BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Relacionan envases de plástico con aumento del desperdicio alimentario

#DesnudalaFruta

¿Son los embalajes de plástico una garantía de conservación de los alimentos o causa del actual derroche alimentario, además de culpables de la inmensa contaminación que estos productos provocan en el mundo?

Aseguran los fabricantes de plásticos que sus embalajes garantizan la conservación de los alimentos, reduciendo su desperdicio.

Pero los ecologistas están completamente en desacuerdo. En su opinión, los envases plásticos, lejos de solucionar el despilfarro de alimentos lo fomentan. Es una de las conclusiones de un informe realizado por Amigos de la Tierra sobre la conservación de alimentos titulado “Al Desnudo, los envases de plástico no solucionan el desperdicio alimentario“.

La razón sería doble:

  • Por un lado, los requerimientos estéticos y de calibre de los envases hacen que se eliminen productos comestibles perfectamente vendibles pero que tienen tamaños inapropiados para entrar en las cadenas de empaquetado.
  • Por otro lado, los famosos muti-packs obligan a comprar una cantidad de producto que puede ser superior a la que realmente se necesita y, por lo tanto, acabarán en un alto porcentaje en la basura.

Ello explica que haya crecido simultáneamente el uso de envases de plástico de alimentos y, de forma paralela, el desecho alimentario. La demanda europea total de plástico es de 49 millones de toneladas al año, de las cuales el 40% se utiliza en el envasado. El plástico lo ha invadido todo.

Sociedad despilfarro

El informe de Amigos de la Tierra ofrece unas estadísticas preocupantes.

  • En 2015, los residuos de alimentos en Europa supusieron la pérdida de 143.000 millones de euros, equivalente al presupuesto operativo de la UE.
  • Cada europeo genera de media  173 kilos de residuos alimentarios al año, más del doble de su propio peso.
  • Tan solo en España se desperdician 7.700 millones de kilos de comida.
  • Casi la mitad de las frutas y verduras, un 45 %, acaban en la basura.

Según la Comisión Europea, un 42 % del despilfarro alimentario se produce en nuestras casas y un 39 % en la fase de selección y empaquetado. El problema estaría por tanto resuelto si lográramos reducir el derroche en estos dos sectores, en nuestras cocinas y en los almacenes de los productores. Pero lejos de conseguirlo, cada año es mayor.

Añádase a ello el problema creciente de los residuos de envases plásticos, que alcanzan una media de 30 kilos por persona al año, de los cuales un 70 % acabarán abandonados, vertidos o incinerados. Según el PNUMA, los costes ambientales de los plásticos suponen 15.000 millones de euros a nivel mundial.

¿Otro modelo es posible?

Amigos de la Tierra lo ve factible. Pero para lograrlo propone un cambio de modelo en la cadena alimentaria actual.

Este cambio ya empieza a aplicarse en muchas ciudades, donde se apuesta por cadenas cortas de distribución, tiendas a granel, la venta de comida a domicilio en envases reutilizables o alternativas basadas en la soberanía alimentaria.

Paralelamente, los circuitos cortos de distribución pueden acercar a consumidores y agricultores locales, reduciendo la generación de residuos, además de favorecer el uso de envases reutilizables y reciclables.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

1 comentario

  1. Dice ser placeres intimos

    Tenemos que tener más conciencia alimentaria y sobre todo con el medio ambiente.

    19 mayo 2018 | 08:56

Los comentarios están cerrados.