La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Crece la inquietud mundial ante la pérdida global de naturaleza

Destrucción de bosques. Foto: Luis Barreto – WWF UK

Un nuevo estudio mundial realizado por la Unidad de Inteligencia de The Economist (EIU), por encargo de WWF, revela que el interés y la preocupación social por la naturaleza ha aumentado notablemente en los últimos cinco años (un 16%) y ha seguido creciendo durante la pandemia de la Covid-19.

Personas de todo el mundo, especialmente en países emergentes, son cada vez más conscientes de la crisis planetaria. Esa concienciación crece en la población y afecta al comportamiento de las personas, un fenómeno que WWF ha denominado “despertar ecológico“. La tendencia se refleja en la manera de actuar de individuos y consumidores que, preocupados por esta inquietud, exigen diversas acciones sobre la pérdida de la naturaleza y la biodiversidad.

Ecodespertador mundial

El informe, titulado Un Ecodespertar global: conciencia, compromiso y acciones en torno a la naturaleza, muestra cómo el activismo digital actual ha generado un aumento del 65% en el número de menciones en Twitter. La cifra refleja un incremento en la preocupación por la naturaleza en todo el mundo, con un aumento de menciones sobre biodiversidad de 30 a 50 millones en los últimos cuatro años.

La investigación revela también la creciente popularidad en búsquedas de Google relacionadas con la naturaleza. La tendencia ha sido impulsada principalmente por Asia y América Latina en países como Indonesia (incremento del 53%) e India (incremento del 190%).

Además, cada vez mayor número de personas considera que la pérdida de la naturaleza es un problema grave a nivel mundial. El 96% de los encuestados en América Latina así lo indican, siendo la cifra más alta de todas las regiones encuestadas. Este cambio en la percepción social muestra la cruda realidad. Los habitantes de países emergentes son los que más probabilidades tienen de experimentar el devastador impacto de la pérdida de la biodiversidad.

Cambios en el consumo

En una época caracterizada por las protestas y peticiones sociales, el número de consumidores en todo el mundo que está cambiando sus hábitos ha aumentado. El informe ha detectado un aumento del 71% en la popularidad de las búsquedas de productos sostenibles desde 2016, aumentando en países de altos ingresos como Reino Unido, Estados Unidos, Alemania, Australia y Canadá. Sin embargo, la tendencia va más allá de estas economías: también se ha producido en países en vías de desarrollo como Indonesia (aumento del 24%) y Ecuador (aumento del 120%).

La presión está obligando a las empresas a responder, especialmente en sectores como la cosmética, la farmacéutica, la moda o la alimentación.

Campaña de WWF, la naturaleza te protege

Más activismo

Desde 2016 se han recogido más de 159 millones de firmas para campañas relacionadas con la biodiversidad, prueba de que los movimientos de preservación de la naturaleza están cada vez más interconectados. Las protestas en todo el mundo crecen en magnitud y frecuencia, uniéndose para exigir una acción radical de los responsables políticos en nombre del planeta y generaciones futuras.

A pesar de la extraordinaria velocidad de su destrucción y de que su pérdida representa una enorme amenaza para la economía global y nuestra salud, la naturaleza rara vez ocupa un lugar destacado en la agenda mundial.

Más preocupación en países emergentes

“Los resultados de esta investigación son muy claros: la preocupación por el impacto que estamos teniendo en el entorno está creciendo rápidamente”, explica Marco Lambertini, director general de WWF Internacional. Y añade que esto es especialmente visible “en los mercados emergentes, donde la gente está sintiendo más claramente el impacto de la deforestación, la pesca insostenible, la extinción de especies y el declive de los ecosistemas”.

Lambertini añade: “La ciencia y la economía lo tienen claro. La opinión pública también. Y las soluciones también están claras. La sociedad apoya una transformación de nuestro modelo económico y de desarrollo hacia uno que finalmente valore la naturaleza como nuestro deber moral con toda la vida en la Tierra, por los servicios cruciales que proporciona a nuestra economía, bienestar, salud y seguridad. Se trata de un despertar ecológico verdaderamente histórico y de la oportunidad de reequilibrar nuestra relación con el planeta”.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

2 comentarios

  1. Dice ser Animaladas

    es tremendo como se mata a la naturaleza a diario. en los paises del tercer mundo es mucho menos controlado. todo se envia a estados unidos, europa , asia, nadie hace nada , todo es negocio.

    24 mayo 2021 | 00:51

  2. Dice ser Wooda

    Increíble… pero cierto y todavía a fecha de hoy no somos consientes del daño, ya no es del daño actual, si no del daño futuro que estamos generando.
    El dinero.. al final mueve el mundo.

    27 mayo 2021 | 12:03

Los comentarios están cerrados.