La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Ecologistas buscan ganaderos que apuesten por la biodiversidad

Las vacas ecológicas de Fernando Robres pastando en el parque natural de Prat de Cabanes-Torreblanca.

Al final todo está inventado, y nada mejor que lo de siempre para dejar las cosas como estaban antes. Por ejemplo, para controlar matorrales o carrizos que degradan hábitats de interés para la conservación de especies animales. En lugar de utilizar desbrozadoras o segadoras ¿qué mejor que el diente de un rumiante? Y si se hace en un espacio natural protegido, con todas las garantías y controles de seguimiento, el resultado puede ser espectacular.

Que se lo digan a las vacas de Fernando Robres, único ganadero de ternera ecológica de la Comunidad Valenciana. Por primera vez en 25 años, sus animales son el primer rebaño que pasta feliz en el Parque Natural del Prat de Cabanes-Torreblanca (Castellón) para gestionar la vegetación de forma natural y tradicional.

Se trata de un proyecto de regreso de la trashumancia promovido por la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural con la colaboración de la Fundación Global Nature a través del proyecto LIFE Paludicola y el Ayuntamiento de Cabanes. El año pasado pastaron allí 30 vacas en 50 hectáreas, pero a la vista de sus probados beneficios ambientales este año se ha autorizado la entrada a 49 vacas en 100 hectáreas de terreno.

Camino de las cuadras hacia las lagunas los animales van limpiando a mordiscos el sotobosque y los márgenes de las cunetas, lo que supone un beneficio para la prevención de incendios. Una vez en el Prat, mediante el ramoneo mejoran el hábitat para especies tan raras como el carricerín cejudo, una de las aves más amenazadas de Europa y que habitualmente descansa en esta zona de humedales durante sus largos viajes migratorios.

Las vacas abren claros en las densas masas de carrizal, favoreciendo la aparición de láminas de aguas libres y de otro tipo de vegetación. Los excrementos del ganado promueven el aumento de insectos que a su vez sirven de alimento para otras aves palustres, favoreciendo así la diversidad de especies.

Además de ayudar a la biodiversidad, esta actividad representa un beneficio para el ganadero, que encuentra en el parque natural pastos frescos y saludables para sus animales.

Los responsables del Prat de Cabanes-Torreblanca estudian aumentar aún más la superficie pastable en el futuro. Pero como señalan desde la Fundación Global Nature, “para ello hace falta que haya ganaderos interesados“.

También hace falta gestionar un elevado papeleo. Solo se permite la entrada de ganado bovino y ovino, siendo necesario presentar una memoria que refleje datos técnicos como las características de la explotación, el tipo y cantidad de ganado, tiempo de permanencia, tipo de manejo que se va a realizar, si son necesarias actuaciones sobre el medio físico (roturaciones, manejo del agua) y una estimación de las posibles repercusiones de la actividad sobre el uso público del parque natural. 

Desde la dirección del Prat de Cabanes-Torreblanca se espera que esta iniciativa perdure en el tiempo. “Trabajaremos duro para conseguir que esta tradición se convierta de nuevo en habitual año tras año”, han señalado a través de un comunicado de prensa.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

8 comentarios

  1. Dice ser Noticias

    Jajajaja ya está ablando sin tener ni puta idea, las bacas y los caballos solo comen hierba y no rastrojo que es el gran problema, y para comer rastrojo tienen que meter cabras y eso no interesa, ecologista de tres al cuarta.
    Porque en un prado ea bueno que andén barias especies para que lo coman todo, el caballo donde caga no come, listo que eres un listo

    07 marzo 2019 | 13:02

  2. Dice ser Noticias

    Mucho ecologista de ciudad e conocido pero pocos de pueblo, mientras estáis calentados con gasnatural, gasoil, tenéis gente que os limpia los parques, corta hierba…
    Bergüenza me daría a mi, que gente como vosotros hablé de ecologismo.

    07 marzo 2019 | 13:10

  3. Dice ser Uno

    Ganadería y biodiversidad no pueden ir de la mano.

    Para frenar el #CambioClimatico es imprescindible acabar con la ganadería y la pesca. No hay otra.

    La deforestación asociada a la ganadería para cultivar grano y para crear espacio para almacenar animales es atroz. El 91% de la deforestación del Amazonas es consecuencia de la ganadería. El ganado ocupa 1/3 de toda la tierra libre de hielo del planeta, es decir, más del 70% de la tierra cultivable del planeta usada para agricultura se destina a cultivos para alimentar al ganado, convirtiéndola en gran parte del problema de la desertificación y la desaparición de estos insectos.

    La ganadería es la principal causa de la extinción de especies, zonas muertas en los océanos, contaminación del agua y destrucción de hábitats. Y la ecológica necesita aún más cantidad de tierra si cabe.

    De media hacen falta 675m² para alimentar a una persona vegana durante un año. 2025m² para alimentar a una persona vegetariana y 12150m² para alguien que come carne.

    Tanto si amamos la Naturaleza y a los animales como si nos da igual, debemos parar ya. Cambiar nuestros hábitos diarios. Cada vez que vamos a comprar somos parte de la solución o del problema.

    La solución está en nuestra mano, en nuestra cesta de la compra, en nuestros hábitos diarios. Debemos hacerlo, por los animales, por el planeta, por nosotros.

    Esta es nuestra casa, no tenemos planeta B.

    Muchos más datos y fuentes oficiales: nutricionvegana.org/veganismo-problemas-y-consecuencias/

    Y esto por no hablar de los más de 160 incendios en Cantabria y Asturias activos en los últimos dias. Incendios provocados por los ganaderos para crear pastos para los animales, al más puro estilo deforestación masiva del Amazonas para cultivar grano y meter ganado.

    El veganismo es la única opción sustentable y sostenible con los demás animales, el planeta y la humanidad.

    07 marzo 2019 | 17:22

  4. Dice ser Noticia

    @Uno
    A ti te interesa esa opinión, pero la verdad que tambien hay deforestación por plantar productos para veganos como, soja, por poner un ejemplo, la unica solucion para que la humanidad siga en este planeta es! Una guerra mundial ó que derrepente estemos en la edad de piedra, muchisima gente moriria sin poder comer, ni beber agua potable y los vegetarianos y los veganos ni te cuento.

    07 marzo 2019 | 21:21

  5. Dice ser Antisectario

    Ya tardaba el sectario vegano de turno para soltar su biblia.
    Por favor señor “uno” guárdese su sermón vegano repetido hasta la saciedad.
    No sabe usted el asco y la grima que nos dan los acólitos como usted a mucha gente.
    No sabe usted que coñazo llegan a ser, entre ustedes, las feminazis y los ecolojetas vamos apañaos……

    08 marzo 2019 | 16:43

  6. Dice ser Rural,

    !!!Que se joda el vegano!!!,¡¡¡ viva la ganadería, viva la caza y viva el mundo rural!!!

    09 marzo 2019 | 16:30

  7. Dice ser tomadieta

    Una opción más que interesante para ambas partes, para los ecologistas y para los ganaderos, al fin y al cabo, los ciudadanos seremos los beneficiados de fomentar un planeta más ecológico y sostenible

    14 marzo 2019 | 07:50

Los comentarios están cerrados.