La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

¿En qué mierda de edificios vivimos?

Edificio colmena. Foto: Pixabay

Si hay algo que este confinamiento nos ha enseñado es que vivimos en pisos y casas de mierda. Hasta ahora no nos habíamos dado cuenta, básicamente porque apenas estábamos en casa; poco más que para dormir y ver algo de tele o comer cualquier cosa deprisa y corriendo, porque siempre andábamos de prisa y corriendo. Nunca habíamos estado tanto tiempo en nuestras casas como ahora.

Hasta que el coronavirus mandó parar. Y especialmente los habitantes de los espacios urbanos nos quedamos encerrados en unas edificaciones que, a los pocos días, descubrimos con horror que no son ni la mitad de buenas que pensábamos.

¿Estoy exagerando. Hagamos repaso:

  • Una mierda de aislamiento acústico: el niño llorón, el vecino cantante, el vigorésico que no para de dar saltos entre gritos de Hércules, la música a todo meter, los ruidos biológicos y mecánicos de los otros retretes, ladridos, maullidos, carreras y esa famosa canica que lleva siglos sonando sobre los techos. “Es que los tabiques son como de papel”, justificamos por no buscar y abofetear al constructor.
  • Una mierda de aislamiento térmico: Si da el sol te asas y te gastas un pastizal en aire acondicionado. Si da la sombra te hielas y te gastas un pastizal en calefacción.
  • Una mierda de iluminación natural: Ay esos grandes ventanales abiertos al mundo o, incluso mejor, a un parque. Ay esas terrazas y balcones. ¡Cuánto los hemos echado de menos! Y no esas cajas de zapatos con minúsculas aperturas al exterior, donde no sabes si es de día, llueve o hay sol. Pasar allí dentro más de 40 días seguidos ha tenido que ser un auténtico suplicio.
  • Una mierda de ventilación: Si la iluminación es mala, no digamos la aireación de los cubículos, en muchos de los cuales es necesario abrir ventanas y puerta de entrada para que pueda haber algo de corriente que reduzca humedades y condensaciones.
  • Una mierda de materiales: Cemento, hormigón y suelos cerámicos frente al confort natural de la madera y la piedra, más difíciles de encontrar en una promoción de viviendas que el Santo Grial.
  • Una mierda de entorno: Sin zonas verdes cerca, sin zonas comunes, sin espacios agradables por donde salir a pasear, y muchas veces pisos interiores que dan a un estrecho patio oscuro.

¿Resultado? El Síndrome del Edificio Enfermo. Ese que nos enferma y nos provoca migrañas, mareos, alergias, irritaciones y un sin fin de problemas de salud, pero ante todo nos hace infelices.

No me extraña que en estas largas semanas de confinamiento la gente esté mirando más las plataformas de las inmobiliarias que las de series y películas. Y también en irse a vivir al campo.

Esta epidemia nos va a obligar a repensar nuestras viviendas fijándonos no solo en el precio, como hasta ahora, sino en el confort, la salubridad y la sostenibilidad de unos espacios donde, a fin de cuentas, hemos pasado y pasaremos mucho tiempo.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

11 comentarios

  1. Dice ser Jajjajajajaj

    Yo en el pueblo estoy de puta madre, podría estar 1 año entero confinado y lo mejor que no vienen los urbanitas a dar el coñazo,

    01 mayo 2020 | 09:46

  2. De verdad, el dicho ciudades dormitorio te era desconocido. Una peli, 8 horas trabajando y 2 comiendo. Las otras doce divídelas en 8 durmiendo y 4 en coche y andando al trabajo,

    01 mayo 2020 | 09:52

  3. Dice ser nolomar

    No todos tienen la suerte, de tener jardín… pero si tienen la posibilidad, de pensarse otra vez, a quien votan…

    01 mayo 2020 | 09:52

  4. Dice ser Inversor

    Personalmente tengo 17 pisos en propiedad que alquilo a particulares ,, algunos son de excelentes calidades que son los ultimos que me he hido comprando estos ultimos años ,, y tambien tengo unos 7 que son una basura ,, pero me dan un buen dinero a fin de mes .. lo sineto por los que me pagan religiosamente ,, es lo que ahi ,, el mercado esta asi ,, a uno le rebaje el precio por que le cae agua en la cabeza cuando llueve ,, y los otros lo siento mucho ,, que hubieran ganado mas dinero como hago yo ,, el que no le guste hay tiene la puerta

    01 mayo 2020 | 20:46

  5. Dice ser Rural

    Por si alguien dudaba que este blog es para urbanitas.Por lo menos el autor podría haber nombrado que fuera de la urbe existe otro mundo,otras construcciones, otra forma de vivir… pero no todas las viviendas son urbanas.
    El mundo rural no existe…
    En fin…….

    01 mayo 2020 | 21:03

  6. Dice ser morhpheo79

    Pues vivimos donde podemos. Es igual de bueno o de malo que antes del confinamiento. Es super obvio que con más metros, terrazas o jardines estaríamos mejor. Pero eso ya lo sabíamos. No entiendo el articulo

    02 mayo 2020 | 00:35

  7. Dice ser Liebre

    Claro que si nolomar, yo cuando vi en el programa electoral de la izquierda bolivariana- venenzolana- rojo – comunista la proposición de pandemia mundia gratis para todos me sorprendió que ganaran. Madre mía, yo no sé si sois troles o es que realmente pensáis así porque debería ser ilegal que tu voto valga lo mismo que el mío.

    02 mayo 2020 | 05:11

  8. Dice ser Verdades a medias

    Se utiliza mal de concepto el Sindrome del Edificio Enfermo.

    -Según la Organización Mundial de la Salud se define como un conjunto de enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en estos espacios cerrados.

    Es un conjunto de molestias y enfermedades originadas en la mala ventilación, la descompensación de temperaturas, las partículas en suspensión, la mala iluminación, los gases y vapores de origen químico y los bioaerosoles, entre otros agentes causales identificados.-

    Me parece que el que ha escrito este texto tiene carencias sobre el tema.

    02 mayo 2020 | 08:24

  9. Dice ser Jajjajajajaj

    @nolomar
    A los que icieron recortes en sanidad, o a los que echaron a Garzón cundo empezó a mirar los crímenes franquistas.

    02 mayo 2020 | 19:00

  10. Dice ser Rafael Lopez

    No puedo estar mas de acuerdo, vivo en el centro de madrid y estoy pensando en mudarme bien a las afueras aun pueblo donde pueda adquirir una casa grande no tan costosa y que uno pueda respirar. Creo que me decantare por algun pueblo de castilla de la mancha

    03 mayo 2020 | 00:37

  11. Dice ser Fabiola Yañez

    es imposible no estar de acuerdo, lo mejor sigue siendo la casa con patio en las afueras de la ciudad

    04 mayo 2020 | 15:42

Los comentarios están cerrados.