La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Cerdeña salvaje, el refugio de los últimos ciervos sardos

Macho de ciervo sardo en el bosque. Foto: One deer two islands

Después de vivir más de 20 años en Canarias casi había olvidado lo que era el otoño. Pero aquí en Cerdeña la nueva estación ha llegado puntual. Con lluvias y fresquito.

Así que estoy más feliz que una perdiz.  Porque me estoy dando unos baños de otoño increíblemente hermosos.

Que por cierto, son un buen remedio contra el maldito coronavirus. Ningún espacio hay más ventilado que el campo, los parques y los jardines. Ninguno es más relajado. Y por si fuera poco, el aire y el sol refuerzan nuestro sistema inmunológico, haciéndonos más fuertes contra el bicho.

Te cuento a continuación mi último gran paseo sardo que también incluye una nueva entrada del #VídeoBlog. ¿Ya te has suscrito?

Pequeñín y muy amenazado

Pero hablemos de bichos. El año pasado, por estas fechas, estaba en la Montaña Palentina disfrutando de la famosa berrea de los ciervos. Ya sabes, cuando los machos entran en celo y se ponen a berrear como locos para intentar atraerse el mayor número posible de hembras.

Pensé que viviendo en Cerdeña me iba a quedar sin este espectáculo. Pero he descubierto que aquí también hay ciervos. Lo más curioso es que son muy especiales: la subespecie sardo-corsa del ciervo europeo. El Cervus elaphus corsicanus.

Este ciervo se extinguió en Córcega a mediados de los años sesenta y apenas quedaban unos pocos animales en Cerdeña. Pero por suerte, gracias a importantes trabajos de conservación y reintroducción, actualmente está fuera de peligro. Hay unos 10.000 ejemplares en Cerdeña y alrededor de 2.500 en la vecina isla francesa de Córcega.

El ciervo sardo es más pequeño y oscuro que nuestros ciervos de Monfragüe o del Monte del Pardo. Así que yo me esperaba un bramido también más pequeño, menos potente. Pero resultó exactamente lo contrario.

Disfrutando a lo grande del otoño en Cerdeña.

Berrea en el oasis del ciervo

Me fui a escucharlos al Monte Arcosu, un bosque protegido propiedad de la asociación WWF Italia, la del famoso logo del panda. Es un espeso bosque de maquis mediterráneo donde sobre todo crecen encinas, acebuches y lentiscos.

Ponte en situación. Estoy en medio del monte. Empieza a hacerse de noche. Hay un silencio casi sepulcral y de repente oigo a mi lado que algo o alguien pisa una rama. Podría ser un jabalí, pensé. Pero de repente bramó a mi lado un macho de ciervo, con una potencia y una profundidad que, lo reconozco, me los puso de corbata.

Yo esperaba que se pareciera a nuestros ciervos hispanos. Pero los sardos rugen como dinosaurios. Te lo juro. Sonaba igual que un Tiranosaurio rex de Parque Jurásico. Eso eso sí, ese concierto sardo no lo olvidaré mientras viva.

Y aunque no tengan nada que ver esos ciervos chiquitines con los dinosaurios, yo a partir de ahora los relacionaré siempre con Parque Jurásico y la famosa banda sonora de John Williams. Llámame rarito.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.