La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘despilfarro’

La tercera parte de todos los alimentos producidos termina en la basura

Compostaje de residuos alimentarios. Foto: Pixabay

Somos la sociedad del derroche o, como diría el economista, de la ineficacia. Especialmente con lo más importante, con la comida.

Apunta este dato: la tercera parte de todos los alimentos producidos en el mundo se desperdicia. Un disparate para la humanidad, que en inmenso número se muere de hambre, un dispendio inasumible, pues cuesta a la economía europea 143 billones de euros al año, y una amenaza para el planeta, ya que se estima que el 15% de las emisiones de gases de efecto invernadero están asociadas a la cadena alimentaria.

En el caso español, los ciudadanos tiramos a la basura el año pasado 1.352 millones de kg/l de alimentos y bebidas, un 4,7% de los alimentos que compramos. De esta terrorífica cantidad la mayoría, 1.146 millones, son productos sin elaborar y 206 millones se corresponden con platos cocinados.

Como ha denunciado WWF en un nuevo informe, el desperdicio de alimentos pone de manifiesto la inequidad del sistema alimentario, especialmente de los países industrializados. Mientras 88 millones de toneladas de alimentos se desperdician anualmente en la UE, 112 millones de personas comunitarias vivían en 2017 en hogares en riesgo de pobreza o exclusión social y 5,8 millones de personas en circunstancias de privación severa, lo que significa que no han tenido acceso a alimentos adecuados y dietas saludables. Lee el resto de la entrada »

Relacionan envases de plástico con aumento del desperdicio alimentario

#DesnudalaFruta

¿Son los embalajes de plástico una garantía de conservación de los alimentos o causa del actual derroche alimentario, además de culpables de la inmensa contaminación que estos productos provocan en el mundo?

Aseguran los fabricantes de plásticos que sus embalajes garantizan la conservación de los alimentos, reduciendo su desperdicio.

Pero los ecologistas están completamente en desacuerdo. En su opinión, los envases plásticos, lejos de solucionar el despilfarro de alimentos lo fomentan. Es una de las conclusiones de un informe realizado por Amigos de la Tierra sobre la conservación de alimentos titulado “Al Desnudo, los envases de plástico no solucionan el desperdicio alimentario“. Lee el resto de la entrada »

Los Reyes Magos no encuentran la estrella de Navidad

Esto de ser Rey Mago es cada año más difícil, y no me refiero a los esfuerzos económicos que tal labor conlleva. Hace 2012 años, año más, año menos, los cielos nocturnos reventaban de estrellas. Hasta se decía entonces que los astros estaban engarzados en esferas de cristal cuyo giro producía un sonido mágico.

Pero esa música celestial ha desaparecido, como también han desaparecido las propias estrellas. Y si no, hagan la prueba y miren esta noche el cielo ¿cuántas pueden ver? Si viven en una ciudad reconocerán con suerte al luminoso Sirius, nuestro particular faro del Universo. La contaminación lumínica nos ha arrebatado en apenas unas pocas décadas el espectáculo más impresionante de todos, los cielos estrellados. Ha condenado así a los Reyes Magos a vagar de centro comercial en centro comercial, desorientados, incapaces de dar con el cometa que les señale el camino hacia nuestras ilusiones navideñas.

¿Tiene sentido seguir derrochando electricidad en estas fiestas? Si lo hacemos para animar el consumo ¿por qué no se apagan las luces cuando cierran los comercios? Si añadimos una gran iluminación extra en calles habitualmente bien iluminadas ¿por qué no apagamos mientras tanto las farolas? Si es para celebrar la Navidad ¿por qué no se encienden sólo durante las fiestas?

El problema no es sólo de estas fechas. España es, junto con Italia y Portugal, el país más derrochador en iluminación de toda Europa. Y de nuestras ciudades, las mediterráneas como Valencia, Alicante o Murcia tienen el récord. Su contaminación lumínica es hasta tres veces más intensa que la de Madrid o Barcelona. ¿Alguna explicación lógica? Tan sólo el gusto por el despilfarro.

Hemos rodeado la vida nocturna de farolas de todo tipo, paradójicas compañeras de nuestros sueños e insomnios. ¿Cuanta más luz más seguridad? Pues tampoco. Esa iluminación extra también ayuda mucho a los cacos a robar en tiempo récord.

El problema es que ya no valoramos lo auténticamente bueno, el silencio, las estrellas, el aire puro. No escuchamos a poetas como Jacint Verdaguer, quien decía sabiamente:

“La llum del dia és per mirar la terra;

la de la nit, per contemplar lo cel”.

He tomado este precioso poema de la página de la Asociación contra la Contaminación Lumínica Cel Fosc, cuyos miembros luchan desde hace años por lograr que la cordura y las estrellas regresen a nuestra vida.

Porque hay otra manera de encender la noche, seamos eficientes, iluminemos nuestra vida.

También puedes encontrarme en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share