BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

El auténtico destrozo de Doñana se ve pero no se siente

El terrible incendio del entorno de Doñana no ha servido para nada.

Quienes creyeron que después de esta terrible tragedia ambiental (y que por suerte se saldó sin víctimas humanas) las cosas iban a cambiar estaban equivocados. Porque la auténtica tragedia de nuestro más importante espacio natural europeo se sufre en su subsuelo; en esos miles de pozos ilegales que siguen secando con avaricia inconsciente su acuífero ante la pasividad de las autoridades.

Doñana se desangra, un destrozo que se ve en esas lagunas totalmente secas y muertas, pero ningún responsable parece sentir ni padecer. El hoy sigue ganando por goleada al mañana. A ello se une los efectos especialmente graves del calentamiento global, por lo que la lentitud en la toma de decisiones acerca a Doñana a un “punto de no retorno”.

Los últimos datos oficiales presentados en la Comisión del Agua de Doñana confirman un descenso alarmante del nivel del acuífero a pesar haber llovido un 25% más que el año anterior. Así lo denuncia SEO/BirdLife, organización conservacionista que “considera vital el cierre urgente y definitivo de todas las explotaciones y extracciones ilegales“, además de dimensionar el sector agrícola de tal manera que se asegure la conservación de un lugar único declarado de interés general del Estado.

Y como la responsabilidad final es de todos, también sería muy importante establecer medidas para incentivar la reducción del consumo de agua en toda la comarca.

Cada vez menos agua

Aunque en tres de los cuatro años anteriores la precipitación ha estado por debajo de la media, en el último periodo del año 2015/16 se ha registrado una pluviometría similar a la media del periodo 1970-2016. A pesar de ello, el estado global cuantitativo de la masa de agua subterránea, utilizando como periodo de referencia los últimos 23 años, es muy preocupante. Se trata de un estado en ‘prealerta’, muy cercano al de ‘alerta’, con una situación claramente inferior a la del año anterior, a pesar de tratarse de un año con un 25% más de precipitaciones. Asimismo, esta situación no se corresponde con la pluviometría registrada en ese mismo año.

De los 16 sectores del acuífero sobre el que se asienta Doñana ninguno está fuera de riesgo, cinco se hallan en estado de ‘prealerta’, seis en ‘alerta’ y otros cinco en ‘alarma’. Asimismo, 14 de estos 16 sectores del acuífero muestran una situación peor a la que le correspondería según la lluvia caída en el último año.

La organización ecologista WWF ve “urgente detener el continuo crecimiento de la agricultura de regadío en la zona, y clausurar las más de 3.000 hectáreas de cultivos y más de 1.000 pozos ilegales que siguen secando el futuro del humedal más importante de Europa”.

SEO/BirdLife alerta de que si se mantiene el actual grado y modo de explotación del acuífero, se comprometerá el estado de las aguas subterráneas y de sus ecosistemas terrestres asociados.

Para Carlos Dávila, técnico de SEO/BirdLife en Doñana, “la información publicada sobre la evolución de las aguas subterráneas habla por si sola y es más que preocupante. Este país tiene en Doñana una oportunidad de oro para demostrar que se cree en la importancia de los parques nacionales y en la gestión adaptativa a los cambios que sufren nuestros ecosistemas”. “Estamos castigando a un lugar único en el mundo y el cambio climático será su puntilla final”, sentencia Davila.

La organización ambiental reclama mayor contundencia y urgencia en la toma de decisiones para evitar que la situación de Doñana sea irreversible y recuerda que afecta de forma directa e indirecta a la reproducción y productividad de las aves acuáticas, como es el caso de la cerceta pardilla o el porrón pardo, hoy prácticamente desaparecidas dentro del parque nacional. Una situación que empeora año tras año.

WWF exige a su vez que el Gobierno central declare en riesgo el acuífero y se apliquen así las medidas que prevé la Ley de Aguas: poner fecha a las actuaciones para recuperarlo, con un plan que incluya el cierre de todos los pozos ilegales y un control más estricto sobre las extracciones de agua en la zona”.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

2 comentarios

  1. Dice ser big

    2014
    aprueban una ley de montes que permite recualificar los bosques incendiados siempre que el gobierno declare el proyecto de utilidad pública

    2015
    gas natural fenosa presenta el proyecto marisma, para instalar almacenes de gas en doñana

    2016
    el gobierno declara el proyecto marisma, de gas natural fenosa, “de utilidad pública”

    2017
    arde doñana

    21 julio 2017 | 12:14

  2. Dice ser Gerardo

    Lo más desesperante es que todos los agricultores de la zona no son capaces de ver que lo que se está perdiendo es su futuro, De nada sirve tener agua hoy y no mañana. Pero como en este país, seguimos con la cultura del pelotazo y del ganar dinero cuanto más y en menor tiempo mejor, así nos va.

    Son los agricultores los primeros interesados en controlar el uso del agua en la zona, pero son los que se niegan, y la Junta de andalucía hará todo lo posible por mirar hacia otro lado, porque como se meta en serio, perderá muchos votos y en España lo único que cuenta son los votos para poder aferrarse al sillón y chupar del bote, ya sea en el Estado como en las Autonomias.

    Sólo existe una solución real, que la UNESCO retire a Doñana el título de Patrimonio de la Humanidad y meta un multazo a España. Lo malo es que quienes pagaremos la multa seremos todos nosotros en lugar de los responsables, en este caso la Junta de Andalucía

    26 julio 2017 | 18:49

Los comentarios están cerrados.