La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Que este pájaro se vaya a la mierda es muy mala noticia

Macho de roquero rojo. Foto: Wikimedia Commons

Esta maravilla de pájaro, esta preciosidad, se está yendo a la mierda. Es un roquero rojo, un ave antiguamente frecuente de nuestras montañas y ahora más difícil de ver que un político después de unas elecciones. Por eso es muy probable que no lo hayas visto nunca en tus salidas al campo.

Sus poblaciones no es que estén mal, es que se han hundido. Exactamente han caído un 95,3% desde 1998, según datos del Programa de Seguimiento de Aves Comunes en Primavera (Sacre) de SEO/BirdLife, que esta temporada cumple su 25º aniversario en España.

Y si al roquero rojo, que vive en esos lugares de altura que consideramos privilegiados paisajes inmaculados, le va mal, imagínate cómo nos debe de ir a nosotros, que vivimos emponzoñados en ciudades cada vez más contaminadas, comiendo guarrindongadas y apretados cual sardinas en lata. En realidad no hace falta que te lo imagines, lo estamos viendo en directo y en primera persona todos los días, pandemia incluida.

Muy malas noticias

“Los datos del Sacre constituyen uno de los indicadores mejor consolidados sobre la salud de nuestra naturaleza. Y no son buenos”, reconoce la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz. Y añade: “Que más de un tercio de las aves comunes se halle en una situación desfavorable es una señal de alarma que debe activar políticas y actuaciones claras para atajar la crisis ecológica que sufrimos, y de la que especies tan populares como el gorrión, la perdiz o el vencejo, Ave del Año 2021, nos vienen alertando desde hace demasiado tiempo”.

Los resultados del programa Sacre facilitan información, con base en la evolución de sus poblaciones, sobre qué especies tienen estado de conservación favorable, estable o desfavorable. Aunque el 44% de las especies presenten tendencia poblacional positiva y otro 19% reflejen una situación estable en sus poblaciones, no significa que la situación sea buena, explican desde SEO/BirdLife.

Estos datos también indican que el 37% de las especies se encuentran en situación desfavorable, una cifra elevada, sobre todo si se tiene en cuenta que para 26 de ellas (el 62% de las que tienen declive) su porcentaje de descenso poblacional desde 1998 es superior al 30%.

Las 5 especies comunes que ya son menos comunes

Roquero rojo. Foto: SEO/BirdLife

El roquero rojo podría entrar en peligro crítico en base al análisis preliminar de la evolución de su población, un descenso del 95,3% desde 1998. Es una especie ligada a la alta montaña y la disminución de sus efectivos es de las más altas registradas entre las aves comunes. El cambio climático podría ser uno de los causantes de ese declive, pues es en la alta montaña donde este fenómeno está originando cambios en la fauna y flora a mayor velocidad.

Alcaudón real. Foto: SEO/BirdLife

El alcaudón real es un ave rapaz a pequeña escala, un gran depredador de saltamontes, grillos y pequeños vertebrados que cada día son más escasos por el enorme uso de productos químicos que limitan las “malas hierbas” de las explotaciones agrícolas pero que eliminan también gran parte de la vida animal en las mismas. Presenta un declive del 62,6%; está muy mal.

Perdiz roja. Foto: SEO/BirdLife

La perdiz roja tiene una gran proporción de su población ligada a los medios agrícolas y a pesar de ser granívora, el desarrollo de sus pollos y parte de su biología depende en gran medida de insectos, por lo que sufre una gran amenaza por la desaparición de su sustento, mostrando una tendencia de disminución del 38,4% en sus poblaciones. Además, tiene otras amenazas como el uso de fungicidas, la repoblación e hibridación con especies de perdices no autóctonas o la caza en lugares donde sus poblaciones están muy mermadas.

Vencejo común. Foto: SEO/BirdLife

El vencejo común pasa su vida en vuelo y solo descansa para incubar los huevos que darán origen a las nuevas generaciones y para alimentar a sus pollos. Es una especie común que, durante siglos está ligada a las construcciones humanas, donde encuentra huecos en los que sacar adelante a sus pollos. Cada vez es más escasa por problemas ligados a los medios urbanos, como la contaminación, la falta de lugares donde criar, o la falta de alimento con una tendencia negativa del 27,2 %.

Otras especies igualmente en declive que están presentes en gran parte del territorio serían la alondra común, la calandria común, la codorniz común, la collalba gris, la collalba rubia, la curruca rabilarga, el escribano cerillo, el escribano montesino, la golondrina común y la grajilla.

Termómetros de la salud del medio ambiente

“Sorprende ver en la lista de declives a aves que forman parte de nuestro imaginario colectivo porque son aves que siempre nos han acompañado. El gorrión es, probablemente, el mejor ejemplo, pero hay otras aves comunes que están lanzando la misma voz de alarma. Son el termómetro de la salud de nuestro medio ambiente, pero también ponen números al estado de nuestra calidad de vida”, expresa Asunción Ruiz. Por ello, destaca, el Sacre es uno de los indicadores para que Eurostat determine la calidad de vida de la ciudadanía europea.

La información, fruto del esfuerzo de más de 1.000 voluntarios que salen cada primavera a contar pájaros, es un claro indicador sobre el impacto del ser humano sobre la biodiversidad: el 37% de las aves comunes, incluyendo especies tan conocidas como la perdiz o la golondrina común, se encuentran en una situación de conservación desfavorable. Este extremo ofrece señales de impactos como el del cambio climático o las prácticas agrícolas insostenibles.

A priori, se trata de una tendencia que obliga a las administraciones públicas a incluirlas en categorías de amenaza a escala estatal y regional, y que implica la elaboración de sus planes de gestión correspondientes para encauzar la mejora de su estado de conservación.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Rural,

    Seo Bird Life en su linea de ataque frontal a la caza y los cazadores.Seo Bird Life declarado enemigo de las gentes rurales sigue su cruzada contra la actividad cinegética, a su campaña anual contra la caza de la tórtola y de la codorniz añade ahora también a la perdiz.Con ello plantea un ataque frontal a las gentes que viven de la caza (que en España son muchos más de los que ellos piensan), e intenta poner en el punto de mira a esta especie emblemática que en absoluto está en regresión en los cotos bien gestionados que son muchísimos.
    Y es que hay que decirlo claro: este grupo de subvencionados son enemigos de la libertad, enemigos de las tradiciones rurales como la caza y enemigos de los aprovechamientos tradicionales del mundo rural.
    Os lo vamos a decir claro: no lo vais a conseguir, la libertad es demasiado importante para que nos digáis lo que esta bien y lo que está mal.

    29 abril 2021 | 18:39

  2. Dice ser Eduardo

    Vivo en el campo, antes veía muchos gorriones, ahora se ven muy pocos. Salgo en bici de montaña y desde hace al menos dos años observo con mis compañeros la falta de pajaros. Podemos rodar durante kilómetros y apenas vemos pájaros. No es normal.
    Buen artículo y gracias a Seo BirdLife

    30 abril 2021 | 22:08

  3. Dice ser eucalipto

    Desde luego, es lamentable que existan organizaciones de este tipo que aprovechan la mínima para colocar ideologías nefastas en la mente de nuestros jóvenes.. matar un gato es asesinato y abortar un derecho humano, haciendo parques naturales y echando a los pocos habitantes que vertebran esos territorios, quieren que se llenen de pinchos nuestros montes para que no puedan criar y se extingan nuestras perdices, para luego echarnos la culpa a todos por vivir, y luego pedir subvenciones diciendo que para solucionar un problema que ellos mismos han provocado..
    Todo muy lamentable, ya lloraremos cuando no quede nada.

    01 mayo 2021 | 12:33

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.