Entradas etiquetadas como ‘cine’

¿Cuál fue la primera película pornográfica de la historia?

Casi coincidiendo con la invención del cinematógrafo, en 1895, por los hermanos Auguste y Louis Lumière, tuvo lugar el rodaje de la que se considera la primera película pornográfica de la historia.

¿Cuál fue la primera película pornográfica de la historia?

Tan solo un año después, dos fotógrafos y entusiastas del nuevo invento, llamados Albert Kirchner y Eugène Pirou, rodaron un cortometraje de siete minutos titulado ‘Le Coucher de la Mariée’ (El atardecer de la casada) y cuya trama versaba en la noche de bodas de una pareja de recién casados.

Eugène Pirou se ocupó de la producción, mientras que Albert Kirchner fue quien se puso tras la cámara para dirigirla, aunque la presentó bajo el seudónimo de ‘Léar’. La actriz protagonista se llamaba Louis Willy y se desconoce el nombre del actor que encarnaba al esposo.

Hoy en día tan solo quedan de ese filme un par de minutos, que corresponden al momento del striptease de la recién casada previo al coito.

Cabe destacar que este cortometraje estaba basado en una popular obra de teatro que por aquella época se representaba en una sala parisina y en la que, evidentemente no se veía nada y la protagonista se quedaba tan solo con la combinación de su ropa interior. Pirou y Kirchner quisieron ir más allá y rodar lo que ocurría posteriormente en esa noche de bodas.

Como nota curiosa debo añadir que Albert Kirchner ostenta dos reconocimientos cinematográficos como pionero: director de la primera película pornográfica (‘Le Coucher de la Mariée’) en 1896 y un año después dirigió la que se considera la primera película religiosa de la historia titulada ‘Passion du Christ’ (Pasión de Cristo) de cinco minutos de duración.

Te puede interesar leer también:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

El ‘plano holandés’ o por qué algunas fotografías parece que están inclinadas

Días atrás, a raíz de la toma de posesión del nuevo Gobierno presidido por Pedro Sánchez, circuló una fotografía, compartida por la Casa Real a los diferentes medios, en la que aparecía todo el ejecutivo junto al rey Felipe VI y en la que se apreciaba que la cámara con la que se había tomado dicha imagen estaba algo inclinada, dando pie a que en las redes sociales se viralizara con numerosos comentarios respecto a la posible poca pericia y profesionalidad del fotógrafo encargado de hacerla. También había quienes opinaban que la imagen estaba inclinada hacia la izquierda de forma intencionada: unos diciendo que era para darle el sentido ideológico del ejecutivo del PSOE-UP y otros para indicar, malintencionadamente, que recordaba a un barco cuando empieza a hundirse.

El ‘plano holandés’ o por qué algunas fotografías parece que están inclinadas

Imagen vía Casa Real

Sin entrar en valoraciones personales sobre la mencionada foto, el hecho de que ésta parezca que está inclinada unos grados hacia un lado es, según los expertos en fotografía, algo realizado expresamente y, además, por alguien que domina una técnica fotográfica conocida como ‘plano holandés’.

El ‘plano holandés’ o por qué algunas fotografías parece que están inclinadasEsa técnica es utilizada tanto en fotografía como en cinematografía y, al darle a la cámara una inclinación entre 25 y 45 grados, aporta a la imagen/secuencia cierta tensión, inquietud e incluso dramatismo. Es muy común en escenas concretas de algunas películas de suspense.

Este tipo de encuadre también es conocido como ‘plano aberrante’, aunque es más común escuchar referencias como ‘plano holandés’. Aunque en realidad se trata de una interpretación errónea de su denominación original, ya que debería ser llamado ‘plano alemán’ (muchos son quienes prefieren nombrarlo de este modo).

El error de denominarlo como holandés, en lugar de alemán, parece ser que proviene a un despiste que se produjo al trastocar el original ‘Deutsch angle’ (ángulo/plano alemán) en ‘Dutch angle’ (ángulo/plano holandés).

Según consta, el primero en utilizar la técnica del plano aberrante fue el cineasta ruso Dziga Vertov, quien era un amante de la experimentación con la cámara, los enfoques y los planos. Pero la popularización la obtuvo a partir de la década de 1930 gracias a que fue utilizado por varios directores durante el conocido como ‘cine expresionista alemán’ (de ahí que inicialmente se le llamara ‘Deutsch angle’ o ‘plano alemán’).

 

 

Lee y descubre en este blog más posts con curiosidades y anécdotas del mundo del cine

 

 

Fuentes de consulta: gizmodo / petapixel / studiobinder
Fuentes de las imágenes: Casa Real / pexels

El curioso origen de referirse a quienes hacen un papel secundario como ‘actores o actrices de reparto’

Cuando se celebra una gala de entrega de premios a la interpretación (ya sea en el teatro, cine o televisión) a los actores y actrices que optan a uno de esos galardones se les cataloga en diferentes categorías: mejor actor o actriz principal, mejor actor o actriz novel y mejor actor o actriz de reparto.

El curioso origen de referirse a quienes hacen un papel secundario como ‘actores o actrices de reparto’

Esta última categoría engloba a todos aquellos intérpretes que no tienen un papel protagonista en la producción  (o sea, que su trabajo ha sido relevante aunque no principal).

Cabe destacar que algunas son las ocasiones en las que en una producción, un intérprete con un papel no protagonista ha optado también a un premio a mejor actor o actriz principal.

Muchas son las personas que se refieren a ese colectivo como ‘actores o actrices secundarios’, aunque de un tiempo a esta parte se les ha diferenciado, además de que en el nomenclátor de la profesión se cataloga por un lado a los ‘secundarios’ y por otro a los ‘de reparto’.

Y es que curiosamente tiempo atrás (hablo de hace varios siglos) se llamaba ‘actores de reparto’ a todos aquellos intérpretes que formaban parte de una compañía teatral (cuando todavía no existía el cine) y que tenían derecho a percibir parte de lo recaudado en taquilla (e incluso de las monedas que el público lanzaba al escenario).

No todos los integrantes de una compañía tenían ese derecho a percibir una gratificación (solo aquellos con papeles protagonistas, secundarios o que fuesen relevantes en la trama). De ahí que se les conociera a todos ellos como ‘actores de reparto’ y, por tanto, ese término no hacía referencia al reparto de papeles sino al reparto que se hacía al final de la función de lo recaudado en taquilla.

Con el tiempo las cosas han cambiado y la forma de gestionarse las compañías han evolucionado y el término ‘actor/actriz de reparto’ ya no se refiere al colectivo con derecho a cobrar (al reparto de beneficios), sino a quienes tienen un papel con un máximo de 31 líneas (en un montaje escénico) o 20 líneas (en uno audiovisual). Quienes superan esas cifras son los secundarios y protagonistas (dependiendo la relevancia) y por debajo de esas líneas están los catalogados como ‘figurantes’, ‘figurantes especiales’ (sin frases) y los ‘de pequeñas partes’ (con menos de 5 líneas en teatro y 2 en audiovisual).

Os recomiendo leer el post del blog Premiere Actors donde explican la ‘diferencia entre actor protagonista, secundario, de reparto y de pequeñas partes’.

 

Te puede interesar también leer:

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

La curiosa historia de Rodolfo Valentino, el primer galán de la gran pantalla

La curiosa historia de Rodolfo Valentino, el primer galán de la gran pantalla Posiblemente el nombre de Rodolfo Guglielmi no le suene a la mayoría de vosotros, pero si cambio el apellido por el de Valentino rápidamente a la mayoría os vendrá a la memoria uno de los actores más famosos y carismáticos del Hollywood de los años 20. Evidentemente a los más jóvenes, puede que sigáis sin saber a quién me refiero, por eso quiero aprovechar para explicaros su curiosa historia…

Con apenas 19 años Rodolfo Guglielmi abandonó, en 1914, su Italia natal para ir en busca del sueño americano, como otros tantos compatriotas suyos habían hecho. Pero como es de imaginar no todos los principios son fáciles y menos cuando el que intenta hacerse un hueco en un nuevo país es un joven juerguista y derrochador que se gasta todo el dinero que había llevado consigo nada más llegar a Nueva York.

Para subsistir tuvo que pluriemplearse como limpiabotas, recadero o camarero, pero gracias a su belleza enseguida hubo más de una millonaria que se encaprichó para pasar con él una noche de sexo y lujuria, por lo que comenzó a ofrecerse como gigoló (chico de compañía) para damas generosas. Por aquel entonces todavía utilizaba su verdadero apellido y le resultaba muy divertido comprobar que las norteamericanas no sabían pronunciarlo.

Tras verse envuelto en un escándalo (una de las damas que acompañaba asiduamente asesinó a su esposo) y para evitar verse mezclado en el tema tuvo que salir huyendo de Nueva York hacía Los Ángeles.

Fue allí donde adoptó su nuevo apellido Valentino, comenzó a trabajar como extra en algunas producciones. En uno de esos trabajos conoció a un guionista que quedó prendado por su personalidad, consiguiéndole un papel en la película que lo lanzaría al estrellato: Los cuatro jinetes del apocalipsis.

Había nacido uno de los mitos eróticos más importantes de la gran pantalla, deseado tanto por mujeres como por hombres (aunque no existe ninguna evidencia oficial que confirme que Rodolfo Valentino hubiese tenido relaciones homosexuales, aunque es algo con lo que se ha especulado).

Valentino se convirtió en el primer galán del cine mudo, en un tiempo en el que la mayoría de películas que se realizaban eran cómicas o al menos eso era lo que demandaba el público, hasta que llegó el latin lover que los volvería locos de deseo. En los siguientes cinco años rodó una quincena de películas más que lo convirtieron en uno de los actores más conocidos de Hollywood.

El 23 de agosto de 1926, Valentino falleció a la edad de 31 años a consecuencia de unas complicaciones tras someterse a una intervención quirúrgica. Su fallecimiento fue considerado como un auténtico drama nacional y en su multitudinario entierro (más de 100.000 personas salieron a las calles de Nueva York para ver pasar el cortejo fúnebre) se vivieron auténticas escenas de histeria colectiva por parte de sus fans.

Hoy en día todavía son muchas las personas que utilizan el término ‘valentino’ como sinónimo de galán y seductor.

 

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

En la noche de los #Oscars: media docena de curiosidades del mundo del cine

En la noche de los #Oscars: media docena de curiosidades del mundo del cine

Llega el último domingo del mes de febrero y con él la tradicional gala de entrega de los Premios Óscar de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados unidos. Un evento seguido por millones de aficionados al mundo del cine que, depende de dónde se encuentren lo seguirán entre esta noche y la próxima madrugada.

Muchas han sido las ocasiones en las que he publicado posts explicando curiosidades relacionadas con el ‘Séptimo Arte’ y con motivo de la noche de los Oscars voy a recopilar media docena para que, durante la gala podáis presumir con vuestros amigos y familiares de ‘culturilla cinematográfica’.

 

¿Por qué al cine se le llama ‘Séptimo arte’?

Riccioto Canudo, escritor, poeta y crítico cinematográfico italiano, fue el primero en etiquetar al cine como ‘Séptimo arte’ en 1911. Hasta entonces, y desde la antigüedad, se había estado etiquetando los diferentes movimientos artísticos y disciplinas, hasta quedar a principios del siglo XX en seis artes: Arquitectura, Escultura, Pintura, Música, Danza y Poesía.

Canudo veía el cine como un ‘arte plástico en movimiento’ y quiso que estuviera presente entre las diferentes disciplinas artísticas. Su influencia dentro del movimiento teórico, intelectual y artístico era muy importante, lo que llevo a que se acogiese al cine como un arte más y convirtiéndose en el ‘Séptimo Arte’.

 

El curioso origen de la ‘claqueta de cine’

El origen de estampar las manos en HollywoodLa claqueta es uno de los elementos más característicos de los que se utilizan en el rodaje de cualquier película y su peculiar sonido nos indica que la cámara está comenzando a rodar.

Frank W. Thring fue uno de esos pioneros de la industria cinematográfica cuando ésta comenzó a coger fuerza en Australia. Empezó trabajando como proyeccionista en 1911 y apenas diez años después ya controlaba una de las más importantes productoras y distribuidoras del país.

Su carácter emprendedor lo llevó a pasar por todos los escalafones del negocio del cine; algo que le hizo conocer a fondo las necesidades y carencias de la industria. Durante la década de los años 20, con la incursión del sonido en las películas se encontraron con que la sincronización entre el equipo que filmaba la imagen con el que grababa el sonido no siempre era la adecuada, por lo que Frank W. Thring ideó un método que pudiese facilitar el trabajo a ambos equipos y sobre todo al director del rodaje: ‘la claqueta’.

Hasta aquel entonces se utilizaba una pizarra en la que se anotaban todos los datos del equipo y film, el número de escena, plano y toma a rodar. A esta pizarra el señor Thring le añadió una tablilla en la parte superior que iba unido por una bisagra, al golpear la tablilla sobre la placa inferior indicaría el momento exacto en el que se comenzaba a grabar y ese característico ruido ayudaría a sincronizar imagen y sonido.

 

El origen de estampar las manos en Hollywood

Hoy en día es típico que las estrellas cinematográficas estampen sus huellas en la acera de la famosa  Hollywood Boulevard.

Esta costumbre se inició en 1927 de una manera casual, ya que fue debido a un accidente de la actriz de cine mudo Norma Talmadge, quien, tras tropezarse, cayó sobre el cemento fresco que había frente al recién construido Teatro Chino Grauman (Grauman’s Chinese Theatre), de la ciudad de Los Ángeles.

EL avispado Sid Grauman, uno de los propietarios del local, vio la rentabilidad a ese tropiezo y lo convirtió en todo un símbolo de la ciudad.

Para inaugurar la colección de huellas de manos estampadas el señor Grauman contó con la actriz y actor de moda en aquel momento: Mary Pickford Douglas Fairbanks quienes dejaron estampadas sus huellas el 30 de abril de 1927. Tres semanas después, el 18 de mayo, lo haría, esta vez ya oficialmente y con presencia de la prensa, Norma Talmadge.

 

¿Cuál fue el primer largometraje de la historia?

¿Cuál fue el primer largometraje de la historia?

Según consta en el Registro de ‘Memoria del Mundo’ (Memory of the World Register) de la UNESCO, el primer largometraje de la historia rodado fue The Story of the Kelly Gang, una película muda de origen australiano que tuvo una duración  de poco más de una hora y  escrita y dirigida por Charles Tait.

Su estreno  fue el 26 de diciembre de 1906. Se trata de un relato de ficción sobre la vida real de un fugitivo, Ned Kelly, capturado y ejecutado en la horca 25 años antes.

Durante largo tiempo se dio como desaparecida y a partir de 1975 se fueron encontrando fragmentos sueltos de la película que han podido ser restaurados y de la que se conserva alrededor de 20 minutos.

Bajo estas líneas podréis visionar el vídeo con esos minutos restaurados del film.

 

¿Cuál fue el primer beso de la historia del cine?

¿Cuál fue el primer beso de la historia del cine?Durante el último lustro del siglo XIX, la recién creada Edison Manufacturing Co. (la primera empresa cinematográfica de Thomas Alva Edison) se dedicó a rodar un buen número de películas cortas que apenas llegaban al minuto de metraje.

Entre éstas se encontraba ‘The Kiss’ (El beso) el cual recreaba la escena final de un musical de gran éxito que se estaba representando en Broadway y cuyo título era ‘The widow Jones’ (La viuda Jones) de John J. McNally y que fue dirigida por William Heise (a petición del diario New York World  y por encargo del propio Edison).

En dicha escena, rodada en el mes de abril de 1896 en el estudio que poseía Edison en New Jersey y de la que apenas se conservan 18 segundos, utilizó a los propios actores que interpretaban la obra en el teatro y en ella aparecían la actriz May Irwin (en el papel de Beatrice Byke) y el actor John C. Rice (como Billy Bilke), siendo un juego de cortejo y besuqueo que escandalizó a la puritana sociedad de la época, pero que se convirtió en uno de los films de mayor éxito del polifacético empresario e inventor.

 

¿Cuál es el origen de la tradicional ‘alfombra roja’?

Cuál es el origen de la tradicional ‘alfombra roja’A pesar de que está estrechamente relacionado cualquier gala cinematográfica con la tradicional ‘alfombra roja’ y el posado que las estrellas del celuloide hacen en ella, para encontrar el origen de su uso debemos trasladarnos hasta principios del siglo XX, cuando la compañía ferroviaria 20th Century Limited inauguró en 1902 una línea exclusiva para viajeros de gran poder adquisitivo. Los viajeros, al llegar a la estación de Grand Central den Nueva York, se encontraban con una reluciente alfombra roja por la que descendían del tren y caminaban hasta el vestíbulo (y a la inversa). Este hecho le confería un toque de exclusividad y sofisticación que el viajero sabía apreciar.

No fue hasta 1922 cuando se utilizó por primera vez una alfombra roja en el mundo del espectáculo y fue con motivo de la inauguración del Egyptian Theater de Los Ángeles. Ya en la década de los años 1940 tomaría la relevancia que tiene actualmente siendo una de las partes más importantes de cualquier gala de entrega de los Oscars u otros premios.

 

Otras curiosidades relacionadas con los Premios Oscar:

Lee el resto de la entrada »

¿Por qué se llama ‘Óscar’ a las estatuillas de la Academia estadounidense de cine?

¿Por qué se llama 'Óscar' a las estatuillas de la Academia estadounidense de cine?

Los Premios Oscar fueron entregados por primera vez el 16 de mayo de 1929 por la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas. La estatuilla fue diseñada por Cedric Gibbons, el director artístico de Metro Goldwyn Mayer y esculpida por George Stanley.

En un principio estaban hechas de bronce macizo bañado en oro, y aunque durante la Segunda Guerra Mundial pasaron a hacerse de yeso pintado debido a la escasez de materiales, en la actualidad están hechas de metal con un baño de oro. Mide alrededor de 34 centímetros y pesa cerca de cuatro kilos.

La figura representa a un caballero con los brazos cruzados y armado con una espada sobre un rollo de película de cinco radios, cada uno simboliza las cinco ramas originales de la academia: directores, productores, guionistas, actores y técnicos.

El premio fue oficialmente bautizado como Academy Award of Merit [Premio de la Academia al Mérito], pero según la leyenda más conocida (que la propia academia de cine estadounidense no desmiente y es defendida por la mayoría de fuentes) fue Margaret Herrick (en aquel momento bibliotecaria adjunta y más tarde directora ejecutiva de la propia Academia) la que bautizó a la estatuilla como ‘Oscar’, por su gran parecido con su primo Oscar Pierce, a quien llamaba cariñosamente Tío Oscar. Este mote comenzó a hacerse popular especialmente después de que Sidney Skolsky lo utilizase en 1934 al escribir un artículo sobre el primer premio a mejor actriz que ganó Katharine Hepburn por Gloria de un día.  Sólo cinco años más tarde, en 1939, el galardón adoptó oficialmente el nombre de Oscar.

Cabe destacar que hay quien no está de acuerdo con esta versión y defiende que nada tuvo que ver Margaret Herrick, sino que fue directamente el columnista Sidney Skolky a quien se le ocurrió recordando un viejo vodevil (comedia teatral cómica basada en enredos) en el que uno de los actores preguntaba al director de orquesta (llamado Óscar) si le apetecía fumar un cigarrillo. Éste se quedaba quieto como una estatua, un semblante que le recordó a ese tipo en el momento de ver la estatuilla de los premios Oscar a la que acababa de asistir y de la que tenía que escribir la crónica mencionada en el párrafo anterior. Dicha versión de los hechos está recogida en la autobiografía de Skolky: ‘Don’t Get Me Wrong – I Love Hollywood’.

 

En el siguiente vídeo podréis ver la sección de curiosidades que realizó una vez al mes, en catalán, en el programa Ben trobats de la televisión local de Cataluña (La Xarxa tv) y el canal 159 de Movistar+. El pasado lunes 20 de febrero expliqué varias curiosidades relacionadas con el mundo del cine, entre ellas el porqué se llama Oscar a los premios del cine americano.

 

Otras curiosidades relacionadas con los Premios Oscar:

 

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

 

Fuentes de consulta: oscars.org (1)mentalflosstodayifoundoutoscars.org (2)
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Sabías que ‘El cantor de jazz’ no fue realmente la primera película sonora de la historia del cine?

¿Sabías que ‘El cantor de jazz’ no fue realmente la primera película sonora de la historia del cine?

Durante más de ocho décadas el honor de ser la primera película sonora de la historia del cine la tenía el largometraje El cantor de jazz (de Alan Crosland ) estrenada en Nueva York el 6 de octubre de 1927 y así figura en la casi totalidad de archivos sobre el tema.

Pero esta es solo una verdad a medias, ya que si hablamos del término película como una obra cinematográfica sea cual fuere su duración nos encontramos con que el 15 de abril de 1923 (cuatro años antes del estreno de El cantor de jazz) en el Rivoli Theater de Nueva York, Lee De Forest (un famoso inventor de la época) presentó ese día uno de sus últimos inventos: el Phonofilm, un método por el cual se le aplicaba sonido a las películas.

Para demostrar la validez de su invento proyectó un total de 18 cortometrajes (de diversas duraciones y temáticas) y el público y prensa que asistió a tal evento pudo disfrutar por primera vez del cine sonoro.

Como curiosidad cabe destacar que entre esos cortometrajes exhibidos por De Forest había uno de once minutos de duración titulado Conchita Piquer (From far Seville) en el que aparecía cantando varias de sus coplas la artista española, que por aquel entonces contaba con 15 años de edad.

Por cierto, El cantor de jazz llevaba incorporado un sistema conocido como Vitaphon, que mejoraba el Phonofilm de De Forest y que sería el método con el que se realizaron las siguientes películas sonoras desde la Warner Bros.

Para finalizar, cabe destacar que se considera película, tal y como aparece en el Diccionario de la RAE, a toda aquella cinta de celuloide que contiene una serie de imágenes fotográficas que se proyectan en la pantalla del cinematógrafo o en otra superficie adecuada, sin tener en cuenta su duración. Quizás os interese leer mi post: ¿Qué duración debe tener una película para ser considerada como ‘largometraje’?

 

Lee y descubre en este blog más posts con curiosidades y anécdotas del mundo del cine

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: https://amzn.to/2D1GPA5

 

Fuentes de consulta: deforestradio / archive.org / imdb / cervantesvirtual / rtve.es/alacarta / silentera / @carmen_pacheco
Fuente de las imágenes: Capturas de Youtbe

Tres curiosas anécdotas ocurridas en ceremonias de entrega de los Premios Oscar

Tres curiosas anécdotas ocurridas en ceremonias de entrega de los Premios Oscar

Un año más, llega el día en el que se celebra la entrega de los Premios al Mérito concedidos por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, comúnmente conocidos como Premios Oscar (en esta ocasión es su 88.ª edición).

Unos premios que a lo largo de su historia (desde que comenzaron a entregarse en 1929) ha tenido un gran número de anécdotas y curiosidades relacionadas con las galas, los nominados o  ganadores.

A continuación os explico tres curiosas anécdotas ocurridas en ceremonias de entrega de los Premios Oscar…

La duración de los agradecimientos en los Oscars en 2001

Preocupados por la duración del tiempo que dedicaban los ganadores a dar los agradecimientos, ya que la anterior gala se había alargado cuatro horas, los organizadores de los 73º Premios Oscar decidieron premiar a quien diera el discurso más breve con un fantástico equipo de televisión. Se lo llevó Michael Dudok de Wit, quien utilizó tan solo 18 segundos para dar los agradecimientos tras recoger su Oscar al mejor corto de animación ‘Father and Daughter’. La anécdota la protagonizó Julia Roberts ganadora del Oscar a la mejor actriz por su interpretación en la película ‘Erin Brockovich’, pues lo primero que dijo cuando subió al escenario a recoger el premio fue:

‘Qué demonios, yo ya tengo tele, y como no sé si voy a volver a estar aquí arriba en toda mi vida, me voy a tomar el tiempo que necesite para agradecer el premio a quien quiera’

El Oscar rechazado por Marlon Brando

En 1973 se le concedía el Premio Oscar como mejor actor principal a Marlon Brando por su gran interpretación en la película ‘El Padrino’, pero a la hora de anunciar su nombre y subir a recoger la estatuilla la ceremonia Brando no estaba en el Dorothy Chandler Pavilion de Los Ángeles donde se celebraba la ceremonia y en su lugar envió a una joven de ascendencia Apache llamada Sacheen Littlefeather, quien portaba con ella un contundente mensaje del actor que había decidido rechazar el premio como protesta por el trato vejatorio que la industria del cine (y la sociedad estadounidense en general) había dado a lo largo de los años al pueblo nativo americano (por aquel entonces llamados comúnmente ‘indios’). Sacheen portaba consigo un larguísimo discurso escrito por Marlon Brando que ocupaba 15 páginas y que debía leer desde el escenario, pero los organizadores de la gala se lo prohibieron (ante la amenaza de ser detenida), dándole tan sólo un minuto de tiempo para explicar el motivos de renuncia del premio por parte del actor.

El espontaneo que se paseó desnudo por el escenario

Durante la ceremonia de los 46ª entrega de los Premios Oscar en 1974, mientras David Niven (uno de sus cuatro presentadores) se encontraba dando paso a la intervención de la actriz Elizabeth Taylor un hombre llamado Robert Opel cruzó el escenario totalmente desnudo y haciendo el símbolo de la paz con su mano izquierda. Se trataba de un acto de protesta para reivindicar los derechos de los homosexuales. El espontaneo, fotógrafo de profesión, había podido llegar hasta el backstage del Dorothy Chandler Pavilion acreditándose como periodista. Muchos son los que, con el tiempo, han señalado que no fue algo espontaneo y que tras ese acto estaban involucradas varias personas de la organización. Muy recordara fue, también, la ingeniosa frase que soltó David Niven tras ver aparecer desnudo a Robert Opel (hay quien asegura que también estaba preparada):

‘Es fascinante pensar que, probablemente, la única carcajada que ese hombre ha arrancado en su vida ha sido mostrando sus pequeñeces’

 

Otras curiosidades relacionadas con los Premios Oscar:

 

 

Fuente de la imagen: prayitnophotography (Flickr)

El único caso de un nominado al Oscar a mejor actor principal y de reparto por una misma interpretación

El único nominado al Oscar a mejor actor principal y de reparto por una misma interpretación

En las nominaciones de la 17ª entrega de los Premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, que correspondía a las películas estrenadas en 1944, se produjo un hecho insólito que no se ha vuelto a repetir a lo largo de la historia los Premios Oscar:

Barry Fitzgerald fue nominado en las categorías de ‘mejor actor principal’ y ‘mejor actor de reparto’ pero con la peculiaridad de que ambas las recibió por un único papel: el que realizó en la película ‘Going My Way’ (Siguiendo mi camino) donde interpretaba el personaje del entrañable ‘padre Fitzgibbon’.

Finalmente, en la ceremonia celebrada el 15 de marzo de 1945 en el Grauman’s Chinese Theatre, Barry Fitzgerald  ganó el Oscar al mejor actor de reparto, alzándose con la estatuilla al mejor actor principal su compañero, en la misma película, Bing Crosby.

Cabe destacar que ‘Going My Way’ fue la gran triunfadora de la noche, ganando un total de siete Oscars (mejor película, director, actor principal, actor de reparto, argumento, guion adaptado y canción) de las diez categorías en las que estaba nominada. Al tratarse de una película con un alto contenido religioso fue proyectada en el Vaticano para el papa Pío XII.

 

Lee y descubre en este blog más posts con curiosidades y anécdotas del mundo del cine

 

Fuente de consulta: oscars.org
Fuente de la imagen: Pinterest

La película a la que se le retiró el Oscar tres semanas después de ganarlo

La película a la que se le retiró el Oscar tres semanas después de ganarlo

Varias han sido las ocasiones en las que una nominación a los Premios Oscar se ha retirado de la competición tras descubrirse (antes de concederse el premio) que había algún tipo de irregularidad: optar al mejor guion original y ser realmente una adaptación, haberse utilizado una canción o banda sonora nominada por una película previamente en otra o no estrenarse dentro del año por el que se compite.

Pero hay un único caso en la historia de los Oscar en el que se ha concedido y entregado el premio y posteriormente se ha exigido al ganador que devolviese la preciada estatuilla…

La película a la que se le retiró el Oscar tres semanas después de ganarlo (cartel de Young Americans)El 14 de abril de 1969 se celebró en el Dorothy Chandler Pavilion de Los Ángeles la 41ª ceremonia de entrega de los Premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (comúnmente conocidos como Premios Oscar). En el apartado de ‘Mejor largometraje documental’ la cinta premiada fue Young Americans’, película documental dirigida por Alexander Grasshoff y en la que se relataba la gira veraniega realizada por un grupo de adolescentes que pertenecían al coro musical llamado ‘The Young Americans choir’.

Pero tres semanas después, Alexander Grasshoff recibió una llamada telefónica que le dejó la sangre helada: el 7 de mayo Gregory Peck (en aquel momento Presidente de la Academia) comunicaba la fatal noticia de que el Premio Oscar que les habían entregado debía ser devuelto y quedaban despojados del mismo.

El motivo de tal decisión fue que a la Academia le había llegado de forma anónima un ‘chivatazo’ en el que les comunicaban que el documental ‘Young Americans’ se había preestrenado en octubre de 1967 en un pequeño cine de Carolina del Norte, algo que solo facultaba a la película a optar a los Oscars que se entregaban en 1968 (en el que no se había presentado la candidatura) y no en el año por el que participó y ganó.

El gran beneficiado de tal decisión fue ‘Journey into Self’ dirigido por Tom Skinner, un documental que retrata una sesión de terapia de grupo en el que participaban ocho personas muy diferentes entre ellas. El 8 de mayo, un día después de retirar el premio a ‘Young Americans’, desde la academia de cine se anunció que este otro documental era el ganador del Premio Oscar.

Vídeo con un pequeño fragmento de la película documental ‘Young Americans’

Vídeo del momento de la entrega del Premio Oscar a ‘Young Americans’ como ‘Mejor largometraje documental’

Vídeo con un pequeño fragmento de la película documental Journey into Self

 

Lee y descubre en este blog más posts con curiosidades y anécdotas del mundo del cine

 

 

Fuentes de las imágenes: Captura Youtube / Wikimedia commons