BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Ésta es la etiqueta de pescado que no quieren que exijas

etiqueta

Existe una normativa de etiquetado europeo en los productos pesqueros que brilla por su ausencia en la mayoría de las pescaderías. Y eso que fue aprobada hace ya dos años. Pero muchos no quieren que sepamos de dónde viene el pescado fresco, cómo fue capturado e incluso no les interesa que conozcamos la especie concreta. De nuestra confusión viene su negocio.

Según la normativa vigente, todos los puntos de venta de pescado y productos pesqueros deberían ofrecer diferente información a los consumidores como el origen del pescado, el método de captura o si ha sido previamente congelado o no.

“La aplicación efectiva de esta normativa lleva dos años de retraso en España, lo que dificulta a los consumidores hacer una compra responsable con los océanos”, ha declarado Celia Ojeda, responsable de océanos de Greenpeace. “La falta de un etiquetado correcto fomenta la pérdida de la trazabilidad en los productos pesqueros y además demuestra la poca implicación que tiene el Gobierno en implementar una política pesquera que propicie la sostenibilidad del sector y los océanos”.

Para paliar esta laguna, y teniendo en cuenta que el consumo de pescado se disparará en Navidad, la organización ecologista ha lanzado una campaña para demandar la correcta implementación del etiquetado europeo en los productos pesqueros.

En ella ha contado con la colaboración del grupo de teatro de Yllana, que ha elaborado un sketch en el que, con el humor que caracteriza a estos originales artistas, se muestra lo difícil que es encontrar un etiquetado correcto de pescado y donde se anima a la ciudadanía a exigir más información. Hay que preguntar más y dar menos las cosas por supuesto.

¡Cuidado con los engaños!

Para hacer más accesible la información a los usuarios, la organización ecologista ha elaborado una infografía de etiqueta en la que se presentan tres ejemplos de los más habituales sobre etiquetado incorrecto (o incluso fraude) en la información que se ofrece sobre el pescado.

El primero se centra en la merluza de pincho gallega. Donde se espera que el pescado haya sido capturado en las costas gallegas y que por tanto es cercano y más fresco. Sin embargo, la mayor parte de las veces estas merluzas han sido capturadas en lugares muy lejanos como las aguas frente a las costas de Escocia y han llegado hasta algún puerto gallego en barco o camión, lo que demuestra la importancia de indicar bien la zona de captura, que es muy diferente al puerto de desembarco.

Otro ejemplo analiza el bonito del norte, que a pesar de ser solo un nombre comercial, incita a que muchos usuarios piensen que siempre llega del mar Cantábrico y que ha sido pescado a caña, algo que no es necesariamente así. En las latas no hay obligación de identificar la zona de captura, aunque como señala Greenpeace, varias marcas de conservas de atún están dando pasos hacia una mayor transparencia e indican la zona de captura y el arte de pesca.

Gato por liebre. También se destaca que es frecuente que algunos pescados se etiqueten con el nombre de otras especies que tienen un mayor valor comercial, lo que constituye todo un fraude. Mucho cuidado.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

5 comentarios

  1. Dice ser Pablo

    Unos cuantos inspectores y una cuantas multas y en 1 añito todas las pescaderías con las etiquetas puestas….xDDD

    16 diciembre 2016 | 10:25

  2. Dice ser Uno

    La verdad es que el pescado está carisimo y muchas veces nos cuelan lo que les da la gana. Hay pescaderías que se aprovechan todo lo que quieren. La cosa no es que los clientes exigamos estas etiquetas, es la ley la que tiene que obligar a las pescaderías a ponerlas. Son los inspectores los que tienen que encargarse de multar aquellas que no tengan el adecuado etiquetado.
    Los clientes, si nos ponen una etiqueta con la zona de pesca, el metodo utilizado, la fecha… Sencillamente cuando leamos la etiqueta, nos creeremos lo que quieran poner. Para evitar timos, es necesario que personas preparadas y con medios, controlen que esas etiquetas ponen información autentica y no que intenten vendernos pescados malos a precios de los de calidad.

    16 diciembre 2016 | 10:49

  3. Dice ser Tablets android

    Da igual poner la etiqueta o no, la mitad de la gente mira más el precio que el origen, creo que las acciones deberian ir en concienciar mas a los consumidores.

    17 diciembre 2016 | 09:33

  4. Dice ser esperanza

    yo, la verdad, me quedo mucho más tranquilo cuando leo eso de mediterráneo fao35 o atlántico norte fao no se cual, o índico fao no se cuantos.

    con esa información soy mucho más feliz.

    17 diciembre 2016 | 11:11

  5. Dice ser Francisco de Asís de Ureñas

    ¿Y UNA ETIQUETA DE CARNE PARA LOS HUMANOS?
    .
    …Usted lo ha dicho, amigo César-Javier. Cuidado con que no nos den gato por libre. Y no sólo con respecto a la comida sino también con las personas. Sus palabras, en sentido figurado, lo dicen todo: ‘’[…] es frecuente que algunos pescados se etiqueten con el nombre de otras especies que tienen un mayor valor comercial, lo que constituye todo un fraude. Mucho cuidado’’. Pues sí, mucho cuidado. Cambiemos ‘’algunos pescados’’ por ‘’algunas personas’’ y su consejo tendrá todo el sentido del mundo.
    .
    …Hay personas que se hacen pasar por lo que no son: se inventan otra vida, visten ropa de marca, huelen a dinero (el secreto: frotarse la ropa con billetes usados y echarse después perfume caro), actuan con falsa autosuficiencia, usan el lenguaje de los ricos (‘’Esto vale mil duros. ¡Uy! Paga tú, chica, que hoy no me he traido ‘cash’’’ – ‘’Mañana tengo cita con mi personal trainer’’ – ‘’Estoy ‘out’ de tanto suflé y tanto plato de patatas con bacalao’’), tienen cita con el gimnasio, van siempre rayouvados, etc.
    .
    …Debería de existir para las personas una normativa de etiquetado europeo, donde se dijera la procedencia del merluzo, la gamba, el pulpo, la chirla; por qué se dejó capturar; su edad, estudios, leyenda sentimental, hijos y cuenta bancaria. Celia ojeda, como responsable de océanos de Greenpeace, seguro que aplicaría su misma queja a la especie humana: ‘’La falta de un etiquetado correcto fomenta la pérdida de la trazabilidad en los productos Homo y además demuestra la poca implicación que tiene el Gobierno en implementar una política demográfica que propicie la sostenibilidad del país’’.
    .
    …El etiquetado de un homo sapiens debería de ser el mismo que el de un pescado. Por ejemplo y a propósito del etiquetado de un Paco, Rodolfa, Evaristo, Chelita, Perico, María del Pimporro, Juan Andrés…:

    –HUMANOIDE (Homo sapiens sapiens o subespecie de éste. Es decir, individuo con obesidad mórbida viciosa, campesina con quebradura, usurero cojitranco, farruco a toro pasao, chulillo playa, petarda consumada…)
    –ZONA DE CAPTURA: mar Mediterrano FAO 37, Océano Atlántico
    –PUERTO DE DESEMBARQUE: Playa de Benidorm, Cala Chica de Nerja, Playa del Inglés, Maspalomas
    –MÉTODO DE PRODUCCIÓN: Capturad@
    –CATEGORÍA DE ARTE DE PESCA: Redes de seducción y similares (ligoteos, rejuntes, emparejamientos de rebote, cita a ciegas de consolación, marraneos entre divorciados, quedadas entre antiguos alumnos por facebook…)

    …Y aquí igual: ‘’Para paliar esta laguna, y teniendo en cuenta que el consumo de carne se disparará en Navidad, la organización ecologista DEBERÍA DE LANZAR una campaña para exigir aquí también la correcta implementación del etiquetado europeo en los productos jamoneras, chuleteros, pechugonas, vacunos, rollizas y de cañas de lomo. ¡Hala, aquí todos con una etiqueta en la frente! Para que no nos timen o se pesque en aguas vecinas.

    20 diciembre 2016 | 22:36

Los comentarios están cerrados.