Vespa_velutina_front-001-620x492

El año 2015 mantiene a La Crónica Verde como uno de los blogs medioambientales con mayor impacto de toda la blogosfera mundial en lengua castellana.

Terminamos el mes de diciembre superando este año los 1.263.200 usuarios únicos; más de un millón de amigos y amigas interesados por el medio ambiente. Y con un centenar largo de nuevos artículo publicados.

¿Sabes cuáles han sido los más temas que más nos han preocupado a lo largo de estos 365 días? A continuación te dejo el ranking comentado de 2015. Lee el resto de la entrada »

El consumo de cerezas puede perjudicar seriamente a la naturaleza

Morello_Cherries

 

Soy el primero en admirar la espectacular floración de los cerezos en el norte de Cáceres. Uno de tantos ecoturistas maravillado por ese paisaje, nuestro más ibérico festival Hanami. También soy (cómo no serlo) un entusiasta de la cereza, exquisita fruta directamente asociada a mi niñez y a esos interminables atracones a pie de árbol y bicicleta.

Pero a pesar de ello, o precisamente por ello, y del consejo prudente de mis amigos respecto a lo peligroso de meterse en este tipo de jardines, voy a meterme en este cerezal para denunciar lo que muy pocos amantes del Valle del Jerte saben: el imparable monocultivo de la cereza está acabando con los últimos prados y bosques de montaña de Extremadura, además de matando sus famosas gargantas. Lee el resto de la entrada »

Las lluvias arruinan las cerezas del Jerte

Nunca llueve a gusto de todos. Pero en los valles del Jerte y de La Vera, en Extremadura, tanta lluvia y durante tanto tiempo, precisamente ahora, en el momento más álgido de la recolección de sus archifamosas cerezas, está dando al traste con toda la cosecha.

Hace una semana, el presidente de la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte, Angel Prieto, se mostraba todavía confiado, calificando el daño como “soportable”. Pero ha seguido lloviendo, y las previsiones meteorológicas apuntan a que este fin de semana volverá el agua con fuerza al norte de Cáceres. Justo ahora en que comienza a recogerse la variedad picota, la más preciada de todas ellas.

Tanta agua en la fruta reduce la calidad y dificulta su envío en buenas condiciones a los mercados centroeuropeos, donde las cerezas extremeñas tienen justificada fama.

Llueve sobre mojado

Pero la situación puede todavía empeorar aún más si, como pasó ayer en Logroño, junto con la lluvia también llegase el temido pedrisco. Exactamente lo que ocurrió el año pasado, cuando unas 4.000 familias extremeñas perdieron toda su cosecha de cerezas por culpa del granizo y el exceso de agua.

Más de 12.000 hectáreas de cerezos se cultivan en el norte de Cáceres, la mayor superficie de toda Europa dedicada al nutritivo frutal.

Esta primavera, su radiante floración, a modo de delicado manto blanco, fue de nuevo un espectáculo único que congregó a miles de turistas. Pero ahora, prácticamente concluido el mes de mayo, las cumbres de Gredos se siguen manteniendo blancas, aunque no por las flores, sino por la nieve recientemente caída. ¿Es eso lo normal, o lo raro fueron los calores del invierno?

Definitivamente el tiempo está loco, por nuestra culpa, y como penitencia nos vamos a quedar sin cerezas.