La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

El planeta entra en números rojos y no tenemos Plan B para arreglarlo

El 29 de julio es el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra, el día en que el planeta entra en números rojos. En 210 días el ser humano ha terminado con el capital natural disponible para 365 días, excediendo en un 74 % la capacidad de los ecosistemas para regenerar los recursos naturales.

“La tregua que ofreció la pandemia durante 2020 ha terminado. Volvemos a los límites de insostenibilidad de 2019, demandando los recursos que ofrecerían 1,7 planetas Tierra”, señala WWF.

No hemos aprendido nada

Según los ecologistas, “el modelo post-pandémico de producción y consumo que estamos impulsando sigue los mismos parámetros de insostenibilidad de los últimos 70 años, un modelo que está poniendo al límite la capacidad regenerativa de nuestro planeta”.

En un contexto de emergencia climática y destrucción de naturaleza sin precedentes, WWF considera “urgente” promover una recuperación económica sostenible “que respete los límites del planeta y reduzca la huella ecológica de la humanidad”.

La huella del desenfreno

El Día de la Sobrecapacidad marca la fecha en la que la demanda de recursos y servicios ecológicos en un año concreto excede lo que la Tierra puede regenerar en ese año.

Este día es calculado por la Red de la Huella Global, analizando la evolución mundial de dos parámetros, la biocapacidad (o capacidad de regeneración biológica) y la huella ecológica (nuestra demanda de recursos).

En términos económicos, sería como agotar el saldo disponible y entrar en números rojos. España agotó el presupuesto ecológico anual el pasado 25 de mayo. Si todo el mundo consumiera al ritmo de nuestro país, serían necesarios 2,5 planetas. Pero solo existe uno.

Aumento imparable

Se estima que desde el 1 de enero de este año se ha producido un aumento del 6,6 % en la huella ecológica global en comparación con 2020. A pesar de que la pandemia mundial de la Covid-19 provocó en 2020 una disminución notable de las emisiones de CO2, aumentaron de nuevo durante la segunda mitad de 2020, estimando un aumento del 6,6% en la huella de carbono para 2021, en comparación con el año anterior.

Otro cambio destacable ha sido el efecto de la deforestación y degradación del Amazonas en la biocapacidad forestal mundial, que ha disminuido una media del 0,5 %.

Para Enrique Segovia, director de conservación de WWF España, “este Día de la Sobrecapacidad nos recuerda que el modelo actual de producción y consumo es una de las principales causas de la crisis climática y la destrucción de la naturaleza”. Y concluye: “Es hora de que los líderes mundiales aborden con urgencia y valentía las medidas necesarias para revertir la situación, empezando por la ambición climática que puede ofrecer la COP26 de Glasgow y los nuevos objetivos que deben salir de la próxima cumbre de biodiversidad de Kunming”.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

3 comentarios

  1. Dice ser Arrogante

    El planeta está bien y nosotros también.

    30 julio 2021 | 12:41

  2. Dice ser Esta web

    ¡Cuánta razón! Hemos empeorado notablemente y quien tiene las consecuencias es el planeta. Deberían poner leyes más duras…

    30 julio 2021 | 21:35

  3. ¡Todo está mejorando!

    02 agosto 2021 | 23:45

Los comentarios están cerrados.