Entradas etiquetadas como ‘estafar’

¿Sabías que originalmente el término ‘plagio’ no tenía nada que ver con el hecho de copiar una obra ajena?

Conocemos como plagio a la acción de copiar una obra o parte de ella (ya sea de literatura, música e incluso actualmente relacionada con contenido original publicado en redes sociales) y atribuírselo como propia.

Suele ser una de las prácticas más criticadas y, sobre todo, en los últimos años donde a través de las redes sociales se está generando mucho contenido original y que al mismo tiempo es copiado por otros.

¿Sabías que originalmente el término ‘plagio’ no tenía nada que ver con el hecho de copiar una obra ajena?

Famosos han sido algunos casos en los que se ha denunciado a músicos y escritores (o aspirantes a ello) de haber robado la propiedad intelectual de otra persona, siendo acusados de plagio.

Y es que este término lleva mucho tiempo asociado a ese tipo de apropiación indebida del trabajo de otros, pero en su origen el vocablo ‘plagio’ no era usado para tal fin (básicamente porque en la antigüedad pocos eran los que creaban e ínfima la posibilidad de que alguien les copiase).

Etimológicamente la palabra ‘plagio’ proviene del latín ‘plagium’, cuyo significado literal era: ‘acción de robar esclavos’. Pero lo curioso que solo se aplicaba cuando quienes habían sido robados (o sea, secuestrados) eran ‘libertos’ o, lo que es lo mismo, antiguos esclavos que habían conseguido ser libres.

En la Antigua Roma existía un fructífero negocio de compra y venta de esclavos, por lo que algunos de esos mercaderes se dedicaban a capturar personas libres para comercializar con éstas.

El vocablo latino plagium provenía a su vez del griego ‘plágios’ (πλάγιος) que, entre otras acepciones, significaba ‘secuestrar’.

Fue a partir del siglo XVII cuando comenzó a ser utilizado genéricamente el término plagio para referirse a aquel que secuestraba o robaba las ideas literarias de otros. Aunque cabe destacar que en el siglo I d.C. el poeta Marcus Valerius Martialis (nacido en Bílbilis, lo que hoy en día es la población de Calatayud) se quejó amargamente que otro poeta coetáneo suyo le había ‘secuestrado’ (plagiāre) algunos de sus versos.

Como nota curiosa, debo añadir que existe un fenómeno conocido como ‘criptomnesia’ y que afecta a algunas personas y por el cual, sin ser conscientes de ello, utilizan creaciones de otras personas creyendo que han surgido de su propia inspiración. Parece ser que ello es debido a que nuestro cerebro va guardando recuerdos de todo aquello que vemos, leemos o escuchamos pero al quedar almacenado nos olvidamos por completo de ello. De repente un día acude a nuestra mente una brillante idea y lo que realmente está ocurriendo es que hemos recuperado aquel recuerdo de aquello que ni tan siquiera éramos conscientes que habíamos visto/leído/escuchado.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

 

Fuente de la imagen: maxpixel

¿Cuál es el origen del término ‘rufián’?

¿Cuál es el origen del término ‘rufián’?El término ‘rufián’ es uno de esos vocablos que tiende a estar cada vez más en desuso, a pesar de que cada vez hay más personajes dignos de ser calificados de ese modo.

Para aquellos que no estén familiarizados con el término, os diré que su definición (según el Diccionario de la RAE) es la de un hombre sin honor, perverso y/o despreciable, además del que hace de su oficio un infame tráfico de mujeres públicas. Para decirlo de una manera más sencilla… se trata de alguien que se dedica a vivir del engaño, estafar y aprovecharse de los demás (aparte de ser un chulo/proxeneta).

Y es en este último significado donde se encuentre con total probabilidad la etimología del término ‘rufián’.

La mayoría de expertos (entre ellos la mencionada RAE) señalan que la palabra rufián quizás* provenga del italiano ‘ruffiano’, a la vez que éste derivaba del latín ‘rufus’ (cuyo significado es pelirrojo) y curiosamente de esa tonalidad era el color de las pelucas que solían usar las meretrices romanas (prostitutas/rameras) y, por lo tanto, aquel que se dedicaba a controlar y/o vigilarlas  (el chulo) era un rufián, convirtiéndose en sinónimo de las otras adjecciones debido a la mala fama que éstos tenían y a la mala vida que llevaban.

*Sorprendentemente todas las fuentes consultadas utilizan el ‘quizás’ para señalar el origen más probable para esta etimología, no ofreciendo las mismas otra alternativa, a excepción de la que hace la web etimologias.dechile que indica como otra opción la que indica que el idioma italiano tomó esta palabra del germánico ‘rauh’, cuyo significado es duro, áspero, tosco y que era una voz onomatopéyica del sonido que hacía un hombre al gruñir, aunque este otro posible origen parece no tener demasiada aceptación.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

Esta curiosidad es una de las que encontrarás en mi libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuentes de consulta: “ReAprende Español” Las 101 cagadas (y otras curiosidades) de nuestro idioma de Irazusta Comunicación / unaparolaalgiorno / RAE / etimologias.dechile
Fuente de la imagen: elfwood