La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘riaza’

Disfruta con lo mejor de la música campera americana ¡en Riaza!

Fiesta vaquera en la plaza porticada de Riaza.

Reconozco que durante mucho (demasiado) tiempo arrastré un prejuicio personal contra la música country, la música vaquera o, como se dice ahora, la música norteamericana de raíces. Hasta que me enganché a ella gracias a un fantástico programa de radio que llevo escuchando toda la vida: Toma Uno, en Radio3, dirigido y presentado por esa voz tan única y sabia como es la de Manolo Fernández. La radio con botas.

Este verano tuve la grandísima suerte de compartir con Manolo los micrófonos de Radio Nacional, en el programa No es un día cualquiera. Entrechocando cervezas y algún que otro vino, Manolo Fernández me habló del Huercasa Country Festival de Riaza. Lo has leído bien: en Riaza (Segovia). Apenas 2.000 habitantes pero donde este fin de semana, del 5 al 7 de julio, se concentrarán más de 10.000 personas dispuestas a pasárselo genial en contacto con la naturaleza y el mundo rural, los dos grandes referentes que tanto reverencia este tipo de música.

Ante mi cara de incredulidad, Manolo me enseñó este vídeo que me dejó maravillado:

Una popular y divertidísima Country Line Dance tomando con sus botas y sombreros la hermosa Plaza Mayor de la villa segoviana. Fue verlo y reservar sobre la marcha hotel y entradas.

Huercasa Country Festival es un festival diferente, que no solo tiene muy en cuenta a las familias que asistirán al Festival con sus hijos, sino que invita y anima a todo el mundo a disfrutar juntos, aunando generaciones. Y a vivir de forma más sostenible, sana y respetuosa. En el campito o muy cerca del campito.


Para esta edición, Ashley Campbell será la encargada de abrir un festival por el que pasarán Will HogeChuck Mead & The Grassy Knoll BoysQuique GonzálezThe Long Ryders, y que cerrará el texano Hayes Carll.

¿Y por qué Huercasa? Es el nombre de una empresa agrícola familiar ubicada en el pueblecito segoviano de Sanchonuño, que desde hace 40 años se dedica a la producción de alimentos de huerta como las populares mazorcas de maíz; las típicas de las barbacoas. Ahí tienes la explicación: grandes dosis de amor por la música, un poco de marketing y mucho de apuesta por la cultura rural y la vida sana, venga de donde venga.

Así que ya sabes. Si eres un amante de los bailes americanos, las mazorcas de maíz, los pantalones vaqueros bien ajustados, las botas camperas y los sombreros de ala ancha, no debes perderte este festival con muchas, hermosas y profunda raíces.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Muere envenenado Atlas, el buitre viajero de WWF

Siento ahora mismo toda la rabia del mundo. Os iba a contar el hermoso periplo de dos preciosos alimoches, Atlas y Vega, cuyo seguimiento por GPS nos ha permitido conocer con todo detalle su asombroso viaje desde Segovia al sur de Mauritania. Ahora estaban ya de regreso a España, dispuestos a iniciar una nueva temporada de cría en el parque natural de las Hoces del Riaza. Era el proyecto estrella de WWF. Pero sólo Vega sigue con vida.

El cadáver de Atlas ha sido localizado este fin de semana en una finca ganadera de Siruela, al noroeste de la provincia de Badajoz. Envenenado. Y no estaba solo. Junto a él se han encontrado los cuerpos de 2 alimoches más, 4 buitres negros, 4 buitres leonados y 2 ratoneros, todos ellos especies protegidas. La única noticia positiva es que el sospechoso de esta injustificada matanza ha sido puesto ya a disposición judicial. Según justificó a la Guardia Civil, lo hizo “con el fin de controlar a alimañas como el zorro, que le está causando daños al ganado que posee en la zona”.

Después de recorrer 2.500 kilómetros en diez días, haber cruzado el desierto del Sahara a 1.700 metros de altura y haber atravesado el Estrecho de Gibraltar, se había perdido su contacto en Extremadura. Gracias a la precisión del emisor GPS se le pudo encontrar muerto, junto al cadáver de un cordero recién nacido que sirvió como cebo envenenado.

La semana pasada WWF ya alertaba del comienzo del viaje de retorno de Atlas, y también del grave riesgo que suponía esta fecha por tratarse de un momento de gran uso de cebos envenenados en el campo. Desde 1995 se han contabilizado cerca de 200 alimoches muertos por envenenamiento en toda la península.

Extremadura es, según WWF, la región que menos lucha en España contra la lacra de los venenos, que ignora y no persigue. Por ello, la veterana asociación va a personarse como acusación particular en este caso “para garantizar que se aplique un castigo ejemplar, tal y como marca la ley, al tratarse de un delito tipificado en el código penal”. Así mismo reclamará la puesta en marcha de un plan regional de lucha contra el veneno.

Esperando a Vega

Vega continúa aún en sus cuarteles de invernada en el África subsahariana y pronto comenzará también la ruta migratoria, atravesando zonas de gran peligro para su supervivencia como tendidos eléctricos, aerogeneradores o zonas de caza. Pero la gran amenaza sigue siendo el veneno, algo que ha evideciado la muerte de Atlas.

Su viaje puede ser seguido a tiempo real por cualquier internauta. Crucemos los dedos. El de Atlas (que podéis ver bajo estas líneas), se ha visto trágicamente truncado.

Aquí tenéis el vídeo de WWF donde explica el proyecto.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

El sueño de Rodríguez de la Fuente cumple 34 años

Tal día como ayer, 13 de enero de hace 34 años, se inauguraba con todo el boato de la época el sueño más querido de Félix Rodríguez de la Fuente, el Refugio de Rapaces de Montejo de la Vega. Un fabuloso cañón calizo entre Segovia y Burgos donde el buitre se enseñorea sobrevolando los ásperos sabinares.

El gancho del naturalista burgalés logró el milagro. En una época donde las rapaces se seguían viendo como alimañas y la naturaleza como un lastre para el progreso, su convocatoria tuvo un éxito fabuloso.

A la inauguración en un agreste lugar donde no había nada que inaugurar, sólo contemplar el paisaje y las aves, asistieron nada menos que el entonces Príncipe de Asturias Juan Carlos de Borbón, junto con el Príncipe de Holanda (presidente del Fondo Mundial para la Vida Salvaje, WWF), un ministro y un subsecretario, el director general del ICONA y altos cargos del Ministerio de Agricultura, los gobernadores civiles y los presidentes de las Diputaciones de cinco provincias, el alcalde de Segovia y las autoridades locales, miembros de la Junta Rectora de ADENA, etc., etc.

Dos meses antes se había firmado, a propuesta de Félix Rodríguez de la Fuente, entonces vicepresidente de WWF/Adena, un convenio con el pueblo de Montejo de la Vega de la Serezuela para declarar el espacio como la primera Reserva de Caza gestionada en España por una ONG ecologista, el mismo modelo elegido tiempo atrás por WWF para salvar Doñana.

El propio Félix reconoció que el proyecto “en sus comienzos parecía quimérico”. Muchas veces, soñando despierto, decía a sus colaboradores: “Y cuando hagamos la reserva de los buitres…”.

Y la hizo, vaya que si la hizo. Para cedérnosla gratuitamente a todos nosotros como el gran tesoro natural que es este formidable santuario, preservado gracias a su iniciativa de todo tipo de agresiones hasta que, 30 años después, en 2004, la Junta de Castilla y León le dio la razón y lo declaró Parque Natural de las Hoces del Riaza.

Eran los tiempos de El Hombre y la Tierra, el programa de TVE que le catapultó definitivamente a la fama; también el culpable de que toda una generación de españoles nos viéramos arrastrados sin remedio por el “Fenómeno Félix” hacia una defensa a ultranza de la Naturaleza. ¿Os acordáis?

Uno de ellos fue Fidel José Fernández, quien desde la creación del espacio como reserva, sin interrupción ni perder nunca el entusiasmo, promueve periódicos censos de aves en estos cañones que se conoce como la palma de su mano. Gracias a su exacerbada minuciosidad sabemos que, desde 1974, la flora y fauna del refugio ha centrado la atención de 3.147 publicaciones de todo tipo, 45 congresos científicos, 20 premios, 17 títulos o figuras de protección, 734 trabajos o informes naturalistas, cinco tesis doctorales y distintos proyectos fin de carrera, 249 charlas o conferencias, además de haber aparecido en 486 programas de radio y 187 de televisión. Casi nada. Y que allí se han citado más de 300 especies diferentes de vertebrados.

Hoy ya no quedan Félix Rodríguez de la Fuente, y así nos va. Pero al menos nos queda su hermoso legado, del que el Refugio de Rapaces de Montejo es, en mi opinión, el más bello monumento natural a su memoria.