Entradas etiquetadas como ‘Molino’

¿De dónde proviene la expresión ‘Joder la marrana’?

¿De dónde proviene la expresión ‘Joder la marrana’?

Es común decir la expresión ‘joder la marrana’ o alguna de sus variantes (como ‘se jodió la marrana’, ‘joderse la marrana’…) para hacer referencia a algo que se fastidia/estropea. Por poner un ejemplo, estar en un lugar tranquila y plácidamente y de repente llegar alguien de forma escandalosa y molestando: ‘Con lo tranquilos que estábamos y llega este a jodernos la marrana’.

Pero antes de explicar el origen de la expresión es conveniente conocer el significado de los dos términos que la componen. Por una parte el vocablo ‘joder’, palabra ampliamente conocida que además de ser un vulgarismo para referirse al acto sexual también se utiliza como sinónimo de jorobar, dañar, fastidiar, estropear, descomponer, deshacer o vulnerar.

Por otra parte, la ‘marrana’ a la que alude la expresión, al contrario de lo que algunas personas puedan pensar, no se refiere a la hembra del marrano (cerdo) sino al eje de la rueda de la noria (teniendo en cuenta que esa noria no es la que nos encontramos en una feria o parque de atracciones, sino el artilugio compuesto de dos ruedas engranadas con la que, mediante recipientes, se subía el agua de los pozos).

El chirriar de ese engranaje al girar recordaba en cierta manera al gruñido del animal, de ahí que se utilizase ese término, debido a que antiguamente era muy común asignar a algo el nombre cuya onomatopeya evocaba alguna cosa (por ejemplo ‘follar’ proviene de ‘fuelle’ debido a que el jadeo del acto sexual recordaba al resoplar de un fuelle utilizado para avivar el fuego).

Por tanto, el origen de ‘joder la marrana’ proviene de la acción de sabotear la noria a través de atrancarla con algún palo o barra de hierro e incluso echando arena. De ese modo se impedía el giro de la misma siendo un perjuicio para el propietario del pozo. Cabe destacar que algunas fuentes también apuntan a la noria de los molinos y a la disputa que había entre los campesinos que iban a moler el trigo por el turno en que les tocaba: el que primero molía antes tenía su harina y podía venderla, así que, en algunas ocasiones, los otros agricultores trataban de sabotearlo jodiendo/estropeando la marrana.

 

Te puede interesar leer: ¿Cuál es el origen del término ‘marrano’?

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

Esta curiosidad es una de las que encontrarás en mi libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuentes de consulta: Alberto Araque / 1de3 / libertaddigital / Pancracio Celdrán / RAE (1) / RAE (2) / etimologias.dechile / almupetty9
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿De dónde surge el término ‘trapichear’?

¿De dónde surge el término ‘trapichear’?Cuando alguien se dedica a realizar actividades algo ilícitas con las que se gana algún dinero, suele utilizarse el término ‘trapicheo’ para referirnos a ese tipo de acciones. Es común escuchar expresiones similares a Fulano se dedica a trapichear para ganarse la vida’, ‘si no fuera por los trapicheos que hago no podría llegar a fin de mes’, ‘el hijo de mi vecina anda todo el día trapicheando’, etc…

El origen de los términos ‘trapicheo’ o ‘trapichear’ lo encontramos en el siglo XVI (aproximadamente), en el que algunos hogares tenían un  rudimentario y artesanal molino que les servía para extraer el jugo o moler algunos frutos y cereales  (aceitunas, trigo, caña de azúcar, etc…)  e incluso pulverizar minerales o metales. Este molino era conocido con el nombre de ‘trapiche’.

Esta palabra proviene del latín ‘trapetum’ que es el nombre por el que se conocía a la piedra utilizada para moler el grano y otros frutos.

Muchas eran las familias que solían tener/utilizar uno de estos trapiches, con el propósito de posteriormente intercambiar, vender y/o menudear de forma particular con los productos resultantes, siendo el beneficio consiguiendo de esas transacciones mínimo y de poca importancia, por lo que esa acción comenzó a ser conocida como trapicheo/trapichear.

Con el paso del tiempo y el uso común de esas expresiones en el lenguaje popular acabó transformándose en el significado que conocemos hoy en día y que recoge el diccionario de la RAE: ‘Ingeniarse, buscar trazas, no siempre lícitas, para el logro de algún objeto’.

Con asiduidad se vincula los términos trapicheo y trapichear con actos delictivos, como la venta de droga por parte de los conocidos ‘camellos’, objetos robados y otras situaciones ilegales de menor importancia.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 
Fuente de la imagen: chooselifeproject

¿Para qué sirve el palo de los molinos?

Uno de los episodios más famosos de “El Quijote” es cuando éste se enfrenta a los molinos creyendo que son gigantes. Pocos lo saben, pero el tejado de los molinos de viento, tan típicos en el paisaje manchego, no está fijo al cilindro de la torre, sino que se mueve alrededor de un anillo para poder orientar las aspas según la dirección del viento.

El palo que vemos cerca de los molinos tiene una importante misión: dirigir el movimiento de la cubierta y las aspas. Gracias a los ventanales de la torre, el molinero puede saber en qué dirección sopla el viento. Entonces enrolla sobre un torno la cadena sujeta al palo de gobierno para lograr que el armazón cónico gire. Cuando las aspas están orientadas, se inmoviliza la cubierta fijando el torno a una de las piedras semienterradas alrededor del molino.

 

 

(Fuente e imágenes: Muy Interesante / La Biblioteca del Tío Kinke / Analitica.com)