La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘descartes’

Una gran ciberacción europea exige acabar con los descartes pesqueros

ni-un-pez-por-la-borda

Mañana miércoles 6 de febrero, los eurodiputados de la Eurocámara votan la reforma de la Política Pesquera Común. Un momento crucial que sólo ocurre cada 10 años y que podrá poner freno a los insostenibles e injustificables descartes de pesca; 1,7 millones de toneladas anuales de peces que una vez capturados se devuelven muertos al mar. En algunos casos esta cantidad supera la mitad de todo lo capturado.

Una gigantesca ciberacción ha logrado en poco tiempo que 850.000 ciudadanos europeos, 25.000 españoles, exijan poner fin a este absurdo despilfarro de vidas y recursos. La iniciativa pertenece a la organización ‘Niunpezporlaborda.org’ (Fish Fight), que insta a los eurodiputados a votar a favor de acabar con los descartes y la sobrepesca.

Como reconoce el meteorólogo Mario Picazo, una de las caras más visibles de este movimiento cívico, estamos ante un momento crucial:

“Si se vota SÍ a terminar con los descartes y SÍ a parar la sobrepesca, estaremos a un gran paso de frenar el desperdicio de alimentos y convertir nuestras pesquerías en productivas, beneficiosas y sostenibles.”

En el texto de apoyo que en su día envíe a la organización dejo muy claro mi personal punto de vista:

“El mejor recurso de mañana será aquél que hayamos sabido conservar hoy. Aunque sólo sea por garantizar el futuro de nuestros hijos estamos obligados a preservar las riquezas marinas y detener el actual disparate de los descartes pesqueros.”

Si aún no has firmado aún estás a tiempo. Escribe a tus eurodiputados (aquí tienes el enlace) y diles que pongan fin a los descartes. Acabemos con esta locura.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

 

Los cocineros españoles se unen contra los descartes pesqueros

A primeros de mayo os hablé en La Crónica Verde del tremendo disparate de los descartes pesqueros. Esos peces sin aparente interés comercial pescados para arrojarlos muertos al mar y que muchas veces suponen la mitad de todo lo pescado.

Sólo en el Mar del Norte este derroche supone desperdiciar un millón de toneladas de peces comestibles al año.

Os proponía entonces unir vuestra firma con la mía y con las de casi 800.000 europeos que ya han suscrito la campaña “Fish Fight”. Alguno me reprochó entonces que la iniciativa fuera británica, cuando somos los españoles los segundos consumidores en el mundo de pescado detrás de Japón y nuestra flota es una de las más importantes de Europa. Pues tengo que daros una buena noticia. La campaña ya tiene su versión española y cuenta con el apoyo de nuestros mejores cocineros.

El pasado miércoles 23 de mayo los chefs Paco Roncero, Mario Sandoval, Ángel León, Joaquín Felipe y Darío Barrio, que entre todos suman 4 estrellas Michelín, invitaron a políticos, ecologistas y pescadores de todo el país para exigir un cambio de la Política Pesquera Común de la UE en el acto de presentación de www.niunpezporlaborda.org.

Sobrasada de pescado, ensalada de berberechos, centollo con gelatina de apio o sardinas marinadas con sandía y jengibre fueron algunas de las tapas que se pudieron degustar en el primer bar de tapas de pescado sostenible con 4 estrellas Michelín del mundo.

Darío Barrio, uno de los chef que apoyan esta campaña, ha destacado que

“el actual sistema no es sostenible ni inteligente, ¿cómo vamos a disfrutar de pescado a largo plazo si lo tiramos de forma indiscriminada?”.

Te lo vuelvo a pedir. Entra en www.niunpezporlaborda.org para que nuestra protesta llegue contundente a Bruselas y podamos cambiar estas leyes de derroche sin sentido de la naturaleza.
Éste es el vídeo del evento:

También os dejo a continuación el Biodiario de Luis Miguel Domínguez dedicado al mismo tema pero desde la visión de los propios pescadores. Como todos los trabajos de este gran divulgador, resulta un interesantísimo reportaje.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

Mañana comenzamos a comer el pescado de otros

Dicen nuestros políticos que no se puede gastar más de lo que se tiene. Pero esta máxima no sirve para los alimentos. Y menos para recursos tan limitados como los pesqueros.

Un informe publicado hoy por NEF (New Economics Foundation) y OCEAN2012 revela que si la población española solamente consumiera pescado de suministro propio, al ritmo de consumo actual se quedaría sin pescado el 25 de mayo, pasando a depender del pescado del resto del mundo a partir del 26 de mayo.

El informe El Día de Dependencia de Pescado revela hasta qué punto los países de la UE están importando todo tipo de peces y exportando la sobrepesca por encima de sus posibilidades naturales. Los recursos pesqueros son un recurso renovable; sin embargo, de acuerdo con las cifras de la Comisión Europea, estamos extrayendo pescado de nuestras aguas más rápidamente de lo que el pescado puede regenerarse, y así nos va. Agotamos el recurso, nuestros caladeros tradicionales. Y a cambio llevamos esta agotadora rapiña a los lugares más apartados del globo.

Puedes seguir leyendo el resto de la noticia en la página oficial de OCEAN 2012.

Y también te recomiendo este excelente documental sobre el grave problema planetario de la sobrepesca. ¡No te lo pierdas!

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

La mitad de los peces pescados en Europa se tiran muertos al mar

Alrededor de la mitad de los peces que se pescan en el Mar del Norte se vuelven a arrojar muertos al agua. Sólo en esa zona, ello supone desperdiciar un millón de toneladas de peces comestibles al año.

Los funcionarios y los técnicos lo llaman descartes pesqueros ¿Cómo lo llamarías tú?

¿Locura?

¿Estupidez?

¿Crimen medioambiental?

¿Derroche sin sentido de alimentos?

Esta barbaridad no es exclusiva del Mar del Norte. Los descartes son un problema en toda Europa, igual en el Atlántico que en el Mediterráneo. 

Unas veces se hace porque esos peces no tienen interés comercial. Otras veces por la necesidad de cumplir con la cuota europea de especie única que prohíbe una pesca mixta.

El resultado es terrible.

No sé si conoces la campaña “Fish Fight”. 793.000 personas ya hemos firmado exigiendo a Europa el final de este absurdo derroche de vida. ¿Unes tu firma a la de toda esta gente sensible?

También puedes encontrarme en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Ya no nos gustan las gaviotas

Antes las gaviotas eran sagradas, predecían las tragedias en el mar llorando por los marineros muertos, anunciaban la cercanía de la tierra salvadora, matarlas traía mala suerte. Pero ahora es diferente. Ahora nos molestan, las odiamos, las llamamos ratas con alas y decretamos su extinción.

Es verdad, hay muchas, cada vez más descaradas, más urbanas, más agresivas. Aunque la culpa no es de ellas, es nuestra.

La pasada semana estuve haciendo un estudio medioambiental en una colonia de gaviotas patiamarillas (Larus michahellis) en la zona más desolada de Fuerteventura, en Canarias. Hace 10 años había apenas cien parejas y ahora son más de 300. Al ir a anillar uno de los pollos, éste vomitó asustado lo último que había comido y ¿saben lo que escupió? Una loncha de jamón york. Me quedé asombrado, pues no hay ningún pueblo ni basurero cercano. ¿Se lo habrían quitado sus padres a algún turista en la playa? Seguramente.

Lo mismo, pero más preocupante, está ocurriendo en ciudades como Barcelona, donde los alumnos de un céntrico colegio deben ahora almorzar en clase antes de salir al recreo, para evitar que las aves les roben sus bocadillos. Una ciudad donde las denuncias por supuestos ataques de las gaviotas no paran de aumentar, como también pasa en Gijón, La Coruña, Vigo o Cádiz.

El remedio fácil es destruir sus nidos instalados en los tejados y hasta matarlas, pero no sirve de nada. Las patiamarillas hacen puestas de reposición, cambian de sitio e incluso, eliminando adultos, facilitamos la llegada de subadultos.

Sólo existe una solución, dejarlas sin comida. Y no sólo sin basura, reciclando y aprovechando al máximo las 1,3 millones de toneladas de residuos que Europa produce al año. Hace falta acabar con el derroche de los descartes pesqueros, 3.000 toneladas diarias tiradas al mar sólo en la Unión Europea. Con tanto despilfarro ¿cómo no va a haber gaviotas?