Entradas etiquetadas como ‘mac’

Esas mujeres con bigote

Desde pequeños somos conscientes del vello facial en las mujeres. Todos teníamos a una abuela, tía lejana o prima cuarta de esas que solo ves una vez al año, que cuando nos daba un beso pinchaba (y si no la recuerdas es probable que esa mujer seas tú).

MAC COSMETICS

También recuerdo que, en mi caso, me di un día cuenta de ese vello rubio que cubría la cara de mi abuela y que solo se veía en ciertas ocasiones. Era como una pelusilla de melocotón. 

Y aunque he de admitir que cuando fui consciente del vello de debajo de la nariz, lo que llamamos cariñosamente “el bigote”, me lo empecé a quitar, si que es cierto que con los años me he relajado al respecto.

Mi piel no es 100% lisa como la de una rana lechera amazónica (la primera rana que me salía en Google). Tengo mini pelitos minúsculos (otros no tanto) y no voy a preocuparme por ello.

Los cuatro pelos negros que se ven desde marte prefiero quitármelos porque me da la sensación de que me asemejo a uno de mis tíos, y aunque a él el mostacho le queda estupendo, de mí no puedo decir lo mismo.

Es una elección personal pero que no hago muy en profundidad. Con la pinza cojo esos cuatro pelos y ya está. Soy consciente de que encima del labio superior sigue quedando pelusilla y no pasa nada. Nos queda a la mayor parte de nosotras.

De hecho, lo raro es cuando ves esas imágenes en los anuncios de televisión o en campañas de revistas de cremas, pintalabios o dentífricos que muestran cutis más que imberbes, totalmente matizados, no se ve pelo, arruga, poro ni nada que muestre que la piel es real.

Los niveles de Photoshop llegan a niveles alarmantes, y no es que nos guste encontrarnos esto. Está comprobado que las marcas con las que nos sentimos identificadas ganan cada vez más adeptas y el bigote no es la excepción a esta regla.

Mac se ha pronunciado sutilmente al respecto en una de sus publicaciones de Instagram. La foto muestra el color de un lápiz labial en una boca y sorprendentemente, si nos fijamos en la piel de encima del labio, podemos ver pelos.

No es que la marca haya usado a una modelo sin depilar por primera vez, es que la firma de cosméticos ha decidido dejar de editar digitalmente las imágenes.

¿El resultado? Romper el ideal de belleza irreal, mostrar lo que hay en las mujeres de a pie y normalizarlo. Porque, si nos paramos a pensarlo, todas cada vez que nos pintamos los labios podemos tener algún pelillo, pero ¿y qué? Estamos igual de estupendas.

Navidad solidaria: regalar pensando en los demás

Algo tiene la Navidad que a todos nos toca la fibra sensible. No sé si es un efecto secundario de inhalar el spray de nieve que se usa para decorar escaparates, el hecho de que pongan Solo en casa en todas las cadenas o que tenemos tiempo para estar con nuestra familia (aunque a la media hora ya estés fantaseando con unas vacaciones en una isla desierta del Pacífico).

Te entran ganas de colaborar en todo, de donar cosas que no usas, de ceder el asiento en el autobús y de comprar una papeleta para la cesta de Navidad de un colegio por el que pasaste por delante, por casualidad, el día que ibas a tu consulta anual con el dentista.

Es Navidad, y aunque los Reyes Magos ya no nos tienen en el punto de mira, apetece ser buenos. Aprovechando el ramalazo solidario, las marcas sacan campañas navideñas unidas a causas sociales. De este modo, no solo nos hacen o hacemos un regalo, sino que estamos comprometiéndonos con algo mayor y le devolvemos al mundo un poco de la suerte que tenemos (que nunca viene mal tener karma positivo a nuestro favor).

anillo-pequeno-tolerancia-cero2La ONG Anesvad apuesta por un anillo ajustable para combatir la trata de seres humanos de la que más de 21 millones de personas (90% de ellas son niñas) son víctimas. El anillo está elaborado artesanalmente con la participación de mujeres supervivientes del proyecto de trata en Laos. Además, para darle más visibilidad, animan a subir una foto con el anillo utilizando el hastag #toleranciacerocontralatrata.

The Diamond Society comercializa relojes 1Face que, según el color en el que lo escojas, dedican un porcentaje de su valor a causas como cáncer de mama (rosa), medio ambiente (azul), sida (rojo), animales (naranja) o agua potable (blanco y amarillo) entre otros.

1face

Las gafas de sol de Parafina Co. ceden un 5% de su importe a la obra social #LlevaleAlCole, que tiene como objetivo la escolarización infantil de un barrio a las afueras de Asunción (en Paraguay) en el que hay más de 30.000 niños sin acceso a un programa de educación estable.

Otras gafas que miran por personas menos afortunadas son las de Lord Wildmore. Su proyecto “Abre los ojos” se encarga de donar gafas graduadas a niños keniatas que no se las pueden permitir por cada par de gafas vendidas. Sino, dona el dinero equivalente a las ONG Anidan Kenia y Soñar despierto.

photo_section4Si no eres mucho de accesorios pero te pierden los productos de belleza, The Body Shop, junto a la ONG WaterAid, paga un día de agua potable a una familia en Etiopía por cada regalo vendido esta navidad.

Y si prefieres algo para llevar en el bolso, MAC, a través de su Fundación de lucha contra el sida (MAC Aids Fund) dona el importe íntegro de sus pintalabios Viva Glam, creados junto a Miley Cyrus, a los afectados por la enfermedad y para combatir la epidemia en algunas regiones.

Por último, y perfecto para regalar a madres o a abuelas (¿que madre o abuela no recibe con gusto un pañuelo aunque tenga 180?) Marina Silk es un proyecto de Semilla para el Cambio que se pudo en marcha en 2011 para el empoderamiento de la mujer en la India. Garantiza a las 12 mujeres provenientes de slums (barrios marginales), que trabajan en el pintado artesanal, formación y salario digno.

marina