La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

“En el pueblo se está como Dios”, el vídeo rural que revoluciona Internet

Los seis componentes del grupo Vermuzazo, posando en una de las calles de Villamuñío (León).

Ganadores de la quinta edición del Concurso de Grupos de León, los componentes de Vermuzazo han aprovechado el premio, grabar un video clip, para reivindicar el orgullo rural con su canción ‘La del pueblo‘.

¡La que han armado! Han conseguido hacerse virales en Internet mientras interpretan auténtico “rock de remolque” ataviados con el práctico mono de trabajo. Pero nada de tractor amarillo; el suyo es un viejo Barreiros rojo.

¿Quién dijo que ser de pueblo y vivir en el pueblo es un demérito? Todo lo contrario. Es una suerte. Como repite el estribillo de la canción del grupo leonés, “en el pueblo se está como Dios“.

Para orgullo de quien esto escribe, ese pueblo ahora famoso es Villamuñío, una pequeña localidad de León, cercana a Sahagún, con poco más de 250 habitantes. También es mi pueblo, el de mi señora [que le ha dedicado una tesis doctoral de referencia en el mundo de la investigación de la tradición oral, La voz viva] y ante todo el de mis hijos. Allí pasamos todos los años varias semanas sin hacer otra cosa que disfrutar el no hacer nada, principal atractivo de todo pueblo tranquilo.

Recuerdo cómo hace años, al pasar por delante de un garaje de Villamuñío, escuché al otro lado de la puerta a un hombre que cantaba El bonetero de la trapería. Esa canción, que en el pueblo se sabe casi todo el mundo, es un romancillo rarísimo de origen medieval registrado en muy pocos sitios de la península ibérica, además de en algunas comunidades sefardíes de Oriente y el norte de Marruecos. Una década después, al otro lado de esa misma puerta de garaje, lo que sonaba era la batería y guitarras eléctricas acompañando a canciones desconocidas para mí: eran los chicos Vermuzazo en pleno ensayo.

Los tiempos han cambiado, y no creo que esos mozos tengan intención de versionar El bonetero a golpe de rock. Pero me gustan, y mucho, sus necesarias canciones de orgullo rural. Y aplaudo ese vídeo que os dejo a continuación, para cuya realización pidieron ayuda a todo el pueblo, pues necesitaban llenar el frontón. Y lo consiguieron, claro que sí. Allí estuvieron todos, muchos veraneantes incluidos, a pesar del frío y la lluvia de ese día.

Paradójicamente, de los seis componentes del grupo solo dos viven todo el año en el pueblo. Hasta en eso los de Vermuzazo son hijos de su tiempo.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

5 comentarios

  1. Dice ser Que

    Jajajajaja y mira quien lo dice, un tio qué va contra el mundo rural

    24 febrero 2019 | 08:32

  2. Dice ser mmmmmmm....

    Muy variadito el tema sin duda. Estoy de acuerdo , como en el pueblo en ningún sitio. El problemilla es el trabajo y tal.

    24 febrero 2019 | 12:31

  3. Dice ser ANTONIO

    La noticia es curiosa, pero lo mejor es la dirección LA VOZ VIVA un recopilatorio de miles de canciones tradicionales, y partituras musicales. LO RECOMIENDO.

    24 febrero 2019 | 21:03

  4. Dice ser Rural

    Pero vamos a ver señor César a un ecologista como usted no le gusta el mundo rural, o mejor dicho le gusta si lo puede moldear y modelar a su gusto. El mundo rural es caza, es pesca, es ganadería, es silvicultura,es agricultura y no solo es turismo rural para urbanitas.La caza es un motor muy importante en el mundo rural y una parte importante de su renta procede de esta además de las otras que he mencionado. Y no señor César,ustedes cada vez que ven la caza se les hincha esa vena prohibicionista, inquisidora y totalitaria y pretenden tutelar nuestros gustos y les molesta que cacemos entre otras cosas.
    Puede usted poner videos chorras como estos pero sinceramente creo que a la gente rural usted y los que son como usted no la engañan lo más mínimo.
    Saludos.

    27 febrero 2019 | 17:39

  5. Dice ser Villamuñio

    Haga frío o calor en VILLAMUÑIO se esta mejor, viva vermuzazo, viva Villamuñio, viva esos pequeños negocios que mantienen a la gente en estos pequeños lugares y viva toda esa gente que se a querido a vivir en la tranquilidad de un pueblo, viva, viva y viva.

    01 marzo 2019 | 13:59

Los comentarios están cerrados.