La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Recuerda: la mascarilla es para ti, no para la naturaleza

Llevamos meses diciéndolo. Y ahora tenemos el apoyo preocupado de los Ministerios para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y de Consumo. Estamos llenando calles y campos de “recuerdos inolvidables“, esas  mascarillas que ya te encuentras tirada en cualquier sitio ¿Tan difícil es aprender urbanidad, ser un poco responsable, limpios al menos?

Una mascarilla higiénica común, abandonada en un entorno natural, puede tardar en degradarse entre 300 y 400 años. Y, mientras desparece, puede afectar de múltiples formas a la flora y fauna del entorno, al agua y a los suelos que conforman ese espacio; o incluso acabar en el mar, uniéndose a los más de ocho millones de toneladas de residuos plásticos que se vierten anualmente a los océanos.

Un grave peligro

Esa gente que las tira al suelo debería hacérselo mirar. Ponen en peligro nuestra salud, pues pueden estar contaminadas con la covid-19 y otros microbios, pero también ponen en peligro nuestra casa común, nuestros entornos.

El uso de mascarillas es indispensable para poder hacer frente a la actual crisis sanitaria, también mientras se disfruta de los espacios de alto valor natural que cubren, aproximadamente, el 30% del territorio. Sin embargo, el uso de estos protectores no puede agravar un problema que afecta a los entornos naturales a escala global: el abandono indiscriminado de residuos, en su mayor parte de origen plástico, un fenómeno conocido, en su acepción inglesa, como littering y que el Gobierno de España ya incluye como uno de los indicadores para evaluar la calidad ambiental del país.

“El abandono de basuras es un problema ambiental de primer orden sobre el que la ciudadanía está ampliamente concienciada. De hecho, gracias a sus demandas, la Unión Europea, con el apoyo de España, ha aprobado en tiempo récord una normativa que limita los plásticos de un solo uso y que España ha incorporado al anteproyecto de Ley de Residuos, actualmente en tramitación”, ha señalado la ministra de Transición Ecológica y el Reto Demográfico Teresa Ribera.

Por su parte, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha hecho un llamamiento a la “responsabilidad individual de los ciudadanos, clave en las tres fases de la mascarilla: compra, uso y deshecho”. En la primera de ellas ha apelado al “consumo responsable” –una de las banderas de su ministerio– y ha recordado que, frente a las mascarillas higiénicas y quirúrgicas de un solo uso, el Gobierno recomienda adquirir cuando sea posible las reutilizables -de especificación UNE 0065-, que permiten reducir la cantidad de residuos generados.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

1 comentario

  1. Dice ser Lola

    La gente no aprende de buenas a primeras, ilusos son los que pensaban que todo esto nos iba a hacer mejores personas. El guarro seguirá siendo guarro y el desconsiderado lo mismo.
    Si no se impone una educación en los colegios que incluya el respeto al medio ambiente, el respeto a los demás, y una serie de normas que antiguamente se llamaban de urbanidad, esto seguirá estando igual de mal, y ya que muchos padres y madres no se ocupan de inculcar a sus hijos valores para vivir en sociedad, entonces tendrá que hacerse cargo el Estado de este asunto, aunque sigo creyendo que es en la familia donde han de aprenderse todos estos principios que son básicos para vivir en armonía unos con otros.

    14 agosto 2020 | 22:01

Los comentarios están cerrados.