BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Contra la obsolescencia programada, apúntate a la alargascencia

Obsolescencia ¿Qué es eso? Un documental nos lo explicó hace unos años de forma tan meridiana que de un golpe nos tiró a muchos del caballo del consumo. Comprar, tirar, comprar, dirigido por Cosima Dannoritzer sobre obsolescencia programada, descubrió no solo la realidad de que muchas de las cosas que compramos hoy, mañana se habrán quedado viejas, inútiles, incompatibles, pasadas de moda, sino que algunas compañías las diseñan para fallar, reduciendo deliberadamente su vida útil para incrementar el consumo. Bombillas que se funden a toda velocidad, medias de nailon adictas a las carreras, baterías de los móviles, impresoras trucadas,… La lista es interminable.

Frente a esta manipulación consumista, responsable de un disparatado consumo de materias primas y de un salvaje aumento de los desechos, son muchos los colectivos ciudadanos que están apostando por exactamente lo contrario, la Alargascencia. Proyectos de reutilización al máximo de toda nuestra cacharrería que no solo evita la obsolescencia programada, sino que protege el medio ambiente y el desarrollo sostenible.

Diferentes grupos ecologistas han ideado nuevas alternativas para alargar la vida útil de los productos de consumo, como Amigos de la Tierra y su proyecto Alargascencia. Un directorio de establecimientos de reparación, alquiler, intercambio y compraventa de artículos de segunda mano, promovido con el fin de evitar ese incremento masivo de residuos, favoreciendo así el comercio local.

El directorio contra la obsolescencia de Amigos de la Tierra, Alargascencia, ya cuenta con una red de 1.000 comercios. La organización ecologista celebra el éxito del directorio, que ha contado con la participación ciudadana y de los propios comercios para convertirlo en un referente dentro del sector de la reutilización en España. Cuenta con comercios ubicados por toda la geografía española y de todos los sectores, desde electrónica, textil, muebles o herramientas hasta ocio y juguetes.

¿Qué hay más ecológico que dar una segunda o tercera vida a un objeto que ya existe?”, se pregunta la organización ecologista. Amigos de la Tierra inició esta campaña con la finalidad de poner en valor el trabajo de estos comercios que, en la mayoría de los casos sin saberlo, están protegiendo los recursos naturales del planeta.

”Queremos animar a la ciudadanía a usar estos servicios con más asiduidad; además de ser una forma sencilla de ahorrar dinero, estamos protegiendo el medio ambiente y favoreciendo el comercio de proximidad”, ha destacado Alodia Pérez, responsable del área de recursos naturales y residuos de Amigos de la Tierra.

Tiendas para todos los gustos

Entre los más de 1.000 establecimientos que contiene Alargascencia se pueden encontrar talleres de reparación de productos electrónicos, tiendas de ropa de segunda mano, talleres de costura y arreglos textiles, restauración y reparación de mobiliario, compra-venta de muebles de segunda mano y reparación de bicicletas, entre otras categorías.

Los recursos naturales son cada vez más escasos y su extracción genera graves impactos. Sin embargo, los productos se fabrican para ser poco duraderos, poco reparables y poco reutilizables, explican los ecologistas. Este modelo choca con los límites del planeta, acrecentando el problema del sobre-consumo de recursos naturales y de generación de residuos. En España se vierte el 55% de residuos, se incinera el 12% y tan solo se recicla el 33% de todos los desechos producidos.

La lucha contra la obsolescencia y el alargar la vida útil de los productos está considerada como una de las principales herramientas para reducir el problema de la generación de residuos.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

2 comentarios

  1. Dice ser otromas

    Ya se practica con los coches en las zonas rurales y barrios menos favorecidos de las capitales, con los móviles, con las televisiones… Y en los pueblos, muy a pesar de los fabricantes y sus “innovaciones”.

    23 julio 2017 | 22:27

  2. Dice ser Karen Perez

    Tomar conciencia que con la práctica de lo reciclable se puede ayudar a mejorar la “salud” del planeta y reducir el consumismo.

    Para cumplir este cometido – ALARGASCENCIA- los verdaderos comprometidos deben fomentar este principio tan saludable en sus comunidades y negocios; y los verdaderamente comprometidos, SOMOS TODOS.

    Alguien dijo, siempre el primer paso es el mas difícil, de allí que con la publicación constante de estas informaciones seguro que reducirá la obsolescencia.

    28 julio 2017 | 03:43

Los comentarios están cerrados.