La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Gran manifestación en Madrid para exigir la protección total del lobo

Hoy domingo 18 de marzo está convocada una gran manifestación en Madrid (a las 12:00 horas, saliendo de la Glorieta de Atocha, y ya van tres años seguidos), para exigir la protección estricta del lobo ibérico: que no se pueda matar a ninguno de estos animales, ni legal ni ilegalmente.

El apoyo a esta pretensión ha crecido exponencialmente en los últimos años, de tal manera que los organizadores esperan superar hoy los 30.000 manifestantes que lograron concentrar el año pasado. Como afirma entusiasmado en Twitter uno de sus promotores, el naturalista Luis Miguel Domínguez, portavoz de la asociación Lobo Marley, “lo vamos a petar de nuevo“. Y anima a salir “todos juntos hasta conseguir la protección total y por ley de la especie en toda España”.

En teoría esta manifestación sería innecesaria. El pasado mes de mayo el Congreso de los diputados aprobó de forma unánime una Proposición No de Ley en la que se instaba al Gobierno a declarar el lobo como especie de interés especial al norte del Duero, y a que las poblaciones al sur del Duero se incluyan en el Catálogo Español de Especies Amenazadas con la categoría de “en peligro de extinción”.

Pero casi un año después de tomarse este acuerdo no se ha concretado en nada.

Conflicto mundo urbano versus mundo rural

El principal problema con el lobo es que no existen censos fiables y periódicos sobre las poblaciones ibéricas que permitan conocer su evolución detallada. Tampoco hay estadísticas sobre los ejemplares que se cazan legalmente y de los que aparecen muertos por cazadores furtivos, venenos o atropellos. A consecuencia de este vacío estadístico, los que están a favor de la caza del lobo aseguran que hay muchos, incluso demasiados, mientras que los partidarios de su protección afirman exactamente lo contrario, que está en peligro.

Acabo de hablar hace un momento con uno de los miembros de la Mesa del Lobo de Castilla y León, un órgano de participación y debate entre todos los sectores sociales implicados en la gestión y conservación de la especie, desde ganaderos y organizaciones conservacionistas, hasta cazadores y empresas de turismo de naturaleza. A pesar de provenir del mundo conservacionista, mi informante prefiere guardar el anonimato pues reconoce lo conflictivo del tema. Pero me asegura que los censos regionales confirman la recuperación de la especie o al menos una situación estable, descartando que se encuentre en peligro de extinción. Y me confiesa su temor por lo que califica de “populismo ambiental“.

En su opinión, el mayor peligro de esta propuesta de protección estricta del lobo está en el grave conflicto que está provocando entre el mundo urbano y el mundo rural. La gente del campo, que lo sufre, exige el control y hasta la aniquilación, mientras que la gente de la ciudad exige exactamente lo contrario, parar su caza y control. Con posiciones tan enfrentadas, reconoce mi fuente con amargura, la convivencia en armonía del lobo con los seres humanos es cada día más difícil.

Lobo cazado por furtivos en Cantabria. © Diario Montañés

Más de 500 lobos muertos en 2017

Exactamente en el otro lado están los convocantes de la manifestación #LoboVivo, #LoboProtegido. Quienes acaban de hacer público un terrorífico estudio no oficial y que las administraciones regionales no consideran fiable. Pero que es el único. Gracias al trabajo de voluntarios se ha realizado un censo nacional donde se concluye que entre 500 y 650 lobos murieron en 2017 por causas no naturales, como la caza furtiva, los cupos de las administraciones, atropellos y envenenamientos.

El informe Por la convivencia del hombre y los grandes depredadores: estado de conservación del lobo en España. Aproximación a la mortalidad no natural 2017 es un documento a escala nacional donde se hace una primera aproximación al estado de conservación y gestión de la especie, y supone una primera estimación de la mortalidad no natural del lobo durante el año pasado.

El documento, difundido por el Observatorio de Sostenibilidad, revela que los más de 500 lobos muertos al año es probablemente muy cercano a la tasa de reclutamiento de la especie, es decir, al número de individuos que se incorporarían anualmente a la población. Por lo tanto, concluye que el lobo ibérico no se hallaría en expansión, sino que “se vería imposibilitado para recolonizar sus territorios históricos meridionales y levantinos a través del Sistema Ibérico, de donde fue extinguido por el hombre en un pasado reciente o muy reciente, como es el caso de Andalucía o Extremadura”.

Además, el análisis afirma que existe una “falta de transparencia acusada” en la gestión del lobo y ve “muy probable que la especie siga desapareciendo de amplios territorios donde hasta hace muy poco era común, como ha sucedido desde principios de siglo”.

Pone como ejemplo Salamanca, Ávila, Guadalajara, Soria o La Rioja, donde la constante presión humana no le permite asentarse y desarrollar poblaciones maduras, que son las menos conflictivas con los intereses humanos.

Según Ángel María Sánchez, uno de los coordinadores de este censo, “si a esos brutales números le sumas la mortalidad natural de la especie (muy alta sobre todo en primeras edades) te das cuenta de que el lobo ibérico, dentro de muy poco tiempo, volverá a estar en peligro de extinción en toda

Otros naturalistas no lo ven todo tan negro pero sí muy oscuro. Consideran que la situación del lobo es, en el mejor de los casos, preocupante. Se matan todos los años muchos lobos, la gestión para su conservación es dispersa dependiendo de la comunidad autónoma que la desarrolle, poco científica y está muy doblegada a los intereses ganaderos y cinegéticos. Sumándolo todo, parece claro que los aullidos de este cánido salvaje son cada vez más de pedir socorro que de triunfo.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

3 comentarios

  1. Dice ser Rural

    ¿Manifestación en Madrid para proteger al lobo?¿ manifestación en la Puerta del Sol para que los lobos sigan degollando ovejas con nocturnidad y alevosía? no hombre, no, la manifestación venid a hacerla a las sierras y montes españoles, que en la puerta del sol no hay lobos, si a caso alguna loba nocturna devoradora de hombres….
    Venid con vuestros autobuses desde la ciudad y hacéis la manifestación donde toca, hombre y así comprobáis el apoyo que tenéis fuera de la jungla de asfalto y de la selva de cemento.
    Ese es el sitio, venid y hablar con la gente rural y dejad de creer a santones y vividores de medio pelo..esos miran por su parné…….

    18 marzo 2018 | 17:58

  2. Dice ser ¿Gran manifestación?

    Si el diario “publico” dice de 3000 manifestantes imagina los que habrán sido…

    http://www.publico.es/sociedad/3-000-personas-manifiestan-madrid-defensa-del-lobo-iberico.html

    18 marzo 2018 | 19:31

  3. Dice ser Lautaro Ezequiel

    Lobo vivo, lobo protegido!

    21 marzo 2018 | 00:15

Los comentarios están cerrados.