BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘ciguena negra’

Arrancan encinas centenarias para abrir una mina de uranio en Salamanca

La gigantesca mina de uranio que la multinacional australiana Berkeley Energía pretende explotar en Retortillo (Salamanca), diseñada como la más grande de Europa, muere matando antes incluso de haber nacido.

A pesar de carecer de todos los permisos necesarios para continuar un proyecto con tan poco futuro como es el de la energía nuclear, ha comenzado a destruir la zona en la que tiene previsto ubicar la mina a cielo abierto. Un encinar adehesado de extraordinario valor ambiental donde se están arrancando de cuajo decenas de encinas centenarias localizadas en un espacio protegido declarado por Europa Red Natura 2000, las “Riberas de los Ríos Huebras, Yeltes, Uces y afluentes”.

La plataforma Stop Uranio, ONG como el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y partidos como IU o Equo han calificado este arranque de atentado medioambiental. Son las primeras encinas que caen. WWF calcula que serán taladas más de 30.000 árboles, cifra que la empresa rebaja a 8.996, prometiendo la futura plantación de 30.000 encinas jóvenes como parte de su plan de restauración ambiental.

La Fiscalía de Salamanca ha admitido a trámite la denuncia presentada por la plataforma Stop Uranio ante el comienzo de las obras de la mina sin tener todos los permisos necesarios. Lee el resto de la entrada »

Talan valiosos robles centenarios de Salamanca “por motivos científicos”

Genestosa

Da igual que el robledal de La Genestosa sea un espacio protegido y un bosque catalogado como Monte Emblemático de Castilla y León, Lugar de Interés Comunitario (LIC), espacio natural protegido Red Natura 2000, Área de Importancia para las Aves incluido en el Plan de Recuperación de la Cigüeña Negra y que además atesore un importante yacimiento arqueológico altomedieval.

Da igual que esté considerado uno de los bosques de robles melojos (Quercus pyrenaica) mejor conservados de Europa Occidental. Da igual que sea el hogar de especies amenazadas como el ciervo volante, el murciélago ratonero forestal o el milano real. Da igual que sea muy querido por los ciudadanos de la comarca.

Da igual todo esto a la Junta de Castilla y León, cuyos responsables forestales han autorizado la tala de miles de robles en este bosque mágico localizado en las faldas de la Sierra de Gata, entre Salamanca, Cáceres y Portugal. Y duele aún más la venta específica de 150 robles centenarios por la ridícula cifra de 1.445 euros, de los que el 30%, 45 árboles en total, son cedidos de forma gratuita a la Fundación Cesefor para la “promoción, investigación y formación forestal”.

¿Cuáles son los usos científicos que se darán a estos pobres robles centenarios? Todo parece indicar que, mayoritariamente, servirán para experimentar su uso en duelas de tonelería: se convertirán en barricas de vino.

En realidad estos aprovechamientos no tienen otro objeto que el meramente recaudatorio, magro ingreso a cambio de destruir un bosque maduro único.

“Son trabajos propios de la ordenación forestal”, ha aclarado el Gobierno regional, quien minimiza el impacto de las labores al calificarlas como meros aclareos del bosque hechos para favorecer el desarrollo del arbolado joven, más productivo en metros cúbicos de madera pero más pobre en biodiversidad. Un esquema obsoleto propio de los tristes tiempos franquistas del antiguo ICONA que obvia la importancia ecológica del arbolado singular, viejo y maduro.

Si quieres protestar por esta tala injustificable, une tu firma en Change.org.

Tienes más datos sobre el viejo robledal en este enlace.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Genestosa2

Los okupas dejan a la Choni sin casa

La Choni es una cigüeña negra extremeña, probablemente la más famosa de España y una de las más viejas. Se llama así por el código CHN de la anilla blanca de su pata izquierda. Nació en Oliva de Plasencia (Cáceres) en 1990, así que cumple esta primavera 18 años, lo que para estas aves es como para nosotros tener 75 años. Una respetabilísima edad, sobre todo si tenemos en cuenta no sólo que sigue criando con la efectividad de una jovencita, sino que cada temporada se mete entre pico y alas un peligrosísimo viaje de ida y vuelta a sus cuarteles de invierno africanos superior a los 10.000 kilómetros.

Su casa está en la Portilla del Tiétar, en el corazón del Parque Nacional de Monfragüe. Allí tiene el nido al menos desde 1997, a la vista de todos los ruidosos turistas. No le molestan los mirones ni los coches de la cercana carretera, como tampoco sus agresivos vecinos, una pareja de búhos reales y otra de soberbias águilas imperiales. Pero con quien no logra llevarse bien es con los buitres leonados. Éstos cada vez son más y ocupan cualquier lugar para instalar sus nuevos nidos muy tempranamente, ya en el mes de diciembre.

En febrero de 1999, cuando la Choni llegó desde África, se encontró con una pareja de estos malolientes okupas incubando su único huevo en su plataforma habitual. No hubo manera de echarlos. Así que hicieron cerca un segundo nido, donde pudieron sacar cuatro pollos. Desde entonces han estado utilizando uno u otro, según los buitres les dejaban libre alguno. Pero este año no hay alternativa. Al regresar la vieja dama al Tiétar todo el risco ya estaba ocupado. “Haber llegado antes”, habrán pensado los carroñeros.

Esta semana he visto a la pareja desahuciada y me ha dado mucha pena. ¿Lograrán criar en algún sitio? La naturaleza es así de dura. Como la vida misma.