BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

¿Acabó una pertinaz sequía con los romanos?

"El curso del Imperio: Destrucción". Thomas Cole (1836)

“El curso del Imperio: Destrucción”. Thomas Cole (1836).

Gracias a los registros sedimentarios del lago Montcortés (Lleida), donde los depósitos son anuales, investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN), el Instituto Pirenaico de Ecología (IPE) y el Instituto de Física Química Rocasolano (IQFR), todos del CSIC, han logrado reconstruir a lo largo de casi 3.000 años las lluvias extremas y relacionarlas con la Oscilación del Mediterráneo, un patrón atmosférico a gran escala que condiciona la precipitación de este área del planeta.

La reconstrucción, que va desde el año 763 a.C. al 2012, ayuda a entender las fluctuaciones del clima mediterráneo a lo largo de exactamente 2775 años ininterrumpidos. Y permite conocer con exactitud en qué año y hasta en qué época se registraron grandes tormentas en el oeste del Mediterráneo.

¿Y qué tiene esto que ver con los romanos? Pues mucho.

sondeo

Investigadores extrayendo registros sedimentarios del lago Montcortés.

Gracias a este trabajo se ha comprobado cómo entre los años 370 y 670 de nuestra era, la Península ibérica vivió una etapa especialmente seca, con pocas lluvias y temperaturas muy frías. Los investigadores del trabajo aventuran que estas condiciones climáticas pudieron tener una importante influencia socio-económica en el declive final del Imperio Romano y el auge del periodo migratorio europeo. Sequía y frío que sin duda provocaron malas cosechas, dispararon el hambre y empujaron a los pueblos bárbaros del norte a buscar un futuro mejor migrando al sur y poniendo fin a cinco siglos de supremacía romana. Baste recordar que el saqueo de Roma por Alarico fue en el año 410.

No fue el único gran cambio histórico en el que la climatología tuvo gran influencia. Un esquema parecido se repitió durante la Edad Media, cuando las temperaturas fueron algo más cálidas que en la actualidad y se registró una alternancia de episodios muy secos y lluvias extremas.

Los limos del lago leridano también confirman la Pequeña Edad del Hielo europea, igualmente momento histórico de profundos cambios en Europa, y que puso fin a una era extraordinariamente calurosa llamada óptimo climático medieval (siglo X al XIV). De acuerdo con el estudio del CSIC, entre 1537 y 1805 se produjo una mayor estabilidad hídrica coincidiendo con la bajada generalizada de las temperaturas. Una época convulsa para Europa.

Artículo citado: J.P.Corella, B.L. Valero-Garcés, S.M. Vicente-Serrano, A. Brauel y G. Benito. (2016) Three millennia of heavy rainfalls in Western Mediterranean: frequency, seasonality and atmospheric drivers. Scientific Reports.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

2 comentarios

  1. Dice ser un primor

    Vete a saber!!! Aunque yo creo que nos hubiésemos enterado.

    21 diciembre 2016 | 01:15

  2. Dice ser Ignotis parentibus

    No ter has enterao de lo de Valencia, Alicante y Murcia

    21 diciembre 2016 | 12:36

Los comentarios están cerrados.