La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Pasear, el nuevo deporte de moda en España

Por fin las recomendaciones de médicos y enfermeras de atención primaria, dietistas, nutricionistas, medios de comunicación y hasta blogueros están empezando a calar profundo en la sociedad española. ¡Se acabó el sillón-ball! ¡Se acabó el sedentarismo! Nos hemos puesto en marcha. ¡Qué viva el paseo!

Este verano las playas, los parques, incluso las carreteras de los pueblos se han llenado de paseantes. Los baños de bosque, de naturaleza en general, están de moda. Algunos van despacio y otros a ritmo legionario, pero el pasear ha dejado de ser patrimonio exclusivo del club de los infartados.

Apto para todas las edades y para todos los niveles. Un cambio que sin lugar a dudas está mejorando nuestra salud, lo que se traducirá en una población más sana, menos enganchada a las medicinas, menos hecha polvo. También más barata para el Estado a la vista del mucho dinero que podrá ahorrarse en botica.

Peregrinos y caminantes coinciden en los parques de La Quinta y Fuentes Blancas.

Burgos se apunta al #Fuentesblancking

En mi ciudad, Burgos, la estrella es Fuentes Blancas. Me cuenta mi padre que cuando él era joven, pasear hasta allí era como irse al fin del mundo, al extrarradio más lejano. Apenas unos pocos jóvenes optaban por ese camino, en lugar del popular Espolón, el famoso “tontódromo” donde todos se daban cita, paseo arriba, paseo abajo, para saludarse y criticarse.

Algunos muy beatos caminaban hasta la Cartuja de Miraflores para oír misa, pero seguir más adelante hasta Fuentes Blancas, solo por beber en su famosa Fuente de la Salud y regresar río Arlanzón abajo era algo que a mediados del siglo XX no tenía el más mínimo interés.

Vete ahora. No paras de cruzarte con gente de todas las edades. Unos caminan, otros van en bici, en patines e incluso me he encontrado a varios a caballo. Peregrinos del Camino de Santiago que salen ilusionados del camping de Fuente del Prior con sus mochilones, y a quienes personas muy mayores saludan con envidia y les dicen eso tan bonito de “¡Buen camino!”. Abuelos con los niños de la mano. Deportistas sudorosos. Grupos en animada conversación saludando a todo el que se cruza con ellos, pues al final ya les suenan las caras de la mayoría.

Yo también disfruto mucho con la naturaleza del pulmón verde burgalés. En cada paseo puedo ver o escuchar decenas de aves hermosísimas, desde el trepador azul al martín pescador, descubrir los rastros de la nutria y admirar flores tan inspiradoras como las quitameriendas que, por cierto, ya han empezado estos días a teñir de azul las praderas.

¿Quiénes pasean más?

Mi padre va todos los días del año a pasear a Fuentes Blancas, haga frío o calor, llueva o truene. Se hace unos siete kilómetros diarios, ejercicio que le viene de maravilla. Y que ha aprovechado para hacer un curioso estudio, contar hombres y mujeres por separado para descubrir quiénes son mayoría.

Resultado aplastante. Ganan las mujeres por seis a cuatro. Le pregunto si será porque son señoras que no trabajan, pero él lo niega. Las hay de todas las edades. Piensa, como también lo creo yo, que las féminas son siempre más activas.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

6 comentarios

  1. Dice ser David

    Con esos parajes naturales que tienen en el norte de España yo me voy también de paseo a diario. Pero vente a Fuengirola, a ver por dónde paseas que no sea el pº marítimo.

    Gracias por la prosperidad, Sr. Ladrillo. Ahora no tenemos naturaleza a nuestro alrededor, ni playas…

    19 agosto 2018 | 09:49

  2. veinte-segundos

    Sí señor, muy bueno. Gracias

    19 agosto 2018 | 10:23

  3. Dice ser sabu

    Menos mal, por fin parece que los españoles se han dado cuenta que el campo sirve pa otra cosa que pa ira comer y jugar a las cartas.

    19 agosto 2018 | 10:24

  4. Dice ser Sociólogo Astral

    Me pego unas pateadas por la montaña bestiales (cuando puedo).

    19 agosto 2018 | 13:27

  5. Dice ser Psmith

    Observe la foto: en primer plano van tres hombres y una mujer, ¿en qué se diferencia su vestimenta? Pues en que la mujer tiene más calor que los hombres y por eso en su caso el pantalón tiene menos de la mitad de tejido que los masculinos. ¡Y luego dicen que no les gusta enseñar!

    19 agosto 2018 | 17:40

  6. Dice ser Turay

    Cuando vives en un país donde solo trabajas y vuelves a casa comes y duermes y así toda tu vida… normal
    pasear es lo único que queda. Porque pasta no hay, inteligencia tampoco para pasarlo bien, como ocio. Que queda? salir a la puta calle a ver qué se cuece, como hace todo el mundo desde siempre.
    Basura de noticia, como siempre. Para eso entro, al final. Me divierte ver cuan superfluo pueden llegar a ser los valores de las personas de hoy en día.

    19 agosto 2018 | 22:20

Los comentarios están cerrados.