Archivo de febrero, 2020

¿Cuántas personas celebran su cumpleaños el 29 de febrero?

Un año bisiesto es aquel en el que en el calendario figura un día más y éste se le añade al final del mes de febrero, tal y como ocurre en 2020.

¿Cuántas personas celebran su cumpleaños el 29 de febrero?

El hecho de que, por norma general, cada cuatro se le añada una jornada extra al año, es para cuadrar un pequeño desfase que existe, ya que un año natural se compone de 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45 segundos (y unas cuantas centésimas) o dicho de otro modo: 365,242190402 días; que es tiempo que tarda la Tierra en dar una vuelta completa alrededor del Sol.

Por tal motivo, y con el fin de hacer el redondeo, cada 4 años aparece en nuestro calendario un día extra: el 29 de febrero.

Y como es de imaginar, un día como este también hay nacimientos en todos los puntos del planeta, por lo que existe un grupo de personas que solo pueden celebrar el día de su cumpleaños en la fecha exacta cada cuatro años.

En todo el planeta hay alrededor de 5 millones de personas que han nacido un 29 de febrero, de las que aproximadamente 37.000 viven en España.

Evidentemente, los años que no son bisiestos estas personas celebran su cumpleaños en dos posibles fechas: el 28 de febrero o el 1 de marzo. Parece ser que son muchas más quienes prefieren hacerlo en la segunda fecha, pues de ese modo intentan cuadrar al máximo su fecha de aniversario.

También existe la superstición que indica que trae mala suerte festejar el cumpleaños antes de que llegue el día, así que hay quienes prefieren hacerlo a posteriori.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: Alfred López

¿Cuál fue la primera película pornográfica de la historia?

Casi coincidiendo con la invención del cinematógrafo, en 1895, por los hermanos Auguste y Louis Lumière, tuvo lugar el rodaje de la que se considera la primera película pornográfica de la historia.

¿Cuál fue la primera película pornográfica de la historia?

Tan solo un año después, dos fotógrafos y entusiastas del nuevo invento, llamados Albert Kirchner y Eugène Pirou, rodaron un cortometraje de siete minutos titulado ‘Le Coucher de la Mariée’ (El atardecer de la casada) y cuya trama versaba en la noche de bodas de una pareja de recién casados.

Eugène Pirou se ocupó de la producción, mientras que Albert Kirchner fue quien se puso tras la cámara para dirigirla, aunque la presentó bajo el seudónimo de ‘Léar’. La actriz protagonista se llamaba Louis Willy y se desconoce el nombre del actor que encarnaba al esposo.

Hoy en día tan solo quedan de ese filme un par de minutos, que corresponden al momento del striptease de la recién casada previo al coito.

Cabe destacar que este cortometraje estaba basado en una popular obra de teatro que por aquella época se representaba en una sala parisina y en la que, evidentemente no se veía nada y la protagonista se quedaba tan solo con la combinación de su ropa interior. Pirou y Kirchner quisieron ir más allá y rodar lo que ocurría posteriormente en esa noche de bodas.

Como nota curiosa debo añadir que Albert Kirchner ostenta dos reconocimientos cinematográficos como pionero: director de la primera película pornográfica (‘Le Coucher de la Mariée’) en 1896 y un año después dirigió la que se considera la primera película religiosa de la historia titulada ‘Passion du Christ’ (Pasión de Cristo) de cinco minutos de duración.

Te puede interesar leer también:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Cuál es el origen del término ‘epitafio?

Se conoce como ‘epitafio’ a la inscripción que suele figurar en la lápida de una tumba o nicho y que suele ser una frase descriptiva sobre la vida u obra de la persona cuyos restos reposan allí.

¿Cuál es el origen del término ‘epitafio?

Normalmente el epitafio suele ser dictado por el finado antes de fallecer, como una de sus últimas voluntades y no solo aparece en inscrito en la losa fúnebre sino también publicada en la esquela del periódico.

Pero, originalmente, en las civilizaciones antiguas lo que se consideraba como epitafio era en realidad una inscripción en la que figuraba una oración dedicada alguna deidad (cada cultura tenía la suya) con el fin de que protegiera al fallecido en el otro mundo.

Con el paso del tiempo y la extensión del catolicismo y otras religiones, ese epitafio era mucho más concreto, siendo destinado a un Dios concreto.

El origen de los epitafios, tal y como los que hoy en día los conocemos (frases alusivas a la personalidad del fallecido), debemos encontrarlo a partir de la Era de la Ilustración (siglo XVIII) en el que una nueva corriente de pensamiento más intelectual y menos religiosa cambió el sentido, convirtiéndolos en epigramas (frase breve e ingeniosa, frecuentemente satírica) como los utilizados durante las antiguas Grecia y Roma.

Etimológicamente el término epitafio proviene del latín tardío ‘epitaphĭum’ (oración fúnebre) y éste del griego ‘epitáphios’ (sobre una tumba).

 

 

Te puede interesar leer también:

«Disculpe que no me levante» La leyenda urbana sobre el epitafio de Groucho Marx

 

 

Fuente de la imagen: publicdomainvectors

El curioso origen del término ‘metralla’

Se conoce como ´metralla’ a los restos metálicos que quedan esparcidos tras el estallido de una bomba y a la pequeña munición que se cargaba en los cañones para ser disparada.

El curioso origen del término ‘metralla’

Etimológicamente el término proviene del francés ‘mitraille’ cuyo significado es ‘calderilla’, el mismo vocablo que sirve para denominar al conjunto de monedas de escaso valor.

Según indican algunas fuentes, antiguamente ambas cosas (la munición y las monedas) eran realizadas con cobre, el mismo material con el que se hacían los ‘calderos’ (recipientes que servían para cocinar los alimentos).

Otras fuentes señalan que el denominar de ese modo a la metralla proviene del hecho de que, tras explosionar, quedaba esparcida como si de pequeñas monedas (calderilla) se tratara.

Con el tiempo el término metralla también pasó a designar al conjunto de cosas inútiles y desechadas.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

 

Fuente de la imagen: needpix

En tiempos de la Antigua Roma no era lo mismo una orgía que una bacanal

Es frecuente encontrar como sinónimo de ‘orgía’ (actividad sexual en grupo) el término ‘bacanal’ o referencias a las ‘bacanales romanas’ como fiestas desenfrenadas en las que todos los presentes acababan practicando el sexo unos con otros.

En tiempos de la Antigua Roma no era lo mismo una orgía que una bacanal

Pero, lejos de la realidad, esas bacanales no eran licenciosos encuentros sexuales, sino una celebración privada que se realizaba esporádicamente en honor al Dios Baco y en la que los asistentes comían, bebían, hablaban y se divertían, pero sin haber obligatoriamente connotación sexual alguna y, por lo tanto, deberíamos de dejar de usar el término bacanal para referirnos al sexo grupal.

Debemos tener en cuenta que el uso del término orgía (con el sentido que le damos hoy en día) no aparece utilizada en tiempos de la Antigua Roma, surgiendo dicho vocablo a partir de la Edad Media cuando desde el catolicismo se intentó denostar todo aquello que provenía del paganismo romano y, por tanto, aprovecharon para tergiversar la historia señalando que las celebraciones en honor a Baco (bacanales) eran fiestas grupales dedicadas al sexo y el desenfreno.

Evidentemente que, en más de una ocasión, aquellas bacanales romanas (tras la ingesta de alcohol) acabaría con algún que otro revolcón entre los asistentes (orgia), pero realmente la mayor parte de las imágenes de lo que creemos que eran aquellas bacanales no dejan de ser una simple ficción literaria o cinematográfica.

 

Te puede interesar leer también:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿De dónde surge llamar ‘abrojos’ a ciertas plantas herbáceas como los cardos?

A través de la cuenta de este blog en Instagram (@yaestaellistoquetodolosabe2) me consultan de dónde surge llamar ‘abrojos’ a ciertas plantas herbáceas como los cardos.

¿De dónde surge llamar ‘abrojos’ a ciertas plantas herbáceas como los cardos?

Existe una variedad de cardo (planta herbácea que crece con facilidad al borde de las carreteras o terrenos arenosos y pedregosos) conocida como ‘cardos estrellados’ y que es considerada perjudicial para los sembrados, pero, sobre todo, para las personas que deben trabajar el campo, ya que debido a su morfología (tallo largo y una flor compuesta de púas) sus afiladas espinas pueden causar dolorosos arañazos.

De ahí que surgiera una expresión, en forma de advertencia, que se decía a aquella persona que debía trabajar o transitar por un terreno lleno de cardos estrellados con el fin de que no sufriera daño alguno: ‘¡Abre los ojos!’.

Era tan popular y repetida esta advertencia en los entornos rurales que acabó convertida en la contracción ‘abrojos’, la cual, con el tiempo pasó a designar a la propia planta.

Como dato curioso, también podemos encontrar que en el mundo militar se conoce como ‘abrojo’ a ciertas piezas de hierro en forma de estrella con púas que durante una batalla eran colocadas diseminadas por un terreno con el fin de dificultar el tránsito por aquel lugar de los soldados enemigos y estos debían pasar por allí con los ojos bien abiertos.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿De dónde proviene la expresión ‘Temblar como un azogado’?

Esta es otra de aquellas expresiones que están prácticamente en desuso (catalogadas como ‘expresiones viejunas’) y que, de tanto en tanto, os traigo a este blog para explicaros su origen.

¿De dónde proviene la expresión ‘Temblar como un azogado’?

‘Temblar como un azogado’ se ha utilizado durante muchísimo tiempo para indicar que una persona está excesivamente nerviosa (a causa de algún motivo como frio, miedo, tensión…) y a causa de ese estado se le ve temblorosa y convulsionada.

Se trata de una locución antiquísima que ya aparece en el capítulo XIX de la primera parte de ‘El Quijote’ (1605):

[…]A cuya vista Sancho comenzó a temblar como un azogado, y los cabellos de la cabeza se le erizaron a don Quijote, el cual, animándose un poco, dijo:

—Esta, sin duda, Sancho, debe de ser grandísima y peligrosísima aventura, donde será necesario que yo muestre todo mi valor y esfuerzo.[…]

El término ‘azogado’ hacía referencia a las personas que trabajaban con mercurio (también llamado ‘azogue’ por su etimología del árabe hispánico ‘azzáwq’) y que solían enfermar a causa de estar en contacto con este metal. Dicha dolencia, entre los muchos síntomas que presentaba, estaba la sobreexcitación, temblores, convulsiones, espasmos o alteraciones del sistema nervioso y era muy común entre los mineros e incluso sombrereros que usaban ese elemento químico para procesar el fieltro con el que realizaban los sombreros.

Esta enfermedad también fue conocida con el término ‘hidragirismo’ (un cultismo que provenía del latín ‘hydrargy̆rus’: mercurio).

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: needpix
Fuentes de consulta: etimologias.dechile.net / rae / cvc.cervantes.es / Abecedario de dichos y frases hechas de Guillermo Suazo Pascual

¿De dónde surge decir que alguien con importantes contactos tiene ‘buenas aldabas’?

‘Tener buenas aldabas’ es una antiquísima expresión utilizada para indicar que alguien tenía buenos e importantes contactos e influencias (para conseguir un favor, trabajo…).

¿De dónde surge decir que alguien con importantes contactos tiene ‘buenas aldabas’?

El origen de esta locución proviene de los tiempos en los que las puertas no disponían de timbre sino de picaportes (conocidas como ‘aldabas’) los cuales eran unas piezas de hierro (o bronce) utilizados para llamar, golpeándolos contra la puerta.

Cuanto más importante y poderosa era la persona que vivía en aquel lugar más grandes y valiosos eran los llamadores.

Cuando alguien tenía amistad con una persona influyente, en caso de necesidad podía acudir a la vivienda y llamar a la puerta (mediante la aldaba), con el fin de exponerle un problema o pedir un favor.

De ahí que surgiera el símil entre los llamadores y el tener buenos e importantes contactos.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

El posible y curioso origen del término ‘puta’

Posiblemente el término ‘puta’ es el más utilizado en nuestra lengua para referirse despectivamente a una prostituta, pero a pesar de ello su etimología es de las más discutidas.

El posible y curioso origen del término ‘puta’

Los propios académicos de la RAE tienen serias dudas sobre la procedencia de este vocablo, incluyendo al inicio de su descripción un ‘quizá’, para continuar diciendo que proviene del latín vulgar ‘puttus’, que era una variante de la palabra ‘putus’ con la que se llamaba a un niño o niña en tiempos de la Antigua Roma.

Todo parece indicar que, debido a la prostitución infantil de la época, quedó asociada la práctica de ese oficio con el término puttus. De hecho en el castellano del medievo puede encontrarse numerosas referencias a los términos putto – para referirse a un niño o muchacho- y putta –a una niña o muchacha-.

Cabe destacar que el célebre lexicólogo Sebastián de Covarrubias, en su Tesoro de la lengua castellana (1611) indicaba que, posiblemente, el término ‘puta’ provenía del vocablo ‘putida’, el cual se usaba en la época para referirse a alguien o algo maloliente o podrido. Aunque esta es una etimología muy discutida y criticada por la mayoría de expertos.

 

Te puede interesar leer también:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pixabay
Fuentes de consulta: RAE / yorokobu / etimologias.dechile / elcastellano / Tesoro de la lengua castellana de Sebastián de Covarrubias

¿De dónde proviene la expresión ‘Por arte de birlibirloque’?

A través de la cuenta de este blog en Instagram (@yaestaellistoquetodolosabe2) me consultan sobre el significado y origen de la expresión ‘Por arte de birlibirloque’.

¿De dónde proviene la expresión ‘Por arte de birlibirloque’?

Esta locución nos indica que algo se ha realizado con maestría y como por arte de magia, pero tras ello hay un elaborado plan.

El término ‘birlibirloque’ proviene del caló y es el resultado de unir dos vocablos muy similares ‘birli’ y ‘birloque’.

Originalmente su significado era literalmente ‘el ladrón que roba’. ‘Birli’: robar (de ahí que también se utilice el término ‘birlar’ como sinónimo de robo), ‘Birloque’: ladrón.

En su origen, la expresión ‘Por arte de birlibirloque’ venía a decir que alguien había sido robado de una forma sutil, con maestría y buen oficio del profesional del hurto, sin saberse cómo lo había hecho (de ahí que se le añadiera el vocablo ‘arte’ a la locución).

Fue una expresión ampliamente utilizada por pillos y rufianes a partir del siglo XVIII.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: publicdomainvectors