La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Descubren una cucaracha que se alimenta con lágrimas de lagartija

Una cucaracha bebe las lágrimas del ojo de una lagartija en la Amazonía ecuatoriana. © Javier Aznar González de Rueda

Siempre hemos pensado que llorar lágrimas de cocodrilo era sinónimo de falsedad, de sentimiento fingido. No digamos ya la de los lagartos que cantó Federico García Loca:

La lagarta está llorando.

El lagarto y la lagarta con delantalitos blancos.

Han perdido sin querer su anillo de desposados.

El poeta granadino se hacía eco en su cancioncilla infantil de una supuesta leyenda que es cierta, los cocodrilos son unos llorones. Y lloran especialmente a moco tendido mientras devoran a sus víctimas, pero no lo hacen por lástima. Ahí la leyenda tiene razón. Lloran porque con esas lágrimas lubrican sus ojos, igual que hacemos nosotros. Pero al masticar y apretar las mandíbulas el chorro lagrimal se desborda y llegan a lloran a moco tendido.

Como en la naturaleza nada se pierde, esta fuente excepcional de lágrimas, bien surtida de apreciados minerales, es aprovechada por otros animales que directamente beben sus lágrimas. Lo hacen mariposas e incluso abejas. Lo que no se sabía es que también lo hacen las cucarachas aprovechando que los lagartos, sus enemigos naturales, duermen plácidamente por la noche.

La pequeña lagartija Anolis fuscoauratus, protagonista de un interesante descubrimiento.

Lágrimas de anolis

La noticia de este curioso descubrimiento la explica en un artículo Adeline Marcos, redactora del área de ciencias naturales en la agencia SINC. Te lo resumo.

El anolis delgado (Anolis fuscoauratus) es una pequeña lagartija arborícola propia de las selvas amazónicas. Una noche, el fotógrafo Javier Aznar González de Rueda fotografió a uno de estos ejemplares durmiendo en una rama en la Amazonía ecuatoriana. Sobre su cabeza, una cucaracha libaba sus lágrimas lamiendo directamente de sus ojos. La foto es la que encabeza este artículo.

Los expertos no salían de su asombro. Eso de beberse las lágrimas de otros es un comportamiento conocido como lacrifagia. Lo practican animales con probóscideuna especie de trompeta aspiradora que tienen algunos insectos para alimentarse. Pero las cucarachas carecen de él. En su lugar tienen en la boca piezas bucales masticadoras, pero nada parecido a una lengua que les permita lamer o algo parecido.

Descubierto gracias a las redes sociales

Gracias a la imagen que publicó el fotógrafo en redes sociales, el científico Matthijs P. van den Burg, del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (MNCN-CSIC), se puso en contacto con él y juntos han descrito la primera observación de alimentación a base de lágrimas por parte de las cucarachas.

“Nuestro trabajo aporta nuevos conocimientos sobre la historia natural de las cucarachas”, ha señalado Matthijs P. van den Burg a la agencia SINC.

A las lagartijas tal limpieza ocular no parece molestarles demasiado, entre otras cosas porque al suceder mientras duermen como troncos de árbol no se enteran.

Pero no todo son ventajas. Según se razona en el trabajo científico publicado, aunque para los insectos supone un chute de sales minerales y otros nutrientes, esta conducta podría también perjudicar a los reptiles en el caso de transferirse virus o bacterias. Porque como todo el mundo sabe, limpias, lo que se dice limpias, las cucarachas no son.

Artículo de referencia Matthijs P. van den Burg & Javier Aznar González de Rueda. “Lachryphagy by cockroaches: reptile tears to increase reproductive output?” Neotropical Biodiversity, 7:1, 276-278, DOI: 10.1080/23766808.2021.1953892

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. y la lagartija llora por el rabo. Los turistas fauniticos fotografian unas chorradas… Se estuvo quieto dos horas hasta conseguir la imagen perfecta?
    Hay que tener tiempo y ganas para conseguir la imagen de una lagartija llorando.

    10 septiembre 2021 | 19:48

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.