BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

La posible extinción de las abejas ya tiene novela y es sensacional

Hace ahora 55 años Rachel Carson horrorizó al mundo al explicar en un libro cómo la generalización en el uso del DDT, un peligroso y cancerígeno insecticida, llevaría al mundo hacia una Primavera Silenciosa. Un planeta sin aves canoras. Bosques y campos sin otros sonidos que el viento y nuestros coches. Una década después de publicado su trabajo se prohibía la producción y uso del DDT. Pero no hemos aprendido nada.

Ahora el uso masivo de los plaguicidas sistémicos o neonicotinoides es un factor clave en el declive de las abejas. Se une a otros factores graves como el cambio climático, la contaminación de aire, suelos, agua y hasta sonora, la homogeneización del paisaje, la agricultura industrial, nuevas enfermedades e incluso la llegada de terribles invasores como la asesina avispa asiática. Tantos males unidos están poniendo contra la espada y la pared a las abejas del planeta.

El problema del colapso de colonias (Colony Collapse Disorder, CCD, por sus siglas en inglés) es un preocupante fenómeno poco conocido que provoca la desaparición masiva de abejas de una colmena casi de un día para otro. Salen a por néctar y ya no regresan. Algo terrible no sólo para los que somos amantes de estos increíbles animales y su miel, polen, cera o propóleo, sino para nuestra producción agrícola mundial, pues frutas y hortalizas dependen en su mayor parte de estos insectos.

Había que contarlo y contarlo bien. Lo ha logrado la noruega Maja Lude con su primera y exitosa novela, Historia de las abejas (traducido por Kirsti Baggethun y Asunción Lorenzo, Siruela). Una fascinante historia entre histórica y de ciencia ficción, estructurada a través de tres narraciones muy bien entrelazadas a pesar del salto espacio temporal propuesto: un naturalista en la Inglaterra de 1852, un apicultor en los Estados Unidos de 2007 y una polinizadora humana (flor a flor pues ya no hay insectos) en la China del año 2098.

De la mano de William, George y Tao, los tres personajes protagonistas de esta ficción, la escritora y periodista describe los inicios de la cría eficiente de abejas, la actual apicultura industrial y un supuesto futuro en el que estos insectos se han extinguido por completo y con ellos el mundo tal como lo conocemos hoy en día al quedar hambriento, pobre y deshabitado.

Todo gira en torno a ese posible colapso global y consecuente desaparición de las abejas en el planeta, pero el libro va más allá y supone un canto ecologista al mundo rural y a nuestra relación, cada días más perdida, con la naturaleza.

Paralelamente Maja Lude explora en profundidad las difíciles relaciones padre, madre e hijo, algunas veces incomunicados en el mismo panal, dentro de impermeables celdas hexagonales contiguas, pero otras veces trabajando juntos codo a codo por el bien de la colmena, que es la familia. Muy hermoso.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

2 comentarios

  1. Dice ser Portaco

    Me encanta, lo comparto!

    06 febrero 2017 | 04:28

  2. Dice ser javier

    Seamos optimistas y esperemos que los investigadores junto al trabajo de los apicultores no lo hagan posible http://www.aceitecsb.es

    20 febrero 2017 | 20:48

Los comentarios están cerrados.