La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘dieta mediterranea’

Esta comarca acapara premios a los mejores aceites del mundo, y no está en Jaén

Si pensamos en aceite de oliva pensamos en Jaén y en sus inmensos mares de olivos. Sólo en esa provincia andaluza sus 60 millones de árboles plantados producen al año no menos de 600.000 toneladas de aceite. El olivar jienense supone más del 25% de la superficie total española y el 42% de la andaluza. Pero hay otros muchos y muy buenos aceites de oliva en España. Es el país líder en la producción, con 30 denominaciones de origen protegidas, 12 de ellas en Andalucía, tres en Jaén.

¿Dónde se produce es el mejor aceite de oliva? Imposible saberlo, pues para gustos colores y para aceites cosechas, almazaras, marcas, personas, momentos.

Lo que sí podemos saber es cuál es la denominación de origen (española, italiana, griega o francesa), cuyos aceites de oliva son los más premiados en todo el mundo. Es la de Priego de Córdoba.

En La Crónica Verde nos hemos ido a conocer esa bella comarca cordobesa, acompañando a la aceituna desde su vareo en el campo hasta el envasado de ese tan premiado oro verde.

Te lo resumo en este vídeo de nuestro canal en YouTube [¿Ya te has suscrito]

Lee el resto de la entrada »

Nuevas tecnologías y consumidores modernos revolucionan la agricultura

Centro de Innovación Agronómica (CIAM) en Monserrat.

¿Cómo alimentar a una población en aumento exponencial con un planeta finito? Las nuevas tecnologías adaptadas a la agricultura pueden ser la solución. Y España es su principal banco de pruebas. La despensa que surte de alimentos a Europa tiene una potentísima industria agroalimentaria en permanente modernización.

Hasta ahora se había apostado por aumentar producción y reducir costes, pero las últimas exigencias de los consumidores europeos la están llevando a minimizar el uso de pesticidas y fertilizantes, acercándola cada vez más a la que hasta ahora se veía como su antítesis, la agricultura ecológica. También a reducir la distancia entre lugar de producción y de consumo, dando cada vez más importancia a lo regional y hasta lo local. Lee el resto de la entrada »

Decálogo del cocinero ecologista

La dieta mediterránea ayuda a conservar la biodiversidad y el mundo rural. No lo digo yo. Lo asegura convencido el famoso y mediático cocinero Sergi Arola, con quien la pasada semana tuve la oportunidad de coincidir en unas interesantes conferencias sobre vida y alimentación organizadas por la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente en La Casa Encendida de Madrid.

A la pregunta de cómo consumir siendo respetuosos con el medio ambiente, Sergi responde que el secreto está en comer equilibradamente “y la dieta mediterránea es totalmente equilibrada”, debido a su riqueza y a la gran variedad de productos animales y vegetales que la componen. Por eso asegura sin rubor:

“Nuestras abuelas cocinaban muchísimo mejor que cualquiera de nosotros”.

¿Por qué? Pues porque ellas tenían mucho de lo que nosotros hemos perdido hace tiempo, especialmente tiempo para hacer guisos maravillosos a fuego lento, utilizando productos cercanos, frescos, sanos, de calidad.

Como moderador de su conferencia, los argumentos del chef me sorprendieron gratamente. Una persona acostumbrada a los grandes lujos se nos mostró muy sensibilizado con los problemas medioambientales y sociales de nuestro malherido planeta. Algo muy importante desde que los grandes cocineros, como los deportistas de élite o los actores famosos, se han convertido en prescriptores de nuestra sociedad, en modelos a seguir.

Con el objetivo de plasmar estas ideas en el día a día de sus restaurantes, el chef catalán ha creado su particular decálogo del “eco-gourmet”. 10 ideas para ser un cocinero medioambientalmente responsable:

1. Fomentar el consumo de productos locales, provenientes de pequeños productores que empleen técnicas respetuosas con el medio ambiente.

2. Mantener como eje principal a la hora de diseñar un plato las texturas de la cocina tradicional.

3. Apoyar la producción de variedades agrícolas y ganaderas en peligro de extinción, mejor si son de procedencia ecológica.

4. Cambiar de productos en función de la estacionalidad, que como mínimo deben suponer el 80 por ciento del menú. No se puede comer tomates o naranjas todo el año.

5. Rechazar especies en riesgo de extinción como el atún rojo, el caviar o el tiburón, o ejemplares demasiado pequeños (pezqueñines).

6. No hacer uso de productos especulativos de lujo extremo, como las trufas blancas.

7. Incorporar nuevas técnicas culinarias (gastronomía evolutiva) a partir de un proceso reflexivo.

8. Sustituir las grandes cartas por menús, para así reducir la cantidad de alimentos que al final acaban en la basura.

9. Fomentar la educación tanto del profesional como del cliente. Hay que aprender a comer.

10. Ser lo suficientemente honesto como para dejar la profesión el día en que no se disfrute con ella.