La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Este es el pájaro más escaso de España, y no es un águila

Alcaudón chico en Lleida. © Marc Gálvez/Trenca

Si te preguntaran en un trivial por el ave más escasa de la Península Ibérica, seguramente pensarías que debe de ser una rapaz. como el águila imperial o el quebrantahuesos. Pero nada de eso. El más raro y amenazado es un pajarito con apariencia vulgar, muy semejante a otros bastante habituales: el alcaudón chico.

Es como un alcaudón real en miniatura, pero con un área igualmente mínima de distribución en España, por lo que en nuestro país está catalogada “En peligro crítico”. Su distribución aparece muy localizada en enclaves dispersos de la provincia de Lleida. Y su población es, como su nombre, mínima: tan solo cuatro parejas.

Esta pequeña ave ha sufrido un declive dramático en España desde los años 80, de más del 90% de su población reproductora, y se considera la más escasa de la fauna ibérica.

Su situación no es tan preocupante como la de otras especies porque, además de la reducidísima población española, donde nunca fue muy abundante, cría en el sureste de Europa, Siberia y Asia central.

Su población mundial se estima en unos nueve millones de individuos, aunque está en preocupante declive.

Nido de alcaudón chico construido sobre un plátano de sombra. © Marc Gálvez/Trenca

Buenas noticias

La población ibérica lleva décadas a punto de desaparecer, pues apenas hay un puñado de parejas criando. La buena noticia es que este año se ha registrado lo que los especialistas describen como “una extraordinaria temporada de cría”, con un total de diez pollos.

Las ONG WWF y Trenca celebran esta alentadora cifra, que triplica la del año pasado y es la más alta de los últimos seis años. Pese a ello, alertan de que la situación de la especie es desesperada y que es urgente aumentar los esfuerzos para evitar la extinción en la península de este ave declarada “en situación crítica”.

Lleida, el último bastión de la especie

Los alcaudones chicos son migratorios y acaban de partir hacia sus zonas de invernada en el sur de África tras una gran temporada de cría en la Plana de Lleida, su último bastión en la península ibérica.

Los esfuerzos para su conservación, coordinados por Trenca, se desarrollan en la naturaleza con la protección de las últimas parejas y sus zonas de nidificación. El otro pilar del proyecto es un ambicioso programa de cría en cautividad establecido en el Centro de Recuperación de Fauna de Vallcalent de la Generalitat de Catalunya.

Este año llegaron en primavera 13 alcaudones chicos a Lleida, y la tasa de retorno (el porcentaje de aves que han regresado respecto a las que se liberaron el año anterior) ha sido del 27%, la más alta de los últimos años. Se formaron cuatro parejas en libertad que han logrado sacar adelante un total de diez pollos, la mejor cifra desde 2014.

Uno de los alcaudones chicos que han vuelto este año a Lleida. © Marc Gálvez/Trenca

Cría en cautividad

Trenca y WWF destacan que la cría en cautividad también ha vivido un hito este año, pues se ha superado el millar de pollos nacidos en Vallcalent desde que vio la luz el primero en el año 2009.

Pese a las dificultades por la crisis sanitaria, las sueltas de ejemplares nacidos en cautividad se han podido mantener, con un total de 55 alcaudones chicos liberados entre la Plana de Lleida y el Parque Natural de los Aiguamolls de l’Empordà, en Girona. Se está trabajando para recuperar la especie en este último espacio natural, de donde desapareció en 2002.

Una especie “en situación crítica”

Aunque los resultados de este año son esperanzadores, Trenca y WWF alertan de que la situación de la especie es desesperada. En 2018 el Gobierno la declaró “en situación crítica”, la máxima categoría de amenaza para una especie silvestre, una decisión que obliga a priorizar medidas para su recuperación.

Para las ONG, es urgente que el Ministerio se coordine con las Comunidades Autónomas, especialmente con la Generalitat de Catalunya, para poner en marcha medidas como la ampliación del actual centro de cría de Vallcalent y la creación de un segundo centro de cría, o la puesta en marcha de un plan de trabajo que aleje a la especie del abismo de la extinción.

La agricultura industrial mata

Aparte de los pocos ejemplares que vuelven cada año de su periplo migratorio, debido probablemente a cambios climáticos en la zonas de invernada, la segunda mayor amenaza para la especie es la destrucción y degradación de su hábitat por la intensificación de la agricultura, que deja sin espacio a la fauna y vacía los campos de vida.

“El alcaudón chico es un ejemplo más del alarmante declive que están sufriendo las aves y la biodiversidad de los medios agrarios”, explica el coordinador científico de Trenca, Marc Gálvez.

Parte del trabajo sobre el terreno de Trenca se centra en impulsar un modelo de agricultura sostenible y beneficioso para la biodiversidad, a través de la firma de acuerdos de custodia del territorio con agricultores y propietarios. Estas acciones se llevan a cabo principalmente en Torreribera, una finca agraria dentro del término municipal de Lleida donde nidifican los últimos alcaudones chicos ibéricos.

Piezas insustituibles

“Cada especie es una pieza irremplazable de nuestra biodiversidad y sería imperdonable permitir la desaparición del alcaudón chico en la península ibérica”, asegura la responsable del programa de especies de WWF España, Gema Rodríguez.

Y añade: “La situación de esta fascinante ave nos recuerda el estado de emergencia que vive nuestra biodiversidad, y que urge tomar medidas para revertir la situación.”

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Javier

    Trabajo en un entorno natural ubicado en Naquera (Valencia) y utilizamos productos ecológicos y estamos rodeados de una fauna muy diversa y creo que entre ella se encuentra este ejemplar de ave el alcaudon chico.

    06 septiembre 2020 | 20:59

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.