La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘molinos’

Ingenieros españoles inventan aerogeneradores sin palas

Vortex-Bladeless-el-aerogenerador-español-sin-aspas

Una empresa española, Vortex Bladeless, ha desarrollado un prototipo de aerogenerador eléctrico sin palas. En lugar de capturar la energía eólica a través del movimiento rotatorio de una turbina, Vortex aprovecha lo que se conoce como vorticidad, un efecto aerodinámico que se produce cuando el viento choca contra una estructura sólida.

La solución supone un gran avance pues evita los accidentes por colisión de aves y murciélagos, al tiempo que reduce el impacto paisajístico y sonoro de este tipo de instalaciones. Paralelamente permite reducir la distancia entre molinos, lo cual implica una reducción de la superficie del parque eólico y con ello de la pérdida de hábitat. Y más aún. La no utilización de aceites y lubricantes reduce tanto los riesgos de vertidos de sustancias contaminantes, que pueden afectar al suelo como a las aguas subterráneas o superficiales, como las tareas de mantenimiento que disminuyen la presencia y trasiego de personas disminuyendo las molestias a la fauna. Por si fuera poco, reduce hasta un 40% el coste de generación de energía eólica convencional. Lee el resto de la entrada »

Así matan los parques eólicos

Las energías renovables son útiles. Y necesarias. Los parques eólicos son tan útiles como necesarios. Pero antes de lanzarnos a llenar el campo de aerogeneradores es necesario tener muy claro cuántos, dónde y cómo los ponemos. Y no lo hacemos. ¿Resultado? Los parques eólicos están diezmando a las grandes aves, especialmente a los buitres.

Los aerogeneradores mal ubicados son como una guillotina para los pájaros que se acercan a sus aspas. Según un reciente estudio, entre 1993 y 2003 un total de 151 grandes aves murieron en tan sólo dos de las decenas de parques eólicos del entorno de Tarifa. De ellas, 111 eran buitres leonados. Se calcula que los aproximadamente 15.000 molinos que hay en España matan al año 5.000 aves, la mayoría buitres.

Muchos se preguntarán ¿Cómo un pájaro que se pasa la vida volando es tan tonto como para chocar contra una de esas lentas aspas?

Pues no tiene nada de extraño. Debido a su gran envergadura y escasa maniobrabilidad, son incapaces de esquivar a tiempo esas inmensas cuchillas que cortan el aire. Las ven llegar pero no tienen capacidad para poder frenar o apartarse de ellas. Y lo pagan con su vida.

En los últimos días, un vídeo grabado en Lentas (Levin), al sur de la isla griega de Creta, nos ha dejado a todos horrorizados. No es lo mismo saber que estos bellos animales mueren acuchillados por las turbinas que verlo en directo. Es duro, pero es la realidad. Un triste documento para reflexionar respecto a nuestro infinito impacto negativo en el entorno. ¿Qué culpa tendrá el pobre bicho de nuestras necesidades energéticas?

Aquí podéis ver la versión corta.

Este otro vídeo, de mayor duración, resulta de una dureza todavía mayor. En él se ve lo que le ocurre al buitre después de la colisión, sus dolorosos esfuerzos por tratar de volar con el ala rota. También los torpes intentos de un bienintencionado poco instruido tratando de capturar al animal.

Por cierto, si alguna vez os encontráis un buitre herido, no lo tratéis al estilo de este fulano, agarrándole el cuello con una cuerda como si fuera un peligroso perro rabioso. Lo mejor es taparlo con una manta que lo inmovilice, meterlo en una caja y llamar a Medio Ambiente. No necesita comida ni agua, sólo tranquilidad y cuidados veterinarios.

¿Te gustaría tener un parque eólico frente a tu casa?

La pregunta la ha hecho recientemente el prestigioso periódico francés Le Figaro a sus lectores:

¿Aceptaría usted la construcción de un parque eólico al lado de su casa?

Con esto del cambio climático, el protocolo de Kioto, la reducción de emisiones de CO2, el desarrollo sostenible y la promoción de las energías renovables, el campo europeo entero se está llenando de aerogeneradores.

Especialmente aquí en España, donde los modernos molinos se han adueñado de nuestras montañas, páramos y costas más apartados, ajenos a las protestas airadas de los ecologistas. Un colectivo que, defensor de las energías limpias, paradójicamente cuestiona la localización de muchos de estos proyectos a tenor de su grave impacto ambiental y paisajístico.

¿Qué opinan nuestros vecinos galos sobre el tema?

Básicamente lo mismo que nosotros. Un elevado grupo se posiciona mayorritariamente a favor de los aerogeneradores con comentarios como “Sí, naturalmente”, o “una solución razonable y sostenible para el planeta”. Pero otros señalan su impacto en el entorno, la muerte de aves, la escasa eficiencia energética y las elevadas subvenciones estatales recibidas por estos ingenios.

Recientemente, SEO/BirdLife ha presentado una queja a la Comisión Europea por la mala evaluación ambiental de los 91 proyectos eólicos previstos en Extremadura para los próximos años. Sí, han leído bien. 91 proyectos de golpe y porrazo.

Y con unos proyectos que, por regla general, no cuentan con estudios de campo en las sierras que pretenden ocupar, no se demuestra en sus proyectos que los generadores eólicos no interfieren en las rutas de vuelo de grandes rapaces o especies migratorias y, finalmente, aunque incluyen por fin un análisis de los impactos de los tendidos eléctricos, casi ninguno suma estos impactos a los del propio parque eólico.

No es el ambiental el único problema. Algunos estudios señalan como el 85% de los turistas no está dispuesto a visitar zonas con parques eólicos.

Resulta evidente. La energía eólica sufre del síndrome del contenedor de basura. Todo el mundo la considera necesaria, pero nadie la quiere tener enfrente de casa. Ni matando paisajes únicos y especies protegidas, añadiría yo.

Seguramente tú mismo conoces muchos de estos parques cuya construcción ha destruido horizontes únicos.

¿Qué podemos hacer entonces? ¿Los ponemos frente a la casa del vecino o nos olvidamos de ellos? El debate está servido.

En la imagen superior, fotomontaje realizado por el naturalista Javier Prieta de cómo se verían los molinos desde la estatua de Alfonso VIII, en el centro de la histórica ciudad de Plasencia (Cáceres), y que se pretende rodear con más de un centenar de estos aparatos.

Las dos imágenes siguientes son reales como la vida misma. Están tomadas en los parques eólicos cercanos al Estrecho de Gibraltar, contra cuyas palas mueren todos los años miles de aves protegidas.