Entradas etiquetadas como ‘orgánico’

El autobronceador que no te deja de color naranja

A no ser que seas de los afortunados con fototipo V o VI, es decir, aquellos que están morenos todo el año, el buen tiempo te habrá pillado del tono de la tiza.

DSC_1345.jpg2

De blanco a caribeña. MARA MARIÑO

La temporada de comuniones y bodas acaba de empezar, y aunque puede que ya tengas decidido lo que vas a ponerte, todos coincidimos en que la ropa sienta mejor con una pizca de tono en la piel.

Si el flexo nos pusiera morenos, los que tenemos exámenes estaríamos más bronceados que Flavio Briatore, pero como no es el caso, no nos queda otra que buscar alternativas para esas ocasiones en las que necesitas un tono rápido.

Puedes hacer tres cosas: la primera, saltarte las obligaciones y hacer una sesión maratoniana de bronceado vuelta y vuelta en tu terraza/parque madrileño; la segunda, darte rayos UVA (y acabar en unos años con el cutis más cuarteado que la Abuela Sauce de Pocahontas) o, por último, recurrir a los productos que dan color a la piel.

La única experiencia que tenía hasta ahora, fue de uno que probé tipo crema que me dejó las palmas de las manos más naranjas que los mejillones de la Ría de Vigo, por lo que siempre he optado por las sacrificadas maratones de tomar el sol (untada en la correspondiente crema de factor 50).

Entonces imaginad mi sorpresa cuando en los Madrid Beauty Days me descubrieron un producto que te bronceaba instantáneamente. Cuando Lola Tarazaga me ofreció probar Fresh Indulgence (Fi), y recordando mi anaranjada experiencia, me imaginaba con la piel del color del Cola Cao, pero me dejó la cara con un bronceado más resultón que si hubiera tomado el sol en la playa de Bora Bora. Es por eso por lo que quise probarlo también en el cuerpo.

IMG_8148

FRESH INDULGENCE

Como explican en su web, el producto está hecho “a partir de una formula libres de Parabenos y productos químicos innecesarios, llena de antioxidantes que proceden de frutos secos, con un alto poder de oxidación sobre la piel cuya función a parte de broncear es la de recuperarla con sus repetidas aplicaciones”, en definitiva para que nos entendamos: broncea sin que la piel sufra los daños de los rayos ultravioleta.

No era mi caso, pero por lo que me contó cuando me aplicó el producto, ayuda también a personas con problemas de pigmentación en la piel como el vitíligo, e incluso ayuda a calmar los picores de la dermatitis.

Lo único necesario para aplicar el producto es que estés depilada y exfoliada 24 horas antes y no te eches ningún tipo de crema. En mi caso, me eché crema solar en las piernas esa mañana, pero pasándome una toalla húmeda antes de la aplicación, no tuve ningún problema en que se me fijara el producto.

Tras la aplicación, que se echa en spray sobre la piel con una pistola, tienes que estar entre 8 y 12 horas, de reposo, es decir, sin ducharte ni sudar, algo bastante complicado en mi caso por lo menos, que veo a los protagonistas de una serie echarse unas carreras y ya sudo yo por ellos.

Una vez pasadas las 12 horas, ya puedes ducharte y hacer vida normal. Es especialmente importante hidratar la piel para que se mantenga con cremas orgánicas. Yo usé una de Aloe Vera que tenía por casa para después de la ducha. Aunque claro, no es jauja, y según pasan los días el color se va perdiendo. Aunque tenía miedo de quedarme morena ‘a cachos’ perdí el color tan gradualmente como cuando pierdes el bronceado de la playa.

foto

Fresh Indulgence al día siguiente de la aplicación. MARA MARIÑO

Las ventajas son que no tienes que acudir a un centro especializado, es instantáneo, apenas tardas unos minutos en aplicártelo, dura varios días y te deja un color muy natural, como si de verdad hubieras estado tomando el sol. De hecho, me dejó un color TAN conseguido que incluso conocidos me preguntaban si había ido a la playa.

Como desventaja, señalaría que, en el caso de mi estilo de vida, no es algo factible para usar normalmente ya que hago ejercicio regularmente y acabaría expulsándolo, pero para una ocasión concreta, y más ahora que vienen las celebraciones familiares, lo veo ideal para no deslumbrar a nuestros seres queridos con el blanco nuclear invernal.