Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘espinas’

La planta ‘matagallegos’ y el curioso motivo sobre por qué se llama así

Días atrás, a través de Twitter, mi compañera Melisa Tuya publicaba un tuit en el que señalaba, con sorpresa, el hecho de que un polígono industrial cercano a Fuenlabrada llevase el nombre de ‘Matagallegos’.

La planta ‘matagallegos’ y el curioso motivo sobre por qué se llama así

No solo el mencionado polígono lleva tal nombre sino que algunas son las calles o caminos con dicha denominación (sin ir más lejos a una veintena de kilómetros se encuentra el camino de Matagallegos en Ciempozuelos).

Pero ¿de dónde surge dicho término? Pues tal y como el usuario de twitter @Xayme indica, acertadamente, dicho vocablo surgió como alusión a un hierba puntiaguda que crecía entre los cereales la cual provocaba heridas en los brazos y codos de los segadores que solían ser de origen gallego (famosas fueron las cuadrillas de segadores gallegos que acudían a trabajar los campos de Castilla).

El aludido ‘matagallegos’, tal y como lo define el Diccionario de la RAE, es una planta herbácea de la familia de las compuestas, de tallo muy ramoso, de unos 30 cm de altura, blanquecino, como todo el vegetal, hojas lineales divididas en lacinias y flores purpúreas con cabezuela cubierta de espinas.

No se sabe con certeza cuándo se originó el vocablo, pero la primera constancia escrita con dicho término aparece en el libro de 1787 titulado ‘Parte práctica de botánica del caballero Carlos Linneo (volumen VI)’ de Antonio Paláu y Verdéra (segundo Catedrático en el Real Jardín Botánico de la Corte) quien se encargó de realizar la traducción al castellano de la obra del célebre científico y botánico sueco creador de la ‘nomenclatura binominal’ de las plantas.

Lo que Carlos Linneo había señalado como una de las más de tres mil centaureas fue el propio Antonio Paláu y Verdéra quien le asignó la traducción específica de ‘Centaurea de panoja’ y la siguiente acepción:

‘Arsolla. Matagallegos. Habita en Narbona, Austria, Verona, Siberia y Alemania : en la Mancha, Cataluña, Aragón y en otras partes de España. Tiene las flores purpúreas; con los pistilor blancos; y las hojas de las ramas hendidas al través.’

Así pues, a pesar de que el término ‘matagallegos’ ya sería común en el lenguaje coloquial de siglos atrás (por las mencionadas heridas que les ocasionaba a los segadores gallegos) fue Paláu y Verdéra quien le otorgó cierta oficialidad al vocablo al incorporarlo a finales del siglo XVIII en la traducción del libro de botánica más importante que se había escrito hasta la fecha.

Cabe destacar que también existe un rico dulce compuesto de un buñuelo, rollo o empanada (en cada lugar se realiza de un modo) relleno de crema y que es conocido como ‘matagallegos’.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen:  Google Maps