Entradas etiquetadas como ‘quilates’

El curioso e histórico motivo por el que los diamantes se pesan en quilates

El curioso e histórico motivo por el que los diamantes se pesan en quilates

Cuando se habla de joyas, estamos habituados a escuchar decir que cierta piedra tiene equis quilates lo cual le confiera mayor o menor valor.

Se conoce como ‘quilate’ al término que describe la masa de piedras preciosas, gemas y perlas.

Dicho vocablo llegó al castellano desde el árabe ‘qiráṭ’ (de idéntico significado) y éste provino de griego ‘κεράτιον’ (kerátion) que significaba ‘algarroba’.

Y es que en la Antigua Grecia se dieron cuenta que las semillas del algarrobo tenía una peculiaridad: todas eran asimétricas y tenían un mismo peso, por lo que no se tardó en crear una medida de peso en la que una semilla de algarroba pesaba 200 miligramos.

Por tanto, los tan nombrados diamantes de 24 quilates pesan en total 4,8 gramos (más la estructura en la que vaya insertado, evidentemente).

Cabe destacar que, cuando nos referimos a las piedras preciosas, el símbolo de quilate se escribe ‘cq’ y nunca ‘k’, ya que este está reservado para determinar los quilates de pureza del oro pues el símbolo proviene del término ‘katharótita’ que significa pureza.

Muchas son las personas que están convencidas de que el vocablo quilate proviene de kilo, motivo por el que escriben el término en la forma ‘kilate’, pero nada tiene que ver (tal y como os explicado unos párrafos arriba) por lo que eta grafía es incorrecta y no está aceptada por la RAE.

 

Otro post que te puede interesar leer: El curioso motivo sobre por qué los anillos de compromiso llevan un diamante

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿Cuál es el diamante más grande del mundo?

El “Cullinan” es el diamante más grande del mundo, de 3.106 quilates, valorado en 750.000 dólares de hace unos cuantos años atrás, fue encontrado tropezando literalmente con él en la Mina Premier No. 2, cerca de Pretoria, Sudáfrica, el 25 de Enero de 1905. Entonces fue enviado a Inglaterra por correo certificado ordinario.

El Rey Eduardo VII exclamó al verlo que lo habría apartado con el pie, creyendo que era un trozo de cristal, si lo hubiese visto en el camino. De este diamante, conocido como el Cullinan, fueron cortadas 105 piedras. Dos de las más grandes, la Estrella de África, de 530 quilates, y el Cullinan II, de 317 quilates, forman parte de las joyas de la corona británica.
El “Cullinan” en estado puro, tal y como se encontró.

 

(Fuente: tinet.org)