BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Archivo de agosto, 2017

¿Qué significa la expresión ‘dar sopas con honda’?

¿Qué significa la expresión ‘dar sopas con honda’?

Semanas atrás, Rubén (@ruben_rubn) a través de twitter me consultó sobre el significado de la expresión ‘dar sopas con honda’.

Esta locución, prácticamente en desuso y desconocida hoy en día para muchísimas personas, se utilizaba –desde su origen, hace ya varios siglos- para indicar la destreza, conocimiento y clara superioridad de una persona sobre otra en relación a alguna cosa o tema de importancia.

Pero curiosamente podemos encontrarnos que a esta expresión, según quién la explique, le pude dar diferente significado e incluso escribirla diferente (onda en lugar de honda). Y es que hay quien cree que el vocablo se refiere a una ondulación (como el de una ola de mar) y no a la tira de cuero u otro material semejante, con dos correas, que servía desde  la antigüedad para lanzar piedras de manera violenta (posteriormente evolucionó en el conocido tirachinas). Una de las ‘hondas’ más conocidas es a la que se hace referencia en la Biblia sobre el pasaje en el que David venció a Goliat (que medía cerca de tres metros) lanzándole una piedra con una honda.

Esa precisión a la hora de lanzarla y dar en el objetivo es muy posiblemente el origen de la expresión.

Pero posiblemente os estéis preguntando porque el dicho se refiere a las piedras como ‘sopas’… y es que realmente, esa sopas no tienen nada que ver con el plato de comida a base de caldo sino a las piedras de canto rodado (guijarros) que se encuentran en los ríos y arroyos.

De hecho en el capítulo  XI de la segunda parte de la novela ‘El ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha’ de Miguel de Cervantes, ya aparece la referencia (en voz de Sancho Panza) en la que se refiere a las piedras como ‘sopas de arroyo’.

Por lo tanto, ‘dar sopas con honda’ se refiere a la pericia que tiene alguien a la hora de lanzar/arrojar una piedra (guijarro/canto rodado) con un tirachinas y acertar de pleno, de ahí que se utilizara la expresión para referirse a la destreza y superioridad en un asunto.

¿Qué significa la expresión ‘dar sopas con honda’?Cabe destacar, tal y como indico al inicio del post, que hay quien escribe la ‘onda’ de la expresión sin hache, ya que le da un sentido diferente (y erróneo) a la locución, creyendo que la misma se refiere al hecho de lanzar una piedra a un estanque o rio y que ésta vaya haciendo un efecto de ondas sobre el agua.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuentes de consulta: wikisource / libertaddigital / RAE (1) / RAE (2) / cvc.cervantes.es / futbolconbotonesyreboteabanda / ccm-cidehamete
Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons / pixabay

¿De dónde proviene decir que algo se hace ‘a hurtadillas’ cuando se realiza a escondidas?

¿De dónde proviene decir que algo se hace ‘a hurtadillas’ cuando se realiza a escondidas?

Cuando alguien realiza algún acto de modo oculto y con el propósito de que nadie se percate, suele decirse que lo ha hecho ‘a hurtadillas’, un término sobre todo utilizado para dar a ese secretismo una connotación delictiva o ilícita.

Y es que el origen etimológico del vocablo ‘hurtadillas’ ya nos da una pista, debido a que proviene del término ‘hurtar’ (sustraer algo si uso de la violencia, la mayoría de veces sin ser visto o sin que la víctima lo note o se percate) y que derivó en el castellano antiguo ‘hurtada’ (de ahí hurtadillas).

Cabe destacar que el vocablo ‘hurto’ proviene del latín ‘furtum’ (de ‘fur’, ladrón/el que roba) y que dio también origen al término ‘furtivo’ (persona que se esconde o hace algo a escondidas).

 

 

Otros posts que quizá te interese leer:

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

‘Cefalea por estímulo frío’: el motivo por el que te duele la cabeza cuando comes un helado

‘Cefalea por estímulo frío’: el motivo por el que te duele la cabeza cuando comes un helado

Según indican los expertos, el 33% de la población ha padecido alguna vez de ‘cefalea por estímulo frío’ o, dicho de otro modo, le ha entrado un molesto dolor de cabeza en el momento en el que se estaba comiendo un helado (o tomando una bebida muy fría).

Este dolor se ocasiona a causa de la baja temperatura de aquello que te estás tomando que al entrar en contacto con la parte blanda de nuestro paladar activa las terminaciones nerviosas que controlan la cantidad de flujo sanguíneo que va hacia nuestra cabeza, provocando una inflamación de los vasos sanguíneos.

Inmediatamente esa inflamación trae consigo un repentino dolor de cabeza, que apenas dura unos minutos pero que resulta bastante molesto.

Los especialistas señalan que el padecer estas cefaleas no reviste gravedad alguna y no debemos preocuparnos (a no ser que sean continuadas y su duración se alargue más de lo común, ya que podría tratarse de otra patología).

Para evitar la cefalea por estímulo frío es recomendable no tomar cosas demasiado frías y, en caso de no poder evitarlo, hacerlo más despacio y procurando que cuando la bebida o helado llegue a la parte más blanda del paladar haya perdido parte del frío.

 

Otros posts que te puede interesar leer:

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

La curiosa historia de Rodolfo Valentino, el primer galán de la gran pantalla

La curiosa historia de Rodolfo Valentino, el primer galán de la gran pantalla Posiblemente el nombre de Rodolfo Guglielmi no le suene a la mayoría de vosotros, pero si cambio el apellido por el de Valentino rápidamente a la mayoría os vendrá a la memoria uno de los actores más famosos y carismáticos del Hollywood de los años 20. Evidentemente a los más jóvenes, puede que sigáis sin saber a quién me refiero, por eso quiero aprovechar para explicaros su curiosa historia…

Con apenas 19 años Rodolfo Guglielmi abandonó, en 1914, su Italia natal para ir en busca del sueño americano, como otros tantos compatriotas suyos habían hecho. Pero como es de imaginar no todos los principios son fáciles y menos cuando el que intenta hacerse un hueco en un nuevo país es un joven juerguista y derrochador que se gasta todo el dinero que había llevado consigo nada más llegar a Nueva York.

Para subsistir tuvo que pluriemplearse como limpiabotas, recadero o camarero, pero gracias a su belleza enseguida hubo más de una millonaria que se encaprichó para pasar con él una noche de sexo y lujuria, por lo que comenzó a ofrecerse como gigoló (chico de compañía) para damas generosas. Por aquel entonces todavía utilizaba su verdadero apellido y le resultaba muy divertido comprobar que las norteamericanas no sabían pronunciarlo.

Tras verse envuelto en un escándalo (una de las damas que acompañaba asiduamente asesinó a su esposo) y para evitar verse mezclado en el tema tuvo que salir huyendo de Nueva York hacía Los Ángeles.

Fue allí donde adoptó su nuevo apellido Valentino, comenzó a trabajar como extra en algunas producciones. En uno de esos trabajos conoció a un guionista que quedó prendado por su personalidad, consiguiéndole un papel en la película que lo lanzaría al estrellato: Los cuatro jinetes del apocalipsis.

Había nacido uno de los mitos eróticos más importantes de la gran pantalla, deseado tanto por mujeres como por hombres (aunque no existe ninguna evidencia oficial que confirme que Rodolfo Valentino hubiese tenido relaciones homosexuales, aunque es algo con lo que se ha especulado).

Valentino se convirtió en el primer galán del cine mudo, en un tiempo en el que la mayoría de películas que se realizaban eran cómicas o al menos eso era lo que demandaba el público, hasta que llegó el latin lover que los volvería locos de deseo. En los siguientes cinco años rodó una quincena de películas más que lo convirtieron en uno de los actores más conocidos de Hollywood.

El 23 de agosto de 1926, Valentino falleció a la edad de 31 años a consecuencia de unas complicaciones tras someterse a una intervención quirúrgica. Su fallecimiento fue considerado como un auténtico drama nacional y en su multitudinario entierro (más de 100.000 personas salieron a las calles de Nueva York para ver pasar el cortejo fúnebre) se vivieron auténticas escenas de histeria colectiva por parte de sus fans.

Hoy en día todavía son muchas las personas que utilizan el término ‘valentino’ como sinónimo de galán y seductor.

 

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

El curioso e histórico motivo por el que los diamantes se pesan en quilates

El curioso e histórico motivo por el que los diamantes se pesan en quilates

Cuando se habla de joyas, estamos habituados a escuchar decir que cierta piedra tiene equis quilates lo cual le confiera mayor o menor valor.

Se conoce como ‘quilate’ al término que describe la masa de piedras preciosas, gemas y perlas.

Dicho vocablo llegó al castellano desde el árabe ‘qiráṭ’ (de idéntico significado) y éste provino de griego ‘κεράτιον’ (kerátion) que significaba ‘algarroba’.

Y es que en la Antigua Grecia se dieron cuenta que las semillas del algarrobo tenía una peculiaridad: todas eran asimétricas y tenían un mismo peso, por lo que no se tardó en crear una medida de peso en la que una semilla de algarroba pesaba 200 miligramos.

Por tanto, los tan nombrados diamantes de 24 quilates pesan en total 4,8 gramos (más la estructura en la que vaya insertado, evidentemente).

Cabe destacar que, cuando nos referimos a las piedras preciosas, el símbolo de quilate se escribe ‘cq’ y nunca ‘k’, ya que este está reservado para determinar los quilates de pureza del oro pues el símbolo proviene del término ‘katharótita’ que significa pureza.

Muchas son las personas que están convencidas de que el vocablo quilate proviene de kilo, motivo por el que escriben el término en la forma ‘kilate’, pero nada tiene que ver (tal y como os explicado unos párrafos arriba) por lo que eta grafía es incorrecta y no está aceptada por la RAE.

 

Otro post que te puede interesar leer: El curioso motivo sobre por qué los anillos de compromiso llevan un diamante

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde surge la locución ‘se non è vero, è ben trovato’?

¿De dónde surge la locución ‘se non è vero, è ben trovato’?

Muchas son las ocasiones en las que tras realizar una exhaustiva investigación para encontrar el origen etimológico de alguna expresión e incluso un dato concreto de un hecho, podemos encontrarnos con que no se puede ofrecer una contestación totalmente constatada y en su lugar se da una lo más aproximada posible y probable.

Al hacerlo es costumbre añadir la locución en italiano ‘se non è vero, è ben trovato’ cuyo significado en castellano es ‘si no es verdad, está bien encontrado’.

El escrito más antiguo en el que consta dicha locución data del año 1584 y fue en la obra De gli eroici furori [De los heroicos furores] escrita por el filósofo y astrónomo italiano Giordano Bruno.

Se desconoce si alguien más la había utilizado anteriormente o al menos no hay constancia escrita de ello.

Y ya sabeis, se non è vero, è ben trovato.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Por qué según vamos cumpliendo años la ingesta de alcohol nos sienta peor?

¿Por qué según vamos cumpliendo años la ingesta de alcohol nos sienta peor?

Aquellos que ya hemos pasado del medio siglo de vida debemos reconocerlo: cada vez que se propicia una celebración y nos tomamos alguna copa de más (evidentemente por encima de las que estamos habituados) notamos cómo, posteriormente, esa ingesta de alcohol nos va sentando cada vez peor, siendo cada vez más molestas y largas las resacas y, sobre todo, tolerándolo mucho peor.

Y es que el hecho de cumplir años tiene mucho que ver y nuestro organismo ya no asimila según qué excesos tan bien como cuando éramos unos jovenzuelos. A pesar de que somos conscientes de ello y que incluso podemos llegar a beber muy por debajo de cómo lo hacíamos tiempo atrás (la típica copita de menos) vemos que gradualmente va sentándonos peor. Evidentemente todo esto es una explicación muy genérica y depende de cada persona,  su constitución y el tipo de bebida que tome (no es lo mismo mezclar el alcohol en un combinado junto a un refresco azucarado que tomar un lingotazo de una bebida oscura –tipo wiski- o copas de un licor de los llamados ‘espirituosos’).

El cumplir años hace que nuestro metabolismo se ralentice, motivo por el que la resaca dura más e incluso se convierta en más molesta.  Nuestro hígado, encargado de depurar el alcohol que llega a nuestra sangre, con los años ya no rinde con la misma efectividad que tiempo atrás (de ahí que se den frecuentemente casos de cirrosis hepáticas en personas de mayor edad o que abusan reiteradamente del alcohol).

Otro factor importante por el que con los años la ingesta de alcohol nos sienta peor es la pérdida de agua corporal. De manera natural con el paso del tiempo vamos perdiendo parte del líquido elemento del que está compuesto nuestro organismo.

Esa deshidratación natural y progresiva es la que hace que el alcohol que hemos bebido pase de nuestro estómago a la sangre y que apenas quede diluido en nuestra agua corporal (que hemos ido perdiendo con el tiempo).

 

 

Otros posts que te puede interesar leer:

 

 

Post realizado a raíz de la consulta formulada por Esperanza Roig a través de la página en Facebook de este blog
Fuente de la imagen: kboneva (Flickr)

Útiles consejos a seguir si vas a publicar fotos personales en redes sociales (sobre todo de tus hijos)

Útiles consejos a seguir si vas a publicar fotos personales en redes sociales (sobre todo de tus hijos)

En los últimos años nos hemos acostumbrado a mostrar todo lo que hacemos en nuestro día a día (o al menos gran parte de ello) a través de las redes sociales. Nuestras salidas, comidas, vacaciones, el estupendísimo día de playa o una tarde de compras.

Pero a veces no somos demasiado conscientes del peligro que puede acarrar algunas de las cosas que compartimos en nuestras redes, creyendo que eso va a quedar en nuestro círculo más íntimo y sin habernos asegurado si hemos marcado algún grado de privacidad en nuestras publicaciones.

Muchas son las personas que lo hacen sin percatarse que tienen la configuración de privacidad abierta a que cualquier persona lo vea. El simple hecho de publicar una fotografía y que un conocido nuestro clique sobre el ansiado ‘me gusta’ hace que todos los contactos de esa persona puedan acceder a la foto y saber cuál es el elemento en el que ha indicado que es de su agrado.

Sin darnos cuenta estamos exponiendo nuestra propia intimidad en un escaparate que lo puede ver cualquiera y aunque la mayoría de personas que se mueven por las redes sociales son usuarios normales y corrientes y sin ninguna mala intención debemos tener en cuenta que por la red también se mueven miles de depredadores cibernéticos a la busca de víctimas a las que perjudicar y de quienes aprovecharse.

Por tal motivo es muy importante tener un buen nivel de privacidad para que ningún desconocido pueda acceder a según qué contenidos personales y, sobre todo, si quienes aparecen son nuestros hijos.

A menudo las cuentas en las redes sociales de las fuerzas de seguridad advierten de los peligros y dan numerosos consejos sobre qué medidas debemos de tomar en caso de que deseemos publicar nuestras fotos en las redes sociales en las que también aparecen los más pequeños de la casa.

Uno de los puntos esenciales es procurar que no aparezca ningún detalle sobre el lugar en el que vivimos (nombre de la calle, número…), también debemos intentar que tampoco salga aquellos lugares a los que acude nuestro hijo: colegio (ni con el uniforme del colegio o de algún equipo en el que practiquen deporte), tampoco el parque que frecuenta, así como los horarios y días en los que suele ir.

Si fotografiamos nuestro coche, hay que procurar que no aparezca la matrícula.

Es fundamental que el nombre y apellidos de los pequeños no parezcan en la publicación ni estén en el archivo de la foto.

No debemos dar pistas sobre nuestros horarios ni indicar si en algún momento están solos en casa.

Cuando hagas fotos en según qué lugares, desactiva el geolocalizador, ya que puede aparecer en la publicación, indicando el lugar exacto donde nos encontramos.

A veces, cuando estamos ausentes de casa por unos días (por ejemplo las vacaciones) y lo hacemos saber a los cuatro vientos a través de las redes, es un momento ideal para los amigos de lo ajeno para acercarse hasta nuestro hogar y desvalijarlo (si es que hemos dado alguna pista sobre dónde vivimos).

Sobre todo no publicar fotos de nuestros peques sin ropa (por ejemplo en la playa) ya que estas les gustan especialmente a los depredadores sexuales que se mueven por la red.

Si somos nosotros los que deseamos mostrarnos ligeritos de ropa tened en cuenta los consejos que os di tiempo atrá en el post sobre el ‘sexting’ y la ‘sextorsión’.

 

Otros posts que te puede interesar leer:

 

 

Sigue los consejos que dan a través de las redes sociales los cuerpos de seguridad: Policía (en Facebook) y (en Twitter); Guardia Civil (en Facebook) y (en Twitter)
Fuente de la imagen: Paško Tomić (Flickr)

¿De dónde proceden los famosos palitos de ‘surimi’?

¿De dónde proceden los famosos palitos de ‘surimi’?

Desde hace poco más de una década el surimi (o palitos de cangrejo, como también es conocido) se ha convertido en un elemento común en nuestra cocina, siendo incorporado en diversos platos, pero sobre todo en ensaladas.

A pesar de que en occidente su popularidad se alcanzó recién iniciado el siglo XXI cabe destacar que fueron inventados en 1969 y que, desde entonces, ya era muy común en muchas cocinas (sobre todo asiática).

El surimi se basa en distintas partes de diferentes pescados con los que se hace una masa tras picarlo muy fino (de hecho, el significado del término surimi es literalmente ‘carne picada’) y su proceso ya se utilizaba hace casi un milenio en la cocina japonesa.

Pero tal y como lo conocemos hoy en día, el surimi fue el resultado de una campaña realizada por el ‘Instituto Pesquero Experimental’ de Hokkaido (Japón) en el que se buscó en la década de 1960 una solución para dar salida a ciertos pescados que eran poco consumidos. Gracias a la idea de Nishitani Yōsuke se consiguió hacerlo procesándolo como hace casi mil años ya hacían sus antepasados.

El proceso del surimi consiste en desmenuzar diferentes pescados y hacer una pasta gelatinosa con todo ello, a la que se le añade varios aditivos, azúcar, proteína de soja, sorbitol, sal y una buena cantidad de glutamato monosódico (un potente aditivo alimentario muy utilizado en la cocina oriental y que en los últimos años también está siendo muy usada en occidente).

Después tan solo queda darle la forma: en barritas son los conocidos ‘palitos de cangrejo’ y como imitación de la langosta o las angulas (las famosas gulas), en definitiva todo es el mismo producto con diferente formas y a los que se le añade un aditivo u otro para potenciar más o menos su sabor.

El característico color rojo o naranja que aparece en el surimi está hecho con pimentón, con los colorantes alimentarios conocido como ‘tartrazina’ (E-102) o  carmín de cochinilla (E-120).

 

 

Te puede interesar leer: Astaxantina, el pigmento que le proporciona al salmón su característico color

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons