Entradas etiquetadas como ‘videos’

Sobre las fotos y vídeos que se toman en las funciones infantiles

Niños cantando villancicos, bailando, jugando al baloncesto, haciendo carreras de robots, pequeñas obras de teatro, gimnasia rítmica… en estas fechas, al igual que al final de curso, abundan las actuaciones infantiles en grupo, ya tengan lugar en el centro escolar, el club deportivo o en alguna academia.

¿Y qué hacemos con las fotos y los vídeos?

Porque hay fotos. Muchas. ¡Cómo resistirse a sacar el móvil! Incluso algunos llevan la cámara grande que tenemos cada vez más olvidada en casa y así dejar registrada para nuestra modesta eternidad esa función infantil. Nuestro hijo, nieto o sobrino está monísimo. ¡Mira qué bien lanza el balón! ¡Está para comérselo disfrazado de reno!  La mamá no ha podido acudir, que no pudo cambiar el turno, habrá que enseñárselo. Los abuelos que viven en Granada también tienen derecho a ver a su nieto.

Y claro. Grabamos y fotografiamos a nuestro niño e, inevitablemente, a niños ajenos que hay alrededor. Lo hacemos sin el permiso sus padres, sin saber si les hace gracia o se oponen a que se tomen esas imágenes, al margen de la legalidad. Lo mismo a nosotros tampoco nos gusta que saquen a los nuestros. Pero oye, ya que todo el mundo lo hace, pues queda libre la veda de retratar menores sin permiso. Grabamos, fotografiamos y a veces incluso se puede identificar en esas imágenes qué colegio o qué instalaciones deportivas son, en que ciudad están.

Los más prudentes graban y fotografían solo cuando sus hijos salen solos o en compañía de amigos cuyos padres sabemos que están encantados. “En la función no saqué el móvil y disfrute viéndote, pero ponte ahora con tu amigo Héctor frente al árbol de Navidad que os hago una foto”. Eso sería lo correcto.

Los prudentes a secas graban y fotografían para su uso personal y privado, sin mandar nada a redes sociales. Como mucho lo mandarán a algún amigo o familiar por WhatsApp, que les hará ilusión verlo (o no, pero ese es ya otro tema). Es el mal menor.

Los menos prudentes los suben orgullosos a redes sociales, permitiendo que potencialmente cualquiera pueda verlo. Dando de paso todo tipo de información sobre dónde encontrar a esos niños en la vida real.

“Pero yo firmé un papel al inicio del curso permitiendo que se le tomaran fotos al niño”, protestan algunos que asumen erróneamente que todos los padres han dado ese mismo permiso y que ese permiso concedido al centro es extensible a todos los familiares de los niños que allí acuden.

Y, claro, ya hay padres protestando. No quieren exponer a sus hijos a eso y están en todo su derecho. Ya hay colegios, clubs deportivos y academias que, tal vez por haber recibidos esas quejas, tal vez por su propia iniciativa, prohíben que se tomen fotos.

No resulta una decisión simpática entre muchos adultos. Las discusiones proliferan en los grupos de padres de WhatsApp. Y los habrá que se pasen la prohibición por el forro de las carpetas y saquen la cámara del móvil igualmente a paseo. ¡Queremos recuerdos gráficos! Recuerdos que compartir más que conservar.

Está la opción de que el colegio, el club deportivo o la academia decidan hacer ellos las fotos y vídeos en formato digital y pasarnos todo luego. Pero claro, si nos lo mandan, estamos en las mismas. ¡A saber qué harán muchos padres con esos archivos! Poca diferencia hay entre que grabe el padre de Pablo o el profe de música.

Así que también hay otra opción creciente: el colegio, el club deportivo o la academia fotografían y graban y luego nos lo muestran a los padres en la siguiente reunión del trimestre. El que no venga, se lo pierde. El que pestañee también, porque de haber grabado nosotros saldría nuestro niño todo el rato, pero en esos vídeos y fotos no es el caso, y lo mismo Laura estaba todo el rato detrás de Marcos, ese niño tan alto.

Aunque hay que acatarlo, porque ese centro está intentando hacer bien las cosas, respetando los deseos (y derechos) de los padres que no quieren que se tomen y difundan imágenes de sus hijos. Que el mundo, además, es muy pequeño.

Un papelón, vamos. Un papelón sobre el que es preciso ir reflexionando y tomando conciencia. ¿No os parece?.

Escena de la función infantil de Navidad de ‘Love Actually’

¡Qué suerte ser así!

Tengo la suerte de conocer, también en persona y desde hace ya bastantes años, a la autora del blog SW-World, una madre expatriada que fue una de las primeras lectoras de mi blog. Yo también lo soy del suyo, cuya única pega es que no se actualice mas a menudo, aunque comprendo perfectamente que así sea.

Me ha dado permiso para traer aquí a hoy, a modo de firma invitada, su última publicación. Se llama ¡Qué suerte ser así!. Lo he acompañado del mismo vídeo que ella, uno que muestra a las claras cómo cambia la vida de un niño cuando estalla la guerra.

¡Qué suerte pensar que eres el heredero de una especie de tierra prometida!

Poder pensar que tienes lo que te mereces, que un hogar seguro no es un privilegio sino tu derecho por nacimiento…

… que los problemas del mundo no te tocan, no te rozan, porque tú, cómodo en tu poltrona, te mereces estar ahí.

Y son los demás, los otros, los que tienen que vivir con menos de un euro al día, o menos de dos, los que tienen el problema. Pero que te dejen en paz a tí, hombre, que tú no tienes la culpa de nada…

¡Qué suerte no ver los problemas del mundo hasta que no llaman a tu puerta!

Y cuando llaman enfadarte con los que no se resignan a morir en donde les toca, qué personas tan molestas.

Qué avaros, qué mezquinos, venir aquí con los problemas que tenemos, con la que está cayendo… Quieren las migajas de nuestro grande y jugoso trozo de pastel… Bueno vale, igual ya no es trozo de pastel, que en los últimos años tenemos solamente una magdalena. Pero, ¿qué se han creído, caray, venir huyendo de una guerra atroz en que lo han perdido todo y pretender que les pongamos de gratis un techo, algo de comida y una cobertura básica hasta que puedan levantar un poco cabeza? ¡Con lo que eso cuesta! Es mejor seguir como hasta ahora y gastarse ese dinero en mordidas y mamandurrias varias: cada palo que aguante con su vela.

¡Qué suerte pensar que son los otros los que tienen que hacer algo!

Porque tú lo tienes tan claro, que no es problema tuyo, que la injusticia social a nivel mundial no la has inventado tú (solamente vas montado en ella). Y eso ayuda a que te laves las manos, no puedes hacer nada al respecto…

image

Es más, es el que lo ve como un problema global el que “tiene que abrir sus puertas a esos millones y millones de refugiados” (o “mientras no tengas tú uno en casa, no puedes hablar”: dando merecida cuenta de tu ignorancia sobre el problema, ya que en España al menos no hacemos ni la mitad de lo que podríamos hacer y estas personas necesitan una infraestructura determinada y un apoyo profesional cuando viene…).

Lo mejor de todo es que después de estas conversaciones, la que se queda pensando como una gilip… si podría hacer más de lo que hago suelo ser yo, porque tú, tú tienes la suerte de tenerlo clarísimo: la ignorancia y la estupidez son alguna de las bases de una felicidad duradera.

¡Qué suerte que tu mayor preocupación sea que la prensa no emita imágenes que “alteren tu paz espiritual”!

Y que no cierres los ojos y veas en el rostro de ese niño tendido en la arena el rostro de los tuyos propios…

… sabiendo el tipo de situación desesperada que te llevaría a jugar su vida a la ruleta rusa y agradeciendo por dentro una y mil veces que de momento te salvas.

¡Qué suerte pensar que nunca, nunca, te va a tocar a ti!

image

Y sí, soy una “buenista” que he vuelto a quitar la palabra de la boca a “los míos” para dárselo a quien creo que lo necesita más en este momento. En Octubre os prometo que sale el post sobre conciliación que tengo preparado, pero hoy no me podía quedar callada… No, no creo tener la verdad absoluta, ni tengo la solución a todos los problemas. Pero al menos tengo la decencia de reconocer que esto es una olla a presión y que no podemos esperar a que pete y nos abrasemos para plantearnoslo…

Ya (casi) tenemos una versión de Youtube para niños que tiene buena pinta

youtubekids3Es noticia de ayer que Google ha lanzado una versión de Youtube para niños: Youtube Kids. Como podéis deducir se trata de un Youtube capadito para que nuestros niños no puedan acceder a contenidos poco apropiados para ellos. Dicen que también lo han hecho más intuitivo y sencillo de usar, algo que imagino que está bien para los niños más pequeños, porque a partir de cuatro o cinco años sé de primera mano que se manejan perfectamente.

Me parece buena idea, la verdad.
Cada vez más nuestros niños tienen su ocio digital en tabletas. Incluso tienen sus propias tabletas. Al menos en mi casa pasa. Julia utiliza más su viejo iPad que la tele, en él tiene juegos, Clan TV y aplicaciones educativas. Por cierto, que es la primera versión del iPad, sin cámara, sin poder actualizar ya sistema operativo ni instalar muchas nuevas apps, pero sigue siendo perfectamente válido y es más duro que los trescientos espartanos juntos; ya he perdido la cuenta de los trastazos que se ha llevado, incluyendo pisotones de Jaime y la caída de una taza en todo el centro de la pantalla.

Volviendo a la nueva versión de Youtube para niños, me encantaría poder contar aquí lo que me parece de primera mano, pero de momento sólo está disponible para Android y por lo visto no está en España, así que me quedo con las ganas. Pero lo que he visto tiene muy buena pinta, con una selección interesante. En el canal de televisión han seleccionado contenidos como Pocoyó, El tren Thomas, o los canales de DreamWorks o Barrio Sésamo, pero son los otros canales los que a priori me parecen más interesantes. No está nada mal tener un equipo de profesionales seleccionando los contenidos de youtube más interesantes. Espero que cuando llegue a España siga habiendo una mayoría de contenidos en inglés como los que estoy viendo.

Lo cierto es que lo que me extraña es que no existiera ya antes esta versión. El pasado mes de diciembre ya fue noticia que los niños mandaban mucho en los vídeos más vistos en Youtube, con Pocoyo, Cantajuego, Peppa Pig y ‘la que has liao pollito’ en el top ten. Tener segmentado al público infantil es una buena oportunidad de generar pasta para la empresa yanqui. De hecho otra de mis curiosidades por probarla es ver el cómo, qué y dónde de la publicidad que aparece.

youtubekids2

Os confieso que aún pareciéndome una buena idea, no sé si nosotros quitaríamos el youtube convencional del iPad de los niños. En casa disfrutamos de muchos vídeos que no creo que entren en el redil de Youtube Kids, como grabaciones caseras de pollitos, gatos o perros naciendo, locas versiones de Disney, programas en inglés de MasterChef Junior, trailers de películas viejas y nuevas, viejos dibujos animados, vídeos de lugares que vamos a visitar con ellos, las paradas de DisneyLand… En el caso de Jaime los vídeos estrella son los videoclips de música adulta e infantiles (Cantajuego, Pica Pica…) y las canciones de Glee.

Y no he olido aún el peligro del youtube adulto: lo más raro que he visto a Julia viendo en Youtube tras trastear entre las sugerencias (que suelen ser bastante apropiadas) son niños japoneses desempaquetando juguetes o Peppa Pig en italiano. También es cierto que aún no están escribiendo en la caja buscadora, que debe ser lo que realmente abre las puertas a cualquier cosa. En cualqueir caso me preocupa más el acceso de los niños a redes sociales que a Youtube, la verdad. Por suerte aún me quedan unos cuantos años para ello.

youtubekids4

youtubekids

Algunos de los mejores vídeos de homenaje y parodia de ‘Frozen’

frozenkidsQue Frozen, la última película de princesas de Disney, es todo un éxito no es ninguna novedad. Recaudación de récord, buenas críticas, Óscar a la canción Let it go, disfraces y muñecas de Elsa agotadas las primeras semanas e incontables niños y adultos que nos sabemos de memoria los diálogos.

En casa nos encanta, de hecho es una de las favoritas de Jaime, que por su autismo no es muy peliculero, en gran medida gracias a su música. Y Julia tiene clarísimo que la princesa de hielo con poderes mágicos y sin aparente interés romántico es la que más mola.

Hemos podido comprobar que tiene un tope de saturación bastante alto; resiste bastantes visionados

Una de las consecuencias de ese éxito son los vídeos de parodia u homenaje (ambas cosas a la vez incluso) en Youtube. Os dejo nuestros favoritos.

Vamos a acabar la semana, que ha tenido unos posts algo duros, con uno ligerito. ¡Buen fin de semana!


Lo que se puede hacer con dos hermanos pelirrojos, algunos conocimientos en la creación y edición de vídeo y mucho tiempo libre.


Padres que ya han pasado el punto de saturación, que saben que nunca podrán quitarse esa canción de la cabeza.


Lo mismo, pero con una madre.


Y princesas aspirantes a triunfar en Broadway que empiezan a pensar.


21 minielsas recopiladas por The Huffington Post, muy cute todo.


A esta edad ya no queda mono. Apetece darles una invitación para una fiesta de hermandad.


Versión africanizada con coro infantil (sí, muy raro) y niña intensa que no puedo evitar que me recuerde a Evanescence. Me da que esta niña podrá darle el relevo a Amy Lee cuando se jubile.

Versión soldado imperial.

Cantada en 25 idiomas.


Homenaje doble: ‘Frozen’ y ‘Orange is the new black’.

Dos vídeos con dos causas: los niños con cardiopatías genéticas y con autismo

He decidido poner colofón a la semana con dos vídeos que espero que os dejen buen sabor de boca y el poso de lo necesario que sigue siendo pasar por esta vida apoyando alguna causa que lo merezca, sea la que sea, sea como sea.

Me gusta la gente con causas. No podemos abandonar este mundo sin haber hecho otra cosa que mirarnos constantemente el ombligo.

El primero viene de la mano de Autismo Madrid, federación que aglutina a la mayoría de las asociaciones que trabajan con niños afectados de Autismo de la Comunidad de Madrid con el fin de coordinar sus tareas y esfuerzos en beneficio de estos niños y sus familias. Se propone ayudar a aquellas personas que se encargan de cuidar, atender, educar, tutelar e integrar en la sociedad a las personas con autismo.

En este vídeo la actriz Carolina Bang apoya a la Federación Autismo Madrid en los Premios Inocente 2014. Piden votos para optar a una ayuda de 10.000 euros. Para votar simplemente hay que entrar aquí y dar al ‘Me gusta’ de Facebook. Así de sencillo.

Tal vez os interese saber que se ha rodado en el cole de Jaime y que en algún momento aparece mi rubio.

corazonY vamos con el segundo. Tal vez recordéis una campaña de Menudos Corazones en la que se narraba El cuento del calcetín roto y que ya va por los tres millones de visitas. Os hablé en su día de esa campaña aquí mismo.

Pues han hecho una segunda parte del vídeo en el que participan Ana Fernández, Belén Rueda y al final un buen puñado de famosos.

Su propósito sigue siendo recaudar fondos para seguir construyendo habitaciones especiales para los niños que viven largas temporadas en hospitales y seguir incorporando casas de acogida cerca de los hospitales para sus familias. Aspiran vender 10.000 “calcetines virtuales“ en 75 días. Quieren ayudar a TODOS los niños con cardiopatías congénitas en España. El objetivo es ambicioso y merece difusión.

Por cierto, recomiendo a los responsables de la campaña editar el cuento del calcetín. Seguro que muchos lo compraríamos para leérselo a nuestros hijos antes de dormir.

Hasta Pocoyo y los bebés se rinden al Gangnam Style

No sé cuando se creó con exactitud, pero me lo pasó una amiga, madre reciente también, y me hizo tanta gracia que decidí que sería un buen post para encarar el fin de semana con una sonrisa.

Pocoyo es ídolo de niños de todo el mundo. Jaime y Julia conocen muchos de sus episodios y a todos sus personajes. Tenemos un disfraz, muñecos, cuentos y puzzles protagonizados por este niño de azul.

El bailecito con canción o la canción con bailecito (no sé si monta tanto uno u otro) de Gangnam Style es ignorado por Julia, pero a Jaime le encanta. Y sé de unos cuantos niños pequeños que son auténticos expertos haciendo el caballito.

Como muestra, un vídeo:

Hay incluso una versión hecha con bebés por ordenador:

Desde ‘La Macarena’ no se había visto otra igual…

¡Buen fin de semana!

¿Os acordáis de ‘Juego de niños’?

Descubrí ayer gracias a Calle20.es el estreno de un documental que puede ser bastante interesante. Os dejo lo que cuentan de él:

Tras debutar el pasado año con Stella, la distribuidora independiente Good Films vuelve a deleitarnos con otra exquisita propuesta cinematográfica. En la estela de Ser o tener de Nicolas Philibert, este documental francés dirigido por Jean-Pierre Pozzi y Pierre Barougier dejará a más de uno boquiabierto al escuchar las espontáneas y muy inteligentes reflexiones filosóficas de sus pequeños protagonistas exponiendo sus ideas sobre el amor, la libertad o la muerte.

Solo es el principio
es una película documental sobre clases de Filosofía para niños, captada con calidez y sensibilidad que promueve a la reflexión sobre nuestra capacidad ética, social y humana, y sobre la importancia de una buena educación desde la infancia. Los expresivos y vitales protagonistas se llaman Azouaou, Abderhamène, Louise, Shana, Kyria o Yanis. Tienen entre 3 y 4 años cuando, juntos, exponen libremente, con sus emociones y contradicciones.

A lo largo de un curso, sentados en un círculo alrededor de una vela encendida, con ayuda de su maestra Pascaline, aprenden a expresarse, a escucharse mutuamente y a conocerse mejor. Entre todos hacen filosofía, reflexionan sobre temas importantes, a menudo olvidados en nuestra sociedad. No hay estudiantes buenos ni malos: lo fundamental es pensar por sí mismos. Los niños hablan con sus propias palabras, llenas de espontaneidad, humor, lógica y poesía; cargadas en muchas ocasiones de un increíble y envidiable sentido tolerante y cívico.

Sinceramente, al ver el vídeo con el tráiler a mí me recuerda poderosamente a aquel genial programa conducido por un jovencísimo Sardá llamado Juego de niños en el que los peques daban sus versiones descacharrantes de lo que era el amor, dios, el trabajo o las multas. Tal vez lo recordéis. Ni era un documental, ni tenía clases de filosofía detrás, pero me da a mí que tienen más en común de lo que parece.

El último vídeo de moda en Internet: dos gemelos charlando en bebinés

Una ‘conversación’ entre bebés, todo un fenómeno en YouTube así se titula la noticia de 20minutos.es con la que me desayuno.

Tras Rebecca Black cantando a los días de la semana, parece ser que el último fenómeno de la Red es este vídeo en el que dos gemelos de año y medio “charlan”.

Fue subido por su madre, ahora sorprendida por los millones de reproducciones (más de diez millones entre los dos vídeos y va en constante aumento) que está teniendo.

A mí me ha gustado, y me ha parecido un buen post de viernes, así que aquí os lo dejo:

Explorando Youtube con año y medio

Es sorprendente la cantidad de contenido infantil que hay en youtube. Y ha sido mi hija la que ha descubierto estos vídeos que hoy os voy a mostrar.

Estábamos viendo I like elephants, una canción que nos encanta a las dos, en youtube y apareció una imagen de un pato entre los nuevos vídeos sugeridos.

“¡Pato! ¡Pato!” me pidió.

Lo puse y salió un nuevo vídeo que también nos gustó a las dos:

Ya un par de semanas antes habíamos descubierto otra canción que nos divierte mucho de la misma manera. “¡pótamo!”

El caso es que de nuevo le llamó la atención una nueva sugerencia:

“¡Bebé! ¡Bebé!”

Y así hemos conocido las canciones de flowgo.com protagonizadas por bebés danzantes. Hay infinidad de ellas.

Últimamente me los pide siempre que puede en el ordenador. Está fascinada viendo a los bebés cantar y bailar aunque no entienda ni jota.

No creo que tarde en pasar la novedad. No sé si por ahí os harán gracia a alguno. Desde luego en este caso le gustan más a ella que a mí.

Pero ahí os dejo con unos cuantos ejemplos.

En mi escuela hay niños con autismo

El colegio al que va mi hijo es un cole público, normal y extraordinario al mismo tiempo como tantos otros. alberga dentro un aula muy especial. Un aula TGD. Un aula para niños con transtornos generalizados del desarrollo.

Se llama la clase del árbol. En la puerta hay un árbol gigantesco hecho por los niños. Allí mi hijo y otros niños como él entran a ratos a trabajar con profesores de audición y lenguaje, con profesores terapeutas…

Pero casi todo el tiempo lo pasan en su aula de referencia con el resto de niños neurotípicos, solos o con apoyos en función de sus necesidades.

Mi hijo ha tenido mucha suerte. Es un niño dulce, con buen caracter. Se hace querer por grandes y pequeños. Todos sus compañeros le respetan, muchos le cuidan. Le incluyen en sus juegos. Unos cuantos le atienden solícitos y le hacen cosquillas cuando se las pide con signos o le traen agua si la pide de palabra.

Es conmovedor ver a niños de tres y cuatro años con tanta sensibilidad. Tan bien dispuestos a aceptar lo diferente.

Dicen que los niños son crueles. Mi experiencia de momento no es esa. Tal vez por el carácter de mi peque. Tal vez por que ha tenido suerte. Tal vez sencillamente porque los niños que le rodean son aún muy pequeños.

No sé en qué momento al crecer, se acaba torciendo esa manera de ver la vida tan sincera, tan como es en realidad, sin artificios, egoísmos infundado ni falsas expectativas. Así es más fácil ser féliz. ¿Por qué olvidarlo?

Os aseguro que se puede aprender mucho de ellos.