BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘musulmanes’

¿Cuál es el origen del término ‘marrano’?

¿Cuál es el origen del término ‘marrano’?

Posiblemente el animal comúnmente conocido como ‘cerdo’ sea uno de los que tiene más formas para referirse a él, entre las que encontramos: puerco, cochino, gocho, lechón o marrano.

Y va a ser en el origen del último término (marrano) en la que voy a centrar el post de hoy.

La etimología de marrano nos llega a través del proviene del árabe ‘muḥarrám’ y su significado original era ‘cosa prohibida’, un vocablo utilizado para referirse a aquello que no se podía hacer o comer por cuestiones religiosas, entre ellas la tan extendida prohibición del consumo de cerdo en la religión musulmana pero también en la judía.

Y fue precisamente a partir de la expulsión, tanto de judíos como de musulmanes de España, cuando empezó a utilizarse el vocablo marrano como un insulto hacia los judeoconversos; judíos que habían preferido convertirse al cristianismo en lugar de marcharse de la Península Ibérica pero que seguían practicando en secreto sus costumbres y ritos religiosos, entre ellos el no comer cerdo.

Por su parte, a los musulmanes conversos se les llamó ‘moriscos’ y aunque nos parezca un término menos hiriente o peyorativo que marrano se hacía con la misma intención discriminatoria y ofensiva.

Así pues, a pesar de tener otros términos con los que referirse al cerdo, el termino marrano se popularizó entre la población llegando hasta nuestros días como uno de los muchos sinónimos que existen para aludir a este animal pero también para indicar que alguien es desaseado, sucio, mugriento o asqueroso.

 

Te puede interesar leer:

 

Fuente de la imagen: pixabay

¿De dónde proviene la expresión ‘Joder la marrana’?

¿De dónde proviene la expresión ‘Joder la marrana’?

Es común decir la expresión ‘joder la marrana’ o alguna de sus variantes (como ‘se jodió la marrana’, ‘joderse la marrana’…) para hacer referencia a algo que se fastidia/estropea. Por poner un ejemplo, estar en un lugar tranquila y plácidamente y de repente llegar alguien de forma escandalosa y molestando: ‘Con lo tranquilos que estábamos y llega este a jodernos la marrana’.

Pero antes de explicar el origen de la expresión es conveniente conocer el significado de los dos términos que la componen. Por una parte el vocablo ‘joder’, palabra ampliamente conocida que además de ser un vulgarismo para referirse al acto sexual también se utiliza como sinónimo de jorobar, dañar, fastidiar, estropear, descomponer, deshacer o vulnerar.

Por otra parte, la ‘marrana’ a la que alude la expresión, al contrario de lo que algunas personas puedan pensar, no se refiere a la hembra del marrano (cerdo) sino al eje de la rueda de la noria (teniendo en cuenta que esa noria no es la que nos encontramos en una feria o parque de atracciones, sino el artilugio compuesto de dos ruedas engranadas con la que, mediante recipientes, se subía el agua de los pozos).

El chirriar de ese engranaje al girar recordaba en cierta manera al gruñido del animal, de ahí que se utilizase ese término, debido a que antiguamente era muy común asignar a algo el nombre cuya onomatopeya evocaba alguna cosa (por ejemplo ‘follar’ proviene de ‘fuelle’ debido a que el jadeo del acto sexual recordaba al resoplar de un fuelle utilizado para avivar el fuego).

Por tanto, el origen de ‘joder la marrana’ proviene de la acción de sabotear la noria a través de atrancarla con algún palo o barra de hierro e incluso echando arena. De ese modo se impedía el giro de la misma siendo un perjuicio para el propietario del pozo. Cabe destacar que algunas fuentes también apuntan a la noria de los molinos y a la disputa que había entre los campesinos que iban a moler el trigo por el turno en que les tocaba: el que primero molía antes tenía su harina y podía venderla, así que, en algunas ocasiones, los otros agricultores trataban de sabotearlo jodiendo/estropeando la marrana.

 

Te puede interesar leer: ¿Cuál es el origen del término ‘marrano’?

 

 

Fuentes de consulta: Alberto Araque / 1de3 / libertaddigital / Pancracio Celdrán / RAE (1) / RAE (2) / etimologias.dechile / almupetty9

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

El curioso origen etimológico de la expresión ‘ser un jeta’

El curioso origen etimológico de la expresión ‘ser un jeta’

Como bien es sabido ‘ser un jeta’ es una expresión habitualmente utilizada para referirse a un caradura, una persona sinvergüenza, desvergonzada, descarada o de poca catadura moral.

Jeta también se usa para nombrar la cara (rostro) pero como aumentativo: ‘que cara tienes’/‘que jeta tienes’, ‘menuda cara más dura’/’menuda jeta’, y es un vocablo frecuentemente usado en la jerga y lenguaje coloquial de los más jóvenes.

En realidad el término jeta sólo se refiere a una parte especifica del rostro de un animal: el hocico, nariz o morro (frecuentemente el del cerdo) y etimológicamente proviene del árabe ‘jaṭm’.

Al ser el cerdo un animal impuro para los musulmanes el término ‘jaṭm’ (jeta) ya llegó hasta nosotros con la connotación negativa que se le da, además de que su morfología sobresaliente y de piel dura hizo que acabase utilizándose como sinónimo de caradura y se derivasen otros términos como ‘tener mucho morro’ de idéntico significado que ‘tener mucha jeta’.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Alan Fryer (geograph)

¿Cuál es el origen de la expresión ‘Poner mirando pa’ Cuenca’?

¿Cuál es el origen de la expresión ‘Poner mirando a Cuenca’?

La expresión “Poner mirando pa’ Cuenca” se utiliza frecuentemente para hacer una clara referencia a la posición sexual conocida comúnmente como ‘postura del perro’ (o más formalmente ‘coito a tergo’) y por analogía la misma postura en la que se colocan los musulmanes a la hora de orar.

Como bien sabréis, éstos rezan mirando hacia La Meca que está al Este, aunque sí nos situamos desde Madrid encontraremos que la ciudad en la que nació el profeta Mahoma está en el Sureste.

Si trazásemos una línea recta desde Madrid hacia La Meca (tal y como aparece en la imagen del mapa que ilustra este post) podremos observar que Cuenca está situada en la misma trayectoria, siendo la primera población/provincia en ese recorrido en línea recta saliendo desde la capital de España en dirección a la ciudad islámica.

Y es más que posible que sea esta la razón por la que se cambió la expresión, que en su origen era “Poner mirando a La Meca”, por la referencia de Cuenca con la intención de darle un sentido más castizo y cañí a un modismo que se utiliza, tal y como he especificado, como clara alusión a la postura y orientación en la que se colocan los musulmanes para realizar sus oraciones y su parecido a la mencionada postura sexual.

Evidentemente tampoco podemos dejar de tener en cuenta el importante pasado musulmán de Cuenca, tal y como nos explica el amigo Toni en el blog 1de3.

Con los años, muchas son las variantes (como “Poner mirando a Cuenca” “Mirar para Cuenca”, “Te voy a poner mirando a/para/pa’ Cuenca” y un largo etcétera) y las poblaciones que se han ido introduciendo en la expresión encontrándonos quien alude a Pamplona, Teruel o incluso Roma.

Por cierto, como curiosidad cabe añadir que la distancia entre Madrid y La Meca en línea recta es de 4.604 km.

¿Cuál es el origen de la expresión ‘Poner mirando a Cuenca’? (De Madrid a La Meca)

Post realizado con la intención de explicar el verdadero origen de esta famosa expresión y con el propósito de que no haya tanta desinformación sobre la misma, tras la circulación viral por las redes de una falsa etimología que explica una historia totalmente inventada sobre su origen; un tema del que ya os hablé en el post “La importancia de comprobar las fuentes para que no te cuelen un fake (bulo)” que publicado el 23 de julio de 2014.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Libros 'Ya está el listo que todo lo sabe' y 'Vuelve el listo que todo lo sabe' de Alfred López

Disfruta de las curiosidades de este blog también en formato papel y no te pierdas los libros “Ya está el listo que todo lo sabe” y “Vuelve el listo que todo lo sabe”, que pueden convertirse en un regalo ideal. Tienes más info en el siguiente enlace: http://bit.ly/librosdealfredlopez

 

 

 

 

Fuentes de las imágenes: Google Maps / wolframalpha (vía @DonMostrenco)