La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

¿Qué nombre le ponemos a este olivo?

Olivo #9220 en busca de nombre.

Me acaban de hacer un regalo excepcional, exclusivo, fascinante y solidario a la vez: ¡he apadrinado un olivo! Pero necesito urgentemente ideas para bautizarlo. ¿Me ayudas?

Este árbol es un detallazo del equipo de Apadrinaunolivo.org, un grupo de entusiastas empeñados en sacar del olvido a su pueblo Oliete (Teruel) de la mano de sus más olvidados vecinos, los olivos abandonados. Allí viven unas 300 personas (casi la mitad mayores de 65 años) y hay más de 100.000 olivos que llevan más de 40 años sin recibir el más mínimo cuidado.

Regala un olivo

Por cierto, y ya que estamos, ¿por qué no regalas esta Navidad el apadrinamiento de uno de estos olivos? Así apoyas al medio rural, cuidas su biodiversidad, haces feliz a una persona querida con un regalo original pues recibirá cada año el aceite producido por su olivo, y ayudas a mantener  un proyecto real de indudable interés social.

No soy el primer padrino de estos olivos, qué va. Ahora mismo ya hay más de 5.000, lo que ha permitido recuperar 10.000 olivos, producir uno de los aceites mejores y más premiados de España, dar trabajo a una decena de personas y poner en el mapa a un pueblo que, ya es casualidad, se llama Oliete en recuerdo de los muchos olivos que ya había allí cuando se fundó en la Edad Media.

Orgullo de padrino

Míralo. Este olivo ahijado es un poco como yo, montaraz, esquinado, medio metido en producción medio dejado en barbecho, algo inclinado por la presión del cierzo dominante pero empeñado en seguir mirando a esos cielos tan azules de la Sierra de Arcos.

A falta de nombre, de momento tiene un terrorífico código de identificación: #9220. El 22 es mi número personal más icónico, que no de la suerte pues la vida es tan solo azar. Pero urge bautizarlo como el campo manda y él se merece. ¿Qué nombre le ponemos?

Dame ideas. Y recuerda que la mayoría de los olivos son hermafroditas, tienen tanto flores masculinas (que producen polen) como femeninas (que crían las aceitunas), así que se aceptan ambos géneros e incluso los intermedios.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

4 comentarios

  1. Dice ser Juan Poz

    “Mochuelo”. Y a ver si hay suerte…

    06 diciembre 2020 | 15:56

  2. Dice ser Monica

    Me viene el nombre de “Esperanza”.

    07 diciembre 2020 | 08:32

  3. Dice ser Fernando

    Por lo desplazado que tiene el follaje de la copa, lo llamaría “Melenudo”.

    09 diciembre 2020 | 08:13

  4. Dice ser Manuel

    Me gustaría que le llamaras “Porvenir”.

    09 diciembre 2020 | 18:33

Los comentarios están cerrados.