Entradas etiquetadas como ‘alboroto’

¿De dónde surge la expresión ‘Armarse un toletole’?

‘Armarse un toletole’ significa tumulto, confusión o griterío popular y se trata de una expresión que tiende a estar en desuso, siendo etiquetada como ‘viejuna’ (al tratarse de una locución muy antigua y que tan solo pronuncian las personas de más edad. En este blog he explicado el origen de unas cuantas y al pie de este post encontrarás los enlaces).

¿De dónde surge la expresión 'Armarse un toletole'?

Puede encontrarse escrita en la forma ‘toletole’ o ‘tole-tole’ y el diccionario de la Rae la incorpora como ‘tole’, dándole como acepción: ‘Confusión y griterío popular’ y ‘ Rumor de desaprobación, que va cundiendo entre las gentes, contra alguien o algo’.

Su primera aparición en el diccionario de la Academia fue en 1843 en la forma ‘tole, tole’, con el siguiente significado: ‘Voces tomadas del latín, que en nuestro castellano se usan para significar confusión y griterio popular. Clamor popularis’. En la edición del diccionario publicado en 1869 aparece la entrada con una sola ‘tole’ y se le añade a la acepción lo siguiente: ‘rumor de desaprobación que va cundiendo entre las gentes, contra alguna persona o cosa’.

El origen etimológico de ‘tole’ lo encontramos en el latín ‘tolle’ cuyo significado es ‘quita’, ‘fuera’, ‘aparta’.

Y es que la expresión surge de un pasaje de la Biblia (concretamente en Juan 19:15), donde se explica el momento en el que Poncio Pilatos presentó frente a los judíos a Jesús y estos contestaron ‘¡Fuera, fuera, crucifícale!, que en la forma latina era: ‘Tolle, tolle, crucifige eum’.

Fue a partir de la lectura que se hacía de este pasaje bíblico en las misas dominicales (cuando éstas eran realizadas en latín) lo que originó que, con el tiempo, los feligreses asociaran la declamación ‘tole, tole’ (tolle, tolle) que hacía el sacerdote como un sinónimo de griterío, confusión, alboroto, bulla o jaleo, de ahí que surgiese la expresión ‘Armarse un toletole’ para indicar el griterío popular.

 

 

Te puede interesar leer también el origen de estas otras expresiones viejunas:

 

 

Fuente de la imagen: fibonacciblue (Flickr)

¿Cuál es el origen de la expresión ‘armarse una trifulca’?

¿Cuál es el origen de la expresión ‘armarse una trifulca’?

No podemos negar que nuestro idioma está lleno de multitud de términos y sinónimos para poder referirnos a una misma cosa de diversos modos. Es el ejemplo de la palabra ‘jaleo’ la cual se puede decir de infinidad de maneras: alboroto, bullicio, jolgorio, jarana, bulla, lío, barullo, pendencia, follón, algarabía, altercado, confusión, desorden, fiesta, riña o trifulca.

Y es en esta última acepción (trifulca) en la que nos vamos a fijar en el post de hoy y sobre todo en su origen etimológico, contestando una consulta que me ha realizado Marisol Puyal tras enviarme un correo en el que me pregunta sobre la procedencia de la expresión ‘armarse una trifulca’.

Esta popular expresión se utiliza comúnmente para referirse a aquellos momentos en los que se lía una gran discusión, muchas veces acabando en pelea.

¿Cuál es el origen de la expresión ‘armarse una trifulca’?El origen etimológico de trifulca la encontramos en la unión de dos palabras en latín: tri, cuyo significado es tres y furca (horca, horquilla…). Una trifurca (con erre originalmente) era una especie de horquilla con tres piezas que servía para impulsar el movimiento del fuelle que utilizaban antiguamente los herreros cuando querían avivar el fuego de los hornos y poner sus metales al rojo vivo.

Era tal el alboroto y ruido que se formaba en aquel lugar en el momento de usar esa palanca (que por norma general chirriaba estridentemente), además del  sonido característico del propio fuelle y el característico golpeteo del martillo contra el yunque hicieron que el término trifurca, y posteriormente trifulca, fuese conocido como sinónimo de alboroto, escándalo o mucho ruido.

Con el tiempo se acuñó el modismo ‘armarse una trifulca’ con un sentido semejante al de ‘armarse una tangana’ o ‘armarse la Marimorena’.

Como nota curiosa, cabe destacar que el característico sonido del fuelle en funcionamiento, muy similar al de un jadeo, fue el que dio lugar al origen del término ‘follar’, tal y como expliqué tiempo atrás en el post  ¿Cuál es el origen de la palabra ‘follar’ para referirse vulgarmente al acto sexual?

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 

Fuentes de consulta: “Del Hecho al dicho” de Gregorio Doval / RAE / etimologias.dechile
Fuentes de las imágenes: freedomsphoenix / thelibrary

¿Por qué utilizamos la palabra ‘bulla’ como sinónimo de jaleo, pelea o griterío?

A través de la página en Facebook de este blog, Carmen Pérez me pregunta sobre el porqué se utiliza la palabra bulla para referirnos a una pelea, jaleo o griterío y cuál es su origen.

El término ‘bulla’ proviene de bullir, que es el verbo que se utiliza para referirse al estado en el que un líquido puesto al fuego rompe a hervir. En ese momento se comienza a formar burbujas  en el cazo, a agitarse el agua y a hacer ruido (sobre todo si tiene la tapa puesta en la que golpea).

Ese ruido ocasionado por el bullir del líquido es el que le dio nombre a ese griterío y/o alboroto que en ocasiones se organiza cuando hay un grupo de personas reunidas, de ahí que también encontremos la respuesta para el término ‘bullicio’.

Antiguamente en muchas reuniones de un grupo de varias personas desembocaban en fuertes discusiones, en las que,  aprovechando el alboroto de los congregados, siempre había alguno que iba para provocar algún enfrentamiento y/o pelea a propósito, por lo que ‘iba a buscar o armar bulla’.

 

Relacionado:
¿Por qué ‘armarse una tangana’ es sinónimo de pelea o follón?

 
 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw